Fallece laboratorista por problemas respiratorios y ordenan su entierro en la madrugada

El hombre trabajaba en un hospital de Managua y fue sepultado en el cementerio de Rivas. Sus familiares creen que la causa de muerte está vinculada al Covid-19

Covid-19

Los entierros nocturnos se han vuelto comunes en Nicaragua por la pandemia del Covid-19. La imagen muestra ingreso de uno de estos entierros al cementerio General de Managua. LAPRENSA/R.FONSECA

Un laboratorista de un hospital de Managua, que falleció la tarde del domingo a causa de problemas respiratorios, fue sepultado la madrugada de este lunes en el cementerio del municipio de Belén, del departamento de Rivas, según declaraciones que brindaron familiares.

“Él falleció en la casa que alquilaba en Managua, a las 3:00 pm, y personal del hospital donde él trabajaba, llegó inmediatamente a retirar el cadáver y lo entregaron a las 10:00 pm, en un ataúd sellado y ordenaron que su funeral se hiciera de manera inmediata. A esa hora el carro fúnebre se dirigió desde la morgue del hospital, hasta el cementerio de Belén, donde habitaba su esposa”, comentó un hermano de la víctima.

Fachada de cementerio de Belén, Rivas, donde fue enterrado el laboratorista.
LAPRENSA/ Lesber Quintero.

Lea También: Talleres de carpintería en Managua triplican fabricación de ataúdes ante posible mortandad por Covid

Acta de defunción registra como neumonía como causa de muerte

Dijo que aunque en el acta de defunción se menciona que su hermano, de 43 años, falleció por neumonía. Ellos (familiares) consideran que la causa de muerte está vinculada con el Covid-19.

“Él era bioanalista clínico, tomaba muestras de sangre en el laboratorio del hospital, y hace dos semanas presentó síntomas similares a los del coronavirus, y le dijo a su jefa inmediata que se sentía un poco agripado, con dolor de cabeza, y que le diera algún subsidio porque no se sentía bien, pero la repuesta que le dieron es que no se preocupara, que era una gripe sencilla”, reveló otra hermana del laboratorista.

Lea Además: Muere piloto de La Costeña por Covid-19 y un hijo transmite por Facebook el doloroso momento del entierro exprés

Pidió que le hicieran la prueba y se la negaron

Agregó que aun enfermo, su hermano continuó trabajando. El 13 de mayo, cuando se percataron que su estado de salud había empeorado, decidieron enviarlo de vacaciones, pero sin realizarle la prueba del Covid-19. “Él pedía que le hicieran la prueba y no quisieron. Solo le hicieron una placa para observar sus pulmones y eso es lo que a nosotros nos duele por que donde él dio la vida por los demás pacientes, no le quisieron hacer el test”, declaró una hermana.

A la vez afirmó que su hermano era originario de la Isla de Ometepe y que trabajó cinco años en el hospital que se negó a realizar la prueba del Covid-19. Dejó en la orfandad a tres hijos menores de edad, incluyendo a un niño de cuatro años.

Una de sus hijas publicó en redes sociales   que su papá murió solo en Managua y en total aislamiento para no contagiar a nadie.»Él murió solo por el amor que le tenía a su familia y les pido que oren por él, porque luchó por sacarnos adelante, fue una gran persona», cita la publicación.

Le puede Interesar: ¿Por qué el número de muertos e infectados por Covid-19 se sabrá después de Ortega? Esta es la ruta para llegar a la verdad

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: