La OMS se investigará a sí misma

La resolución fue auspiciada por la Unión Europea y se originó en denuncias de Estados Unidos (EE.UU.) y otros países, de que por favorecer a China la OMS pudo haber hecho un manejo incorrecto del enfrentamiento a la pandemia.

Estados Unidos, Nicaragua, protestas, crisis en EE.UU.

La pandemia del Covid-19, originada en China comunista a fines del año pasado, ha sacudido también a la cúpula de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la cual son miembros todos los países del planeta y su función es velar por la seguridad sanitaria global.

En su asamblea general anual, que se realizó esta vez de manera virtual desde su sede en Ginebra, Suiza, la OMS aprobó el martes 19 de mayo una resolución para llevar a cabo “una evaluación imparcial, independiente y completa” de la respuesta global que le ha dado a la pandemia del Covid-19. Pero al parecer será ella misma la que se investigue.

La resolución fue auspiciada por la Unión Europea y se originó en denuncias de Estados Unidos (EE.UU.) y otros países, de que por favorecer a China la OMS pudo haber hecho un manejo incorrecto del enfrentamiento a la pandemia. El Gobierno de China tuvo que sumarse al consenso mediante el cual se aprobó el mandato de investigación, pero sin dejar claro si respaldará su aplicación.

Antes de que se aprobara la mencionada resolución de la OMS, el presidente de los EE.UU. dio a conocer una carta fuertemente crítica al director general de la Organización, el biólogo y político etíope Tedros Adhanon, al que acusa de proteger por motivos ideológicos los intereses de China. “Su partidismo político ha sido mortífero”, le incrimina el presidente Trump al jefe superior de la OMS.

EE.UU. ha advertido que podría suspender su aporte anual de unos 500 millones de dólares para el financiamiento de la OMS, que es mucho mayor que el de China. El presidente Trump ha dicho incluso que podría retirarse de la Organización, en caso de que no se hagan “mejoras sustanciales” a su funcionamiento.

La raíz del problema está probablemente en que Adhanon es o ha sido militante de un partido etíope de extrema izquierda, afín ideológicamente a China y enemigo de los EE.UU. Fue ministro de Salud y de Relaciones Exteriores de la dictadura comunista de Etiopía y lo primero que hizo al asumir el cargo en la OMS, fue nombrar como su “embajador de buena voluntad” para la salud en el mundo, al exdictador de Zimbabue Robert Mugabe, fallecido en septiembre del año pasado, quien durante 37 años dominó su país a base de una feroz represión y fue acusado de cometer delitos de lesa humanidad contra su pueblo.

Adhanon fue elegido director general de la OMS porque la gran mayoría de los gobiernos de los países miembros son dictaduras o regímenes autoritarios. Por esa misma razón el ya fallecido ex alto funcionario de las dictaduras sandinista y orteguista de Nicaragua, Miguel D’Escoto Brockmann, fue elegido presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) para el período de 2008 a 2009.

Y por eso ocurren en la ONU otros hechos absurdos, como el de que en 2019 la criminal dictadura chavista de Venezuela le ganara a la democrática Costa Rica, con 105 votos de 193, la elección para un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: