Ortega pierde a su representante legal ante el BCIE, BID y BM tras sanciones de EE.UU. ¿Qué va a pasar con Iván Acosta?

Hace un año exactamente, Iván Acosta amenazó con sanciones a los bancos comerciales si se sumaban al paro nacional convocado para ese mes. Doce meses después, Estados Unidos le decreta "muerte financiera", golpeando el corazón del gabinete económico del régimen de Daniel Ortega

La imposición de sanciones por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos al ministro de Hacienda, Iván Acosta “fue un golpe a la yugular”, lo que pone en una situación complicada las finanzas públicas del régimen de Daniel Ortega, advierte los analistas, si el dictador decide no remover de su cargo a Acosta.

Ortega se quedó sin su principal rector de las finanzas del Estado, el que representa legalmente a Nicaragua en las contrataciones de préstamos internacionales, así como otras atribuciones relacionadas con la administración financiera del país.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) sancionó este viernes  al ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Adolfo Acosta Montalván, junto al jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, “por apoyar al corrupto régimen de Ortega”.

En el caso particular de Acosta, el Gobierno de Estados Unidos fue enfático en señalar que el funcionario  «ha seguido organizando un importante apoyo financiero para el régimen de Ortega», pero sobre todo recordó que este amenazó «personalmente a los bancos para que no participaran en una huelga organizada por los líderes de la oposición en marzo de 2019, cuyo objetivo era impulsar la liberación de los presos políticos».

Fue el 22 mayo del 2019, hace exactamente un año,  cuando Acosta se presentó ante un medio oficial para amenazar a la banca en caso de que se sumara a un paro de 24 horas que la oposición y el sector privado estaba llamando para presionar a Ortega. «Cualquier llamado o cualquier decisión empresarial de esos grupos van a tener sus sanciones necesariamente porque están regulados por la ley», le advirtió Acosta a los banqueros.

“Es la primera sanción que afecta al gabinete económico del gobierno, que incluso ha tenido reconocimiento en cuanto ha mantenido una política monetaria responsable, pero que ahora es señalado en la persona de Iván Acosta que ha sido sancionado por estar involucrado en la protección de los actos de corrupción del gobierno y tiene un efecto muy negativo para la construcción futura de las gestiones financieras internacionales”, advierte el analista político y exdiplomático José Pallais Arana.

Pallais señala que lo más preocupante es que Acosta es el delegado del régimen ante los organismos financieros internacionales.

Las sanciones de Estados Unidos implican «muerte financiera», porque las personas quedan excluidas del sistema financiero mundial, que está fuertemente vinculado con el sistema financiero estadounidense, que castiga a las entidades que negocien o tengan relación ya sea de manera directa o indirecta con alguna persona en la lista de la OFAC.

Lea además: Estados Unidos sanciona al jefe del Ejército de Nicaragua y al ministro de Hacienda

“Iván Acosta es el representante ante el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el mismo Banco Interamericano de Desarrollo, y al haber sido objeto de estas sanciones el no podrá viajar hacia los Estados Unidos, ya no podrá asistir a las reuniones que sostenía con estas instituciones, lo cual restringiría la participación de Nicaragua” dijo Pallais.

Pero a las vez indica que estas instituciones no podrán suscribir acuerdos con el país si está Acosta, “entonces quedarían limitados los futuros acuerdos, convenios, facilidades crediticias, préstamos; quedaría muy golpeadas la capacidad de obtención de recursos de régimen, mucho más de lo que ya estaba”.

Iván Acosta es el representante legal de Nicaragua ante los organismos internacionales financieros.

¿Qué opción le queda al gobierno sandinista?

Pallais señala que con estas sanciones tendrán que sustituir a Acosta y pasaría a engrosar la lista de sancionados que ahora son asesores del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Lea también:Sanciones de Estados Unidos estremecen a la Policía Orteguista. ¿Qué pasará con las multas y la planilla de la institución?

“Aquí tendrán que sustituirlo,  probablemente podamos verlo en los próximos días como asesor y el nombramiento de un nuevo ministro para poder solucionar esta discapacidad del señor Acosta para representar al país”, dijo Pallais.

Róger Arteaga, expresidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) coincide que Acosta será sustituido y señala que está sanción “fue un golpe en la yugular”, sobre todo porque el ministro de Hacienda era un representante económico, con muchas responsabilidades.

“Esta sanción pertenece a la orden presidencial 13851 de Estados Unidos, esta orden indica que Iván fue sancionado porque se convirtió en cómplice, entonces tendrá que ser sustituido, o poner a alguien administrativo que firme en nombre del Ministerio, como lo hicieron con la Policía, cuando sancionaron a Francisco Díaz”, explicó Arteaga.

No obstante, Acosta no podría asistir a ningún evento financiero internacional en Estados Unidos, el corazón financiero del mundo.

A juicio del economista y sociólogo, Óscar René Vargas, está sanción ha sido un mensaje claro para el régimen de Ortega. “Cada día tiene menos margen de maniobra el régimen desde el punto de vista económico, esta sanción fue como golpear el alfil para jaquear al rey o a la reina, el objetivo es forzarlo a negociar, ¿qué pasa si Ortega se resiste a entrar en un proceso de negociación? Se dificulta la posibilidad que el gobierno pueda conseguir financiamiento internacional”, señala Vargas.

Puede interesarle: ¿Qué pasa con las instituciones que dirigen los funcionarios sancionados por Estados Unidos?

Las sanciones a Acosta llegan en momentos en que el régimen de Daniel Ortega está teniendo dificultades para acceder a financiamiento de organismos internacionales, que tienen fondos para atender a los países pobres en su lucha contra la pandemia. En esa búsqueda de recursos, Acosta como titular de Hacienda, que es el que con su firma da valor legal a los préstamos que contrata el Estado, es fundamental.

El sociólogo indica que además con estas sanciones le mandan un mensaje negativo a quienes quieran invertir en el país, “están ahuyentando a cualquier persona que quería invertir en Nicaragua, eso termina de manear al régimen”.

Por su parte la diputada liberal, Azucena Castillo manifestó que esta sanción deja en una situación complica al régimen, que hasta el momento no ha mostrado voluntad de cambiar.

“Iván Acosta es muy inteligente, pero por la misma autoridad sectaria que se tiene en gabinete del gobierno hoy está siendo sancionado, porque igual se le imputa  que  ha cooperado para que el régimen tenga un sistema financiero, que no es sistema de un país democrático, transparente”, dijo Castillo.

Comentó que Acosta como ministro debió de encarar al gobierno de Ortega y señalar cuáles cosas no se estaban haciendo bien.

Vienen más sanciones

Arteaga indica que tras estas sanciones, se podría esperar más adelante sanciones de choque, es decir sanciones grupales, tal y como sucedió en la Policía, que primero sancionaron a Díaz y luego a la institución.

“He escuchado que pueden venir sanciones de choque, sancionar a todo el ministerio porque las sanciones graduales sienten que no ha tenido el mismo impacto como al comienzo, entonces se ha pensado en las sanciones de choque, no se extrañe que más adelante se sancione a la institución”, sostuvo Arteaga.

Según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, tras las sanciones a estas personas «todos los bienes e intereses en los bienes de estas personas que estén en los Estados Unidos o en posesión o bajo el control de personas de EE. UU. quedan bloqueados y deben reportarse a la OFAC».

«Además, toda entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, al 50 por ciento o más de dichos individuos también queda bloqueada. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por parte de personas de los Estados Unidos o dentro de (o en tránsito por) los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas», agrega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: