El ambicioso proyecto del equipo de futbol de Managua que inspira su nombre, lema y colores en club colombiano

El nuevo club de la Liga Primera planea ser competitivo y pelear por títulos solo con jugadores nacionales para proyectarlos a nivel internacional

El CD Junior pretende destacarse con jugadores nacionales. LAPRENSA/ CORTESÍA/ CD JUNIOR

Nació con visión definida y objetivos claros a mediano y largo plazo. Desde 2016, el CD Junior preparó su llega a la Liga Primera, la máxima categoría del futbol nicaragüense. En el 2020 hará su debut con la intención de ser protagonista desde el primer torneo. El Tiburón, como también se puede llamar porque está inspirado en el Junior de Barranquilla, Colombia, llega para establecerse y competir poco a poco con los clubes ya establecidos.

Puede interesarte: Futbolista nicaragüense y su equipo en El Salvador recolectan víveres para ayudar a las familias con necesidades en ese país

El ambicioso proyecto del nuevo club de Managua es disputar el trono de la capital, la Liga Primera, y destacar internacionalmente para proyectar a los jugadores nacionales, algo que parece complicado pero el presidente del Junior, Ricardo Trillos, confía en poder lograrlo. “Queremos ser diferentes a los demás equipos y que el día de mañana nos queda de lección a todos que hay mucha potencial en el jugador nicaragüense, hay muchos que por una u otra razón no les dan chance o juveniles que se pierden en el proceso, pero son juveniles con enorme calidad. Si el proceso nos cuenta entonces iremos añadiendo algún extranjero”.

¿Qué proyecto deportivo persiguen?
Nosotros desde la Segunda veníamos tratando de ser una diferencia, en lo que respecta o otros equipos que no tienen una estructura, estamos tratando de hacer algo similar al Real Estelí o Ferretti. Queremos establecer una base, una cantera con tres divisiones diferentes, tenemos planeando tener una Sub-15 y Sub-13 y un equipo femenino. Hay empresas que se van a sumar, pero por las circunstancias actuales pueden que tarde un poco el proceso. Lo principal es establecer ese proyecto y no solo quedarnos en Primera, no vamos a ser del montón, subir un año y descender el siguiente.

Además lea: El ascendido a Liga Primera sueña viajar a Colombia para enfrentar al club que inspira su nombre, lema y colores

Entonces llegan para quedarse y pelear el trono…
Hay tres objetivos puntuales, pelear los primeros puestos, ser campeón y hacer una historia propia. Competir en la Liga Concacaf para que nuestros jugadores sean vistos a nivel regional, y en otros continentes puedan trascender como Carlos Chavarría o Juan Barrera. El tercer objetivo es hacer un tipo de alianza sólida y legal con el Junior de Barranquilla, Colombia, donde nació mi papá (Eliécer), tener ese acercamiento más ahora que estamos en Primera División, darle un toque diferente. Tener intercambio de jugadores, mandar para formarlos. Hemos tenido un acercamiento y comunicaciones, pero solo son correos, no hay nada definido ni definitivo. Estamos en eso.

¿Cuál es el objetivo en el primer torneo?
Lo que queremos es competir, darnos a conocer, no queremos ser campeón, si se da bienvenido sea, pero sí ser un buen competidor manteniéndonos entre los primeros cinco lugares.

¿Por qué jugar solo con jugadores nacionales?
Queremos demostrar a nosotros mismos, y otros jugadores en los equipos que el nicaragüense tiene mucho potencial. Muchas veces dependemos que un extranjero venga a darnos un nivel de futbol que nosotros tenemos. Queremos asegurar que ese proceso con jugadores nacionales sea corto, si no vamos a buscar como reforzarlo con algún extranjero para que tome su tiempo. Si demuestra que está para competir y hay resultados lo vamos a hacer permanente, queremos exportar jugadores, no que vengan. La idea es proyectar al nacional.

No lo hacen para ahorrarse gastos…
No, tiene que ver con una idea y visión de club. Desde 2016 solo hemos tenido dos colombianos: en Tercera División, Luis Ardey y en el Apertura 2018 de Segunda, Oscar Palomino, quien es muy amigo de nosotros porque lo conocimos en la UNAN. No tiene que ver con lo económico. Incluso queremos tratar de negociar un nivel de salario del nacional que valga la pena, preferimos darle la oportunidad al nica de que esté bien.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: