Dennis Martínez: «Los dirigentes son los responsables de lo que le pasó a Carlos Aranda»

El mejor jugador en la historia en Grandes Ligas asegura que es una locura y suicidio volver a jugar el Pomares el 5 de junio

Dennis Martínez tiene 66 años. LAPRENSA/CORTESÍA

No fue el mejor cumpleaños para el más destacado jugador en la historia de Nicaragua en las Grandes Ligas. Dennis Martínez cumplió el 14 de mayo 66 años, pero más allá de sonrisas y celebraciones, la pandemia del Covid-19 lo ha tenido muy preocupado. Por un lado lo que se vive en Miami, pero mayor aún el drama de las familias en Nicaragua. Y más cuando falleció la primera persona ligada al deporte: Carlos Aranda. «Eso se pudo evitar», fue la primera reacción de astro nicaragüense. El Presidente habla sobre los responsables de la situación y todavía no termina de entender cómo juegan los altos mandos con la vida de las personas en Nicaragua.

¿Su primera reacción al conocer la muerte de Carlos Aranda?

Pensé: eso se pudo evitar. Es una lástima llegar hasta ese punto. Se veía venir y no pretendo ser vidente, pero se trató de prevenir en el momento. Me acuerdo que quise dar a entender la necesidad de resguardar la vida. Todo evento donde hubiera acumulación de personas estaba con riesgo de la pandemia. Le envío un mensaje de fortaleza a la familia de Aranda.

Te puede interesar: Especialista en salud pública: «El Pomares debería suspenderse por tres meses»

Si se pudo haber evitado ¿quiénes considera que son los responsables?

Los responsables son los dirigentes que mantienen que todo está normal cuando ellos no están en el terreno con los demás. Ahora los pobres, los humildes se sienten cohibidos y a veces no tienen otra elección que seguir acatando ordenes por necesidad. Les ordenan que deben seguir. Ellos (dirigentes) tenían la potestad de parar esto desde un principio y así evitar lo que pasó.

El papá de Carlos Aranda señaló a LA PRENSA que su hijo fue amenazado con despido y dos años de sanción si no se presentaba ¿Cómo catalogaría eso?

Eso es no tener empatía. Prácticamente lo dejaron en un callejón sin salida. La familia de Aranda no debe quedarse con los brazos cruzados. Deberían de consultar a personas que conocen sobre leyes y así actuar porque es una persona que murió y no me imagino el sufrimiento que deben estar pasando ahora.

Recientemente la Comisión del Beisbol anunció la suspensión por 15 días del campeonato y expertos médicos señalan que al menos debería detenerse tres meses ¿Qué explicación usted le encuentra a esta situación?

No entiendo cual es el objetivo, capricho o el ego que existe, no creo que sean ciegos o estén sordos. Cómo es posible que expongan a la gente en algo que no es necesario y la vida está en juego. Me gustó la actuación de los tres jugadores de Jinotega. La fuerza de la unión nadie la detiene. Me imagino que fue una decisión difícil para muchos jóvenes pedir la baja por las presiones que han sido sometidos. Un abrazo y mi respaldo para ellos. Los que piensan volver están locos, es un suicidio.

Norman Cardoze y su hijo dejaron el hospital y se recuperan en su casa ¿Tiene algún mensaje para ellos?

Me gustó que no se quedara callado. Leí sus declaraciones y eso es bueno porque así la gente al rededor toma medidas y ayuda a que se sepa la verdad de la situación. Primero le diría a las personas que escuchen el testimonio de Norman de lo que vio y lo duro que es eso. Norman fue un jugador de momentos claves, bateador oportuno. Espero de todo corazón que salgan totalmente de esta batalla que están dando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: