LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Covid-19

Por el portón 2 del hospital Alemán Nicaragüense se brinda información sobre el estado de salud de los pacientes sospechosos y confirmados de Covid-19. Es uno de los centros donde más personas ingresadas hay. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

«Método Catracho» bien puede aplicarse en Nicaragua para bajar letalidad por Covid-19, afirman los investigadores

El método que está siendo utilizado en Honduras apuesta por brindar atención temprana a los contagiados para evitar que lleguen a una fase donde requieran hospitalización 

Honduras y Nicaragua comparten frontera, pero también la similitud de un servicio de salud deficiente, aspectos demográficos, situación económica y que son los países más grandes de Centroamérica; pero es por la primera razón que médicos hondureños encargados de desarrollar el denominado Método Catracho para disminuir la letalidad del Covid-19, que creen conveniente la aplicación de este en territorio nicaragüense.

Los médicos Oscar Díaz y Elsa Palou, quienes desarrollan el «Método Catracho» atendieron a LA PRENSA vía telefónica, y explicaron que la esencia del método -el cual ha disminuido la letalidad en su país- es brindarle una atención temprana a las personas contagiadas con Covid-19, evitando que llegue a la fase dos o inflamatoria y pulmonar, y requieran del ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

«¿Por qué es importante eso? Porque los pacientes se deterioran rápidamente y si se deterioran rápidamente necesitan una capacidad hospitalaria importante, costos mayores de atención y eleva la posibilidad que se mueran. Es lo que estamos tratando de evitar, además que el sistema de salud de Honduras es bastante precario», dice Díaz, quien es jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Instituto Hondureño del Seguro Social en San Pedro Sula, una de las zonas más afectadas.

Hasta este 28 de mayo, la Secretaría de Salud de Honduras reporta 4,640 casos confirmados de coronavirus y 194 fallecidos, mientras que el Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua oficializa 759 casos y 35 muertes. Sin embargo, a juicio de Palou, quien fue ministra de Salud en su país, lo más probable es que el comportamiento del virus sea igual en ambas naciones. «Yo creo que sí, me parece que puede ser aplicado en Nicaragua, son países que se parecen mucho».

Covid-19
Muchos nicaragüenses que tienen síntomas de Covid-19 no asisten a los hospitales públicos por el temor a no salir con vida. LAPRENSA/OSCAR NAVARRETE

¿En qué consiste el tratamiento en la fase uno?

La atención temprana que mantiene Honduras y que le ha dado resultados positivos al reducir su letalidad a 4.18 por ciento consiste, según Palou, en que una persona que dio positivo a la prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, por sus siglas en inglés) y sus síntomas son leves, «se plantea dar tratamiento temprano en la casa ¿por qué? porque de esa manera disminuimos carga viral y al hacerlo en etapas muy tempranas de la evolución, en la fase uno, se evitan complicaciones y al lograrlo se disminuyen las hospitalizaciones y las muertes».

Este tratamiento consiste en tomar ivermectina con zinc, azitromicina y solución de ácido hipocloroso, hipoclorito de sodio en concentraciones muy bajas. «Eso se puede dar en la casa del paciente, disminuimos la carga viral y por tanto bajamos la inflamación y se disminuyen los problemas de coagulabilidad aumentada», dice Palou.

Pero si con esto no es suficiente, ya ingresada la persona en el hospital desde el primer día se le suministra colchicina, hidroxicloroquina, se hace uso de esteroides, anticoagulantes y si es necesaria la ventilación mecánica y que el paciente esté boca abajo. No se debe esperar a que desmejore el estado de salud del paciente para hacerlo.

Con respecto a la hidroxicloroquina, suspendida de las pruebas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras un estudio publicado por la prestigiosa revista médica The Lancet, Palou asegura que no hay problema porque ese estudio se realizó con pacientes que recibieron este tratamiento de forma tardía. «Hay otros estudios hechos en otros países, con más de mil pacientes donde se utilizó hidroxicloroquina antes de que el paciente tenga que ser hospitalizado, en la etapa uno, y ahí los resultados han sido muy buenos y la toxicidad cardíaca es poca».

«El consejo a las personas es que esta es una enfermedad que nos puede dar a cualquiera, es transmisible, cualquier persona se puede enfermar, desde el más rico hasta el más pobre. Pero si se trata oportunamente y uno lleva un monitoreo adecuado del enfermo y no se automedica y los colegas médicos lo pueden atender oportunamente, se le puede salvar su vida», zanja Díaz antes de despedirse.

El método «Catracho» surge tras la investigación de los primeros fallecidos en Honduras, coincidiendo, según Díaz, con la autopsia de los italianos víctimas de la enfermedad, donde se detectaron marcadores de inflamación y formación de coágulos. Díaz dio una conferencia sobre el tema y luego fue contactado por el médico hondureño Miguel Sierra-Hoffman, quien ya estaba desarrollando el método en Texas, Estados Unidos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: