Seis meses y diez millones

Esta semana cumple seis meses de haber anunciado la Organización Mundial de la Salud que un nuevo virus —el Covid-19— había estallado en la China. Sin embargo, la OMS no declaró al coronavirus una emergencia internacional de salud pública hasta el 20 de enero y una pandemia hasta el 11 de marzo. Estas demoras perjudicaron fuertemente su imagen.

En esta semana también se alcanzaron otros hitos en cuanto a la peste. Globalmente, el número de casos del Covid-19 superó los diez millones y el de muertos medio millón. Los cinco países más afectados por la pandemia en términos relativos se encuentran en Europa Occidental. Son Bélgica con 85 muertos por 100,000 habitantes, el Reino Unido con 66, España con 61, Italia con 57 y Suecia con 52. El pobre desempeño de Suecia, que contrasta con el de los otros países nórdicos, se debe a su estrategia de “inmunidad del rebaño” que ha sido fuertemente cuestionada nacional e internacionalmente.

El país con el más alto número de casos y muertos es Estados Unidos. La Unión Americana superará los 2.5 millones de casos y 130,000 de muertos en estos días. Ambas cifras andan por el 25 por ciento del total global, y es elevada ya que EE.UU. solo tiene el 4 por ciento de la población del planeta, es un país altamente desarrollado y tiene los gastos de salud per cápita más elevados del mundo. Es interesante, también, que la pandemia está repuntando en Norteamérica con cerca de 40,000 casos nuevos en los últimos días. Los epicentros del virus son estados sureños como la Florida, Texas y Arizona a pesar de que es pleno verano, golpeando así la hipótesis de que el calor es inhóspito para la peste.

En Latinoamérica, Brasil es el país con el más alto número de casos y muertos: aproximadamente 1.3 millones y 60,000 respectivamente. Ambos colocan al gigante suramericano en segundo lugar mundialmente. El número de muertos por cien mil en Brasil es 27, ligeramente por debajo de los 29 que tienen Chile y Perú, los más afectados de Latinoamérica. Pero la pandemia está creciendo más rápidamente en Brasil, y los desplazara en un futuro próximo.

Las consecuencias económicas y sociales de la pandemia han sido devastadoras. Hace unos días el Fondo Monetario revisó hacia abajo su estimación de la contracción de la economía global para 2020 y declaró incierta la recuperación en 2021. La nueva cifra para este año es -4.9%. Además, reiteró que los más perjudicados por el Covid-19 serán los pobres en los países del Primer Mundo, y los países menos desarrollados. Según el Fondo, Nicaragua y Venezuela serán los más golpeados del subcontinente. Esto no debe de sorprender a nadie.

El autor fue un director del Banco Mundial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: