Sandinistas y vendedores asistieron a la plaza pese a que el régimen hizo una "celebración privada". LA PRENSA/A.MOGOLLÓN

Sandinistas y vendedores asistieron a la plaza pese a que el régimen hizo una «celebración privada». LA PRENSA/A.MOGOLLÓN

Rosario Murillo convirtió el 19 de Julio en un acto privado al que no estaba invitado cualquier sandinista

Muchos vendedores, muchas personas sin mascarillas y hasta un intento de ingresar al acto privado de Ortega por parte de los pocos sandinistas que llegaron a la plaza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: