Periodismo libre sigue bajo acoso

El Observatorio de Agresiones a la Prensa Independiente ha informado que entre el 1 de marzo y el 15 de julio del 2020, se cometieron en Nicaragua 351 delitos contra la libertad de prensa, casi todos por la dictadura de Daniel Ortega.

El Observatorio, que es un programa de la asociación Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), denuncia que se cometen en el país 7 tipos de delitos contra la libertad de prensa, entre ellos asedio a periodistas, campañas de desprestigio, censura, estigmatización e intimidación, ataques y robos a medios de comunicación independientes.

Por su parte, el Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua que está integrado por propietarios y directores de medios de comunicación, la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), PEN Nicaragua, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y la antes mencionada PCIN, así como editores, columnistas, camarógrafos, caricaturistas, corresponsales internacionales y blogueros, expresó esta misma semana en una declaración:

“Rechazamos estas arbitrarias y flagrantes violaciones a los derechos humanos, así como las amenazas a nuestra integridad física, a pesar de que muchos periodistas contamos con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como es el caso de Radio Darío, lo que muestra que el gobierno de Daniel Ortega continúa violando las libertades fundamentales en nuestro país”.

El Foro detalla las agresiones más recientes que han sufrido periodistas y medios de comunicación, incluyendo la continuación del acoso policial a Radio Darío de la ciudad de León y la incautación de dos vehículos de sus empleados, y el sabotaje a las antenas de Radio Corporación instaladas en Tipitapa, ocurrido el domingo 12 de julio.

Es de amplio conocimiento nacional e internacional, que desde que Daniel Ortega recuperó el poder en enero de 2007 y comenzó a restaurar la dictadura, empezaron también las restricciones a la libertad de información y los ataques a medios de comunicación y periodistas independientes. Esta situación se agravó al extremo a partir de la brutal represión que desató el régimen para aplastar la rebelión democrática de abril de 2018.

Nicaragua está registrada ahora entre los países del mundo donde hay menos libertad de prensa y más se ataca a los medios de comunicación y periodistas independientes. Todos los organismos internacionales defensores de los derechos humanos y la libertad de expresión y de información, han demandado y siguen exigiendo que cesen las agresiones contra el periodismo independiente; que se devuelvan a Confidencial y 100% Noticias sus instalaciones y que se indemnice a los medios que han sido destruidos, saqueados y robados.

Pero Daniel Ortega y Rosario Murillo son sordos a estos justos reclamos nacionales y de la comunidad internacional.

Ellos están empecinados en hacer peor su dictadura. Sin embargo, como se dice en un habitual mensaje motivador de Radio Corporación, nosotros no tenemos más arma que la palabra y con ella seguiremos defendiendo la sagrada e irrenunciable libertad de prensa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: