PLC. Partido Liberal Constitucionalista, María Haydée Osuna, Miguel Rosales, Asamblea Nacional, litis, CS

Los miembros del PLC que apoyan a Miguel Rosales, critican a María Haydée Osuna por su cercanía con el presidente de la Asamblea, Gustavo Porras. LA PRENSA/

Directiva orteguista del parlamento terminaría decidiendo pleito en la bancada del PLC

La diputada María Haydée Osuna presentará una carta en la Primer Secretaría del Legislativo para que obliguen a los 14 diputados del PLC a informar si piensan dividirse, para formar una "bancadita"

En la medición de fuerzas por el control del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el grupo de la diputada María Haydée Osuna podría sacarle ventaja a los arnoldistas, debido a que Osuna contaría con el apoyo de la junta directiva de la Asamblea Nacional, controlada por la dictadura, para forzar a los diputados liberales a reconocerla como la presidenta legítima del partido rojo.

Osuna estaría presentado este viernes 11 de septiembre una carta en la Primer Secretaría del Parlamento Nacional, a cargo de la orteguista Loria Raquel Dixon, en la que solicitará que los 14 diputados del PLC ratifiquen si se mantienen unidos o si hay intensiones de un grupo de separarse para conformar otra «bancadita», informaron fuentes de ese partido y del Poder Legislativo.

LA PRENSA no logró comunicarse con Osuna para preguntarle por estas versiones. Sin embargo, varios de los directivos partidarios destituidos por el arnodismo confirmaron a este diario que el siguiente paso que darán es que la directiva parlamentaria intervenga en la pugna de los legisladores liberales.

Lea Además: María Haydée Osuna pone contra la pared a diputados del PLC. Que decidan a cuál presidente ellos reconocen

Osuna anunció a principios de la semana que pediría al jefe de la bancada, Maximino Rodríguez, una ratificación de cada diputado del PLC como parte de la agrupación ante la Asamblea Nacional, lo que técnicamente significa que hay interés en la división de la bancada, debido a los problemas entre ellos por la litis por el control del partido político.

Esto le serviría a la diputada Osuna para proceder en contra del legislador que quiera salirse de la bancada, promoviendo su destitución; pero también para que le reconozcan su legitimidad como representante del partido rojo.

Osuna reclama ser la presidenta legal del PLC porque tiene la certificación como tal por parte del Consejo Supremo Electoral (CSE). El cargo se los disputa el también diputado Miguel Rosales quien fue designado presidente por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido, el que es controlado por el caudillo Arnoldo Alemán y su esposa, la también legisladora, María Fernanda Flores.

Ante la junta directiva y el Poder Legislativo, la presidenta nacional del Partido Liberal Constitucionalista acreditada es la diputada Osuna, quien además ocupa la tercera vicepresidencia, por lo que no habría problemas para que tramiten su solicitud de forzar a que los 14 diputados liberales informen si piensan dividirse.  La directiva es controlada por los orteguistas.

Lea también: Cómo el cambio de presidencia en el Cosep afectará la participación del sector privado en la Alianza Cívica

Rodríguez: Es una decisión colegiada 

El diputado Rodríguez aseguró a LA PRENSA que aún no recibe la solicitud de Osuna.  Sin embargo, refirió el legislador que la ratificación de una única bancada del PLC solo la pueden tramitar las autoridades del partido, en una decisión «colegiada», y no por interés de una persona.

«La Ley Orgánica del Poder Legislativo establece que la organización de la bancada no la ve el presidente del partido, sino que es función del jefe de la bancada.  El presidente coordina las reuniones y los temas del partido, pero la decisión al final es colegiada entre la directiva nacional del partido, no lo toma el presidente», afirmó Rodríguez.

La litis por el control de ese partido político se originó porque el CEN decidió que debido a la pandemia del Covid-19, no realizarían las elecciones partidarias para elegir a las directivas departamentales, municipales, regionales y nacionales, como lo mandó la convención del año pasado. El CEN procedió a una reestructuración que en la práctica fue quitar a los directivos que se oponían al grupo de Alemán y Flores, y en cambio los arnoldistas designaron a sus fieles.

Puede Interesarle: María Haydée Osuna: Cuando Miguel Rosales traiga la certificación del CSE reconociéndolo como presidente, le entrego el PLC 

Aunque la convención nacional del 2019 ordenó recortarles el período a todas las autoridades para reemplazarlas en las elecciones internas, los arnoldistas solo quitaron a los que les estorbaban y ellos se reeligieron en los cargos.  Pero Osuna no reconoció ese procedimiento y junto a otros inconformes presentaron impugnaciones contra lo actuado por el CEN ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), quedando así la suerte del PLC en manos del régimen orteguista, que es el que controla  a los magistrados electorales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: