Recordando a héroes olvidados

En estos días celebramos las dos independencias de Nicaragua, la oficial de España el 15 de septiembre de 1821 y la primera victoria sobre William Walker en San Jacinto, el 14 de septiembre de 1856, que constituye el principio de nuestra verdadera emancipación como República.

Esta segunda independencia culmina con la expulsión de suelo patrio de Walker y su falange el 1 de mayo de 1857 y para lograrla Nicaragua tuvo que unificarse y los ejércitos centroamericanos tuvieron que asistir a los patriotas nicaragüenses en el noble empeño de expulsar a los invasores, en lo que se llamó “La Guerra Nacional”, 1856-1857.

El 13 de octubre de 1855 Walker se toma Granada sin resistencia y por sorpresa, luego de haber navegado de noche desde el puerto de La Virgen en un vapor de la Compañía Accesoria de Tránsito, y poco después saca las uñas con el fusilamiento de Mateo Mayorga Cuadra, ministro del gobierno de José María Estrada y más tarde, el 8 de noviembre del mismo año fusilaría al propio ministro de Guerra, el general Ponciano Corral, en la Plaza de Granada.

Tomada Granada, el general Ponciano Corral firma un acuerdo de paz con Walker, del que más tarde se arrepentiría, pero el general Fernando Chamorro Alfaro del bando Legitimista no está de acuerdo con los términos y al irse el presidente José María Estrada al exilio a Honduras, Chamorro organizó un ejército para luchar contra Walker compuesto por 400 hombres, 100 de ellos armados con fusiles de chispa y unos 300 indios con arcos y flechas y ofreció su lealtad al presidente Estrada, permaneciendo en las montañas de Matagalpa en rebelión activa contra el filibustero.

Se trata del primer grito de guerra contra el filibusterismo. Para organizar lo que se llamó el Ejército del Septentrión, Chamorro vendió todas sus pertenencias. Cuando el general Tomás Martínez viaja de Matagalpa a León a negociar la paz entre Legitimistas y Democráticos que culmina el 12 de septiembre con la firma del Pacto Providencial, deja al mando del Ejército del Septentrión al general Fernando Chamorro, quien despacha al entonces coronel José Dolores Estrada Vado al teatro de guerra, donde se produce la emblemática Batalla de San Jacinto.

El general Fernando Chamorro participó en las principales batallas hasta la derrota de Walker, estuvo en Granada y Rivas, y se opuso a que Walker se rindiera ante el capitán Charles Henry Davis, de la corbeta norteamericana St. Mary’s, sin exigir de él una garantía de que nunca regresaría.

Mi padre, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, héroe nacional, atesoraba la Proclama Patriótica de su bisabuelo, Pedro Joaquín Chamorro Alfaro, hermano de Fernando, quien desde Masaya, antes San Fernando donde era alcalde, lanzó el primer grito de guerra contra Walker el 19 de octubre de 1855 mientras Walker tenía en Granada de rehenes a sus familiares y amigos, incluyendo a su hermano Dionisio (Nicho) y recién había fusilado en la plaza de Granada Mateo Mayorga, demostrando lo que estaba dispuesto a hacer.

La proclama apelaba a la intervención de los ejércitos centroamericanos que hasta entonces permanecían impasibles y en su parte medular dice: “si para lograr tan noble objeto, fuese necesario derramar la sangre de mi familia y amigos que allí existen sangre adorada para mí, en buena hora, si ella sirve para regar el árbol de la independencia.

Marchad pues que el triunfo será vuestro; mas si la suerte nos fuese adversa bajemos a la tumba sin llevar un remordimiento. Dejemos la ignominia a los traidores, a esos hijos ingratos, a los egoístas, y a los Estados vecinos por su criminal indiferencia. Ellos pensarán como yo, y conocerán su error cuando sean esclavos; y entonces, ¿de qué les servirá?”.

El temprano grito de guerra de Pedro Joaquín Chamorro Alfaro y su hermano Fernando tuvieron eco en los estados centroamericanos, comenzando por Costa Rica, que pronto el 1 de marzo de 1856 su presidente Juan Rafael Mora declaraba la guerra contra Walker.

El autor es periodista, exministro y exdiputado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: