LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

covid-19, minsa

LA PRENSA/Roberto Fonseca

¿Por qué en Nicaragua no se ha dado el rebrote que los médicos habían advertido?

En el país se percibe una relativa pero engañosa calma, sin señales de un aumento de casos. ¿Cuál es la explicación de lo que pasa en el país?

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

A inicios de agosto los médicos independientes advirtieron de un posible rebrote de Covid-19 en Nicaragua que podría darse a finales del mismo mes o inicios de septiembre, se mencionó incluso la posibilidad de que tuviera mayor alcance y duración que el primero registrado en mayo. Sin embargo, hasta la fecha en el país se percibe una relativa pero engañosa calma, sin señales de un aumento de casos, pese a que una parte de la población ha relajado en su totalidad las medidas de prevención. ¿Qué pasa entonces aquí?

Especialistas aseguran que si bien hasta ahora se desconocen muchos detalles sobre el comportamiento epidemiológico del virus, este «retraso» es el resultado del aprendizaje que la población ha adquirido para enfrentar la pandemia, pero advierten que el riesgo está latente y que en cualquier momento podría haber un repunte en los casos.

El epidemiólogo Álvaro Ramírez explicó a LA PRENSA que es «imposible» precisar cuándo puede ser el despegue del rebrote, pero aseguró que actualmente el virus se está presentando de forma asintomática o leve y ejemplificó la situación actual con la ocurrida previo al primer brote de contagios —que desató entierros exprés en el país—, cuando el régimen de Ortega celebraba (en marzo) que el virus no había entrado a Nicaragua. «El mismo fenómeno puede estarse dando. Estamos en ese periodo de actividad epidemiológica silenciosa».

«La gente y los mismos médicos ya están detectando tempranamente (el virus) —aunque no lo hacen con la prueba de PCR porque no hay acceso a ellas en Nicaragua—  pero este es un fenómeno que se está presentando en varias partes del mundo, la aparición de muchos casos positivos que son leves, la mortalidad que no está alta ahorita, ni hay demanda hospitalaria, pero el bandazo de casos severos podría darse en cualquier momento, por eso hay que estar ahí pendiente», advirtió Ramírez.

Lea también: Un rebrote de Covid-19 en Nicaragua sería de mayor alcance y duración, advierten epidemiólogos

Precisamente la falsa normalidad se puede alimentar con los reportes oficiales del Ministerio de Salud (Minsa) que semanalmente reduce las cifras de muertes y contagios. Hasta el 15 de septiembre la institución sanitaria acumuló 143 nuevos casos y solo tres decesos en los últimos siete días. Mientras el Observatorio Ciudadano, que mantiene cifras alejadas a las del Minsa, también ha reportado una reducción en sus informes semanales. El organismo independiente acumula 10,205 contagios y 2,707 muertes por esta causa.

Ante la calma, es mejor protegerse 

El doctor Carlos Hernández, especialista en Salud Pública, refirió que «no hay una respuesta precisa» del porqué no se ha reportado el rebrote que se previó, pero coincide con Ramírez que se debe a que la población ya está mejor preparada, a diferencia del primer repunte, donde ni los doctores tenían conocimiento de cómo tratar la enfermedad y el nivel de protección que se debía tener.

«Pero, ¿qué puede estar sucediendo? Primero, el virus está circulando en personas jóvenes, los de tercera edad se han venido cuidando más, por otro lado el uso de mascarillas, según las investigaciones de CID-Gallup, oscila entre el 60 o 70  por ciento de la población, eso permite que retrase el pico, pero no lo va a anular. Hay gente que se está protegiendo, que se está manteniendo como nosotros decimos ‘húyele al molote’. La gente ha agarrado disciplina y se nota el aprendizaje en la población, y esa puede ser una de las razones, aunque no creo que sea la única que explique este prolongado periodo de calma», señaló el doctor Hernández.

Lea además: Ministerio de Salud reporta tres muertes y 143 nuevos casos de Covid-19 en la última semana

Al respecto, el doctor Ramírez apunta que a ocho meses de la aparición del Covid-19 en el mundo,  «hay una cantidad de incertidumbre alrededor del coronavirus, como la certeza de qué factores hacen que se desencadenen casos severos y qué factores hacen que de pronto los casos empiecen a bajar», cuestionó el especialista.

«El llamado es a la prevención, no bajar la guardia ni creer que esto ya se terminó. Esto solo es el primer año de una pandemia que no se conoce bien cómo se comporta a nivel mundial. El riesgo sigue presente, sobre todo para la gente que tiene enfermedades con morbilidades como hipertensión, diabetes, problemas cardíacos e incluso mujeres embarazadas, no hay que creer que esto está resuelto, el problema es que el Gobierno sigue enviando mensajes divididos que no promueven la protección de la población, entonces la gente sigue eso», alertó Álvaro Ramírez.

Alemán Nicaragüense
Hospital Alemán Nicaragüense, portón 2 del centro hospitalario. LAPRENSA/J.FLORES

Por su parte el epidemiólogo Rafael Amador alertó que la imprudencia de la población, de no practicar el distanciamiento físico, el uso adecuado de mascarillas y participar de eventos públicos podrían ser «elementos peligrosos» que aceleren el rebrote de Covid-19 que había mostrado un comportamiento estable las últimas semanas. El especialista  señaló que desde ya en el país se están reportando algunos casos en hospitales privados, lo que evidencia la presencia de la enfermedad en el país.

«Sí, nos tiene con dudas qué otras variables que no conocemos están jugando, qué permite que no se esté presentando en la forma como habíamos pensado inicialmente por la experiencia del primer brote. La otra cosa que tenemos que tomar en cuenta es que la gente conoce mejor la enfermedad que el inicio, mucha gente se está quedando en sus casas y no está yendo a los servicios de salud y los médicos están manejando mejor los casos», afirmó el epidemiólogo.

¿Habrá o no un rebrote?

Si bien los especialistas reconocieron una disminución en los casos, incluso en los hospitales se percibe una «estabilidad», no descartan que un rebrote ocurra.

«Lo que dicen las predicciones más confiables, que son las del colegio imperial de Londres y la del Centro de Métrica y Evaluación de Salud de la universidad de Washington, es que se prevé que a finales de septiembre se iniciaría el incremento de casos y que el ascenso de casos va a tomar velocidad en octubre. Sus predicciones es que el pico de casos de brote —que lo señalan más grande que el primero—, va a estar a finales de noviembre y diciembre (…) Nosotros seguimos insistiendo en que habrá un rebrote, sí, pero qué le decimos a la gente, que se mantenga en calma cumpliendo las medidas y estar alertas para que cuando empiece la seña de que están aumentando los casos reforzar la protección, quedarse en casa, desmovilizarse, no hay otra alternativa», señaña el doctor Carlos Hernández.

También puede interesarle: Funides alerta: rebrote de Covid-19 en Nicaragua dejaría más de 15 mil nuevos infectados

Por su parte Ramírez hizo su proyección de acuerdo con la experiencia vivida en Nicaragua a seis meses de registrarse el primer caso positivo en el país. «¿Cuándo se esperaría el repunte de casos severos? Yo estoy pensando que más o menos —como se comportan las enfermedades en Nicaragua—, que para principios de octubre quizá».

Amador también hizo énfasis en cómo se comportó el virus previo a la primera ola.  «Nosotros habíamos calculado que se iban a comenzar a ver bastantes casos a finales de abril o comienzos de mayo, pero en realidad sucedió en la tercera semana de mayo y después todo junio que estuvo fuerte, entonces como que hay un desfase de cuatro semanas dentro de lo que uno piensa, entonces si miramos esa situación del primer brote con este desfase de cuatro semanas, estaríamos hablando de que en la cuarta semana de septiembre puede haber una situación mayor de casos», explicó.

«El virus está circulando, que la gente no se engañe, esto no se está acabando, simplemente estamos pasando un momento de latencia epidemiológica, pero de que el brote viene, viene. De que en octubre van a aumentar de eso estoy seguro, de octubre no pasa el incremento de casos», advirtieron los médicos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: