LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Álvarez puntualizando que para los cristianos no hay otro camino para aquella persona que hizo daño que el de “restituir y resarcir" el daño cometido. LA PRENSA/ARCHIVO

Monseñor Rolando Álvarez llama a los nicaragüenses a evitar el odio, el miedo y la desesperanza

"El corazón del nicaragüense debe ser sanado. Debe iniciar un proceso de perdón interior, un camino sin duda arduo, duro, pero debe iniciarse y perseverar en ello", dijo el obispo de Matagalpa.

A puerta cerrada y sin feligresía el obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, ofició la Eucaristía dominical, en la catedral San Pedro Apóstol.

La homilía de monseñor Álvarez apeló a evitar “el odio, el miedo y la desesperanza”. Así mismo, señaló que en Nicaragua para muchos la forma de hacer justicia es “eliminar, al contrario, destruir al que piensa diferentes, censurar, silenciar el discurso diferente del mío”.

Lea También: Cardenal Leopoldo Brenes llama a superar envidias entre los gremios políticos y sociales 

El obispo rescató un mensaje que la Iglesia Católica lleva repitiendo desde tiempos de Juan Pablo II, en el que advierte que “el odio autodestruye a un pueblo, a una sociedad, a una persona”, de igual manera expresó que el miedo paraliza a las personas mientras que la desesperanza, que es una “sepultura en vida”. El jerarca católico hizo un fuere llamado a los nicaragüenses para no ceder ante estas tentaciones.

“No existe, hermanos, otra forma de salir de este enjambre. El corazón del nicaragüense debe ser sanado, debe iniciar un proceso de perdón interior, un camino sin duda arduo, duro, pero debe iniciarse y perseverar en ello. El corazón del nicaragüense no debe escuchar los cantos de sirena que le echan más leña al fuego, cantos de destrucción”, expresó monseñor Álvarez en su homilía de este domingo y que el medio de comunicación Mosaico de la ciudad de Matagalpa, recogió en su sitio web.

Puede Interesarle: Entrevista con monseñor Rolando Álvarez sobre la actualidad de Nicaragua 

Álvarez finalizó puntualizando que para los cristianos que hizo un daño no hay otro camino que el de “restituir y resarcir a quien haya ofendido, de aquellos de quienes hayan abusado”, y enfatizó en que no importa el costo de la restitución “se debe estar dispuesto a hacerlo”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: