LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica, firma el documento de la propuesta de reformas electorales del Grupo Promotor de Reformas Electorales (GPRE), junto a Yader Loza. LAPRENSA/ CORTESÍA

Organizaciones de la Coalición Nacional firman propuesta de reforma electoral del GPRE

Solo el partido regional Yatama falta por rubricar, debido a que su representante no ha llegado a Managua desde la Costa Caribe

Seis de las siete organizaciones integrantes de la Coalición Nacional (CN) firmaron el documento de la propuesta de reforma electoral del Grupo Promotor de Reformas Electorales (GPRE). El último en rubricar la tarde de este lunes fue el partido regional Yatama, debido a que su representante no ha llegado a Managua desde la Costa Caribe.

Lea también: Nicaragua lleva 15 años luchando por una reforma electoral. Estas han sido las iniciativas que se han propuesto

La mayoría de las organizaciones firmaron entre el viernes y el sábado pasado: entre estas la Alianza Cívica, Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Partido Restauración Democrática (PRD), movimiento Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) y el Movimiento Campesino. Este lunes firmó el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y a Yatama. También firmaron el sector juvenil de la UNAB y el sector juvenil del Movimiento Campesino como grupos independientes.

 

La firma de todas las organizaciones que conforman la CN significa que hay consenso alrededor de esta propuesta de reforma. La CN es un proyecto de unidad de los sectores opositores, para enfrentar al régimen dictatorial de Daniel Ortega. Las reformas electorales es el tema en el que más han encontrado consenso los opositores.

CxL sigue fuera del consenso

Este proceso de consenso de las reformas electorales inicialmente también era respaldo por el partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL), pero en junio pasado anunciaron su separación de la mesa multisectorial en la que se discutía la propuesta.

Rodolfo Quintana, secretario nacional de CxL, reafirmó este lunes la posición tomada por su partido el pasado 2 de junio, de retirarse del proceso de reformas impulsado por el GPRE y dijo que actualmente “no tienen conocimiento de qué cosas nuevas se han acordado”, mucho menos sobre la firma de algún documento. “No ha variado nuestra posición”, dijo Quintana vía telefónica.

La presidenta de CxL, Kitty Monterrey, advirtió el pasado 4 de septiembre el riesgo que existe de que se desvíe el objetivo inicial de construir un consenso alrededor de una propuesta de reforma a la Ley Electoral, debido a “pretensiones de otros” que quieren usar ese proceso a su conveniencia, en clara alusión a organizaciones miembros de la CN con las que difiere CxL. De esa manera Monterrey dejo claro que no pretende integrarse nuevamente a esa iniciativa.

Luis Fley, presidente de FDN, manifestó que la propuesta firmada será enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA), «para que sirvan como una exigencia al gobierno de la dictadura de Daniel Ortega».

Los miembros del GPRE presentarán oficialmente este martes 22 de septiembre el avance del consenso alrededor de este documento en un acto oficial. Esta propuesta ha sido discutida y analizada durante un año, desde que fue presentada el 20 de septiembre de 2019.

La no reelección, primer punto clave

La propuesta establece la no reelección para los cargos de presidente y vicepresidente; nombramiento de nuevos magistrados electorales; restablecer las candidaturas por suscripción popular o candidatos independientes para elección a nivel regional y municipal; eliminar de la Constitución Política de Nicaragua la aplicación de la norma jurídica del transfuguismo.

También la prohibición para la candidatura del cónyuge del presidente en el ejercicio del cargo; restablecer el umbral electoral 50 por ciento más uno y la segunda vuelta si no se alcanza el umbral electoral; derogar el requisito del cuatro por ciento para que los partidos políticos puedan mantener la personalidad jurídica; eliminación de diputaciones sin voto popular.

En Nicaragua las elecciones no tienen credibilidad porque el sistema electoral es controlado por los partidarios del régimen de Daniel Ortega, que han cometido fraudes electorales desde 2008 para mantenerlo en el poder.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: