LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El obispo Rolando Álvarez durante la misa de este 4 de octubre. LA PRENSA/Tomada de la Diócesis de Matagalpa

Monseñor Rolando Álvarez: «En Nicaragua la clase dirigencial debe evitar caer en la codicia y avaricia»

El jerarca católico exhortó a los nicaragüenses a no caer en los males endémicos y afirmó que ningún sector puede «pretender tener la representación de todos los nicaragüenses»

Durante la homilía de este domingo, 4 de octubre, monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa volvió a tocarle la mesa a los sectores políticos, sociales, jurídicos y económicos de Nicaragua. El jerarca esta vez exhortó a toda la dirigencia a que eviten caer en la codicia, avaricia y ambiciones, males endémicos como los catalogó el religioso.

«En Nicaragua la clase dirigencial, como se le suele llamar, debe también evitar caer en la codicia y avaricia, no solo en el afán desmedido de tener, sino también de evitar apropiarse de la construcción de un nuevo país, donde en realidad todos los nicaragüenses tenemos el derecho y deber a participar de alguna manera, aportando lo mejor de cada uno, desde su puesto de estudio y trabajo, lo hemos dicho y lo volvemos a decir, ningún sector de la vida nacional puede tomarse o arrogarse el derecho de poder construir unilateralmente una nueva Nicaragua», indicó el obispo quien presidió la misa con feligreses en la catedral San Pedro Apóstol con la que da inicio a la reapertura de todos los templos de esa jurisdicción: capillas y parroquias.

Le puede interesar: Monseñor Rolando Álvarez: «No se puede construir un nuevo país sobre la base de la mentira, ¡es un imposible!»

El obispo insistió en que no pueden «pretender tener la representación de todos los nicaragüenses», debido a que deben implicar procesos incluyentes. «Se debe escuchar al otro, el respeto al pueblo como el soberano de las decisiones sea una auténtica realidad, donde se escuche el clamor y gemido de los pobres, de los desempleados, de los que no han tenido las oportunidades básicas para desarrollar sus talentos y capacidades, renunciando a intereses personales, particulares, de grupo o más grave respondiendo a dictámenes internos o ajenos a nuestra idiosincrasia», apuntó el obispo matagalpino.

Asimismo urgió la «unidad» en el país para que se pueda caminar en el proceso de la construcción de la Nicaragua que todos anhelan heredar a las próximas generaciones. Además remarcó la encíclica social del Papa Francisco «fratelli tutti», que significa «hermanos todos», con la que hizo ver a los nicaragüenses que esas personas que padecen de los males endémicos no podrán trabajar por la nueva sociedad, debido a que ellos van a querer apropiarse de los demás, dominar las relaciones interpersonales y pretender que todos piensen y actúen como ellos desean.

Las declaraciones del obispo sobre la construcción de una nueva Nicaragua se dan justamente cuando la oposición nicaragüense trabaja en la solidificación y unidad de sus organizaciones, a través de encuentros de planificación en diferentes departamentos y territorios, que ha desatado una cacería por parte de la dictadura orteguista a través la Policía y grupos parapoliciales, que se han convertido en su órgano represor oficial.

LA PRENSA/Tomada de la Diócesis de Matagalpa

El Covid-19 no se ha ido

Al finalizar la misa, el obispo brindó una conferencia de prensa a los medios de comunicación, donde expuso que a pesar de la reapertura de los templos ellos han estado en consultas con grupos de médicos independientes sobre la curva de contagio y por ello han establecido un protocolo estricto de medidas para que los feligreses puedan participar de las misas.

«Esa curva ha bajado de julio a septiembre, sin embargo nos alertan de que en cualquier momento pueda darse un rebrote, sea en noviembre y diciembre, por esa razón debemos de mantener estrictas medidas de protección (…) el virus no se ha ido, el virus está con nosotros, solo que estamos aprendiendo a convivir con él», aseguró el jerarca al ser consultado.

Lea además: Monseñor Rolando Álvarez: «Que ningún sector se apropie de la construcción del país»

Álvarez también lamentó el actuar del gobierno de Daniel Ortega que continúa promoviendo actividades y aglomeraciones masivas en todos los municipios y departamentos debido a que es «un caldo muy seguro para la propagación del virus».

Llama al Legislativo a no «causar mayor fractura social»

En cuanto al combo de leyes como la Cadena Perpetua, La Ley de Agentes Extranjeros y la Ley del Ciberdelito que pretende aprobar la Asamblea Nacional, dominada por diputados orteguistas, como parte de su represión y que ha sido rechazada por los nicaragüenses y la comunidad internacional.

«En cuanto a la Ley de Agentes Extranjeros, debo decir que el pueblo es el soberano donde emana el poder político, por eso pienso que los responsables de hacer las leyes tienen que escuchar con humildad al pueblo y conocer de cerca sus necesidades, Nicaragua está viviendo un momento muy complejo y delicado por lo que nos estamos jugando el futuro del país, por eso pienso que a la hora de presentar propuesta de leyes los actores políticos tienen que tomar en cuenta en que no deberían causar mayor fractura social de la que existe y legislar pensado en el bien común, en el bien de los más desfavorecidos, vulnerables y apegados a la Constitución Política», manifestó el obispo e hizo el llamado a los legisladores del país.

Cáritas Diocesanas

Monseñor Álvarez señaló que si bien es cierto la Iglesia católica con Cáritas Diocesanas, organización social, recibe apoyo de diversas organizaciones eclesiales extranjeras y con la Ley de Agentes Extranjeros podría verse afectada. A través de ese tipo de donaciones, las 28 parroquias de la Diócesis, que entraron en una cuarentena voluntaria desde el 22 de marzo pasado, han entregado paquetes con productos básicos a personas en condiciones de pobreza alta.

«A través de la historia, la Iglesia ha ejercido una labor humanitaria y evangélica, promoviendo la cooperación y la promoción humana y social hacia los más pobres y, en ese sentido, nosotros efectivamente recibimos donaciones, no sólo de personas nicaragüenses, sino también de organismos eclesiales de otros países, de tal forma pues, que toda la ayuda que la iglesia recibe, particularmente a través de las Cáritas, va siempre encomendada para promover humanamente a la persona», sostuvo el jerarca. 

Finalmente el obispo aseveró que en los últimos meses a través de Cáritas han aproximadamente 12,000 paquetes básicos, aportes que seguirán dando «si no tenemos dificultades para que las ayudas de estos organismos continúen viniendo».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: