LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Denuncian asesinato de tres opositores en la CPDH. Familiares señalan al Ejército de ser los autores del crimen. LAPRENSA/CARLOS LARIOS

Familiares de asesinados en Punta Gorda dicen que eran opositores a la dictadura

El vocero del Ejército, coronel Álvaro Rivas, negó la participación de la institución en el hecho diciendo: "No tenemos presencia en ese sector".

Familiares de Esleyter Gabriel Gaitán Pérez, de 21 años, uno de los tres asesinados en la comunidad El Coco, en Punta Gorda, Bluefields responsabilizan al Ejército y a la dictadura Ortega-Murillo por su muerte.

En horas del medio día del pasado jueves primero de octubre, el cuerpo de Gaitán Pérez fue encontrado sin vida y con varios impactos de bala junto al de José Ramón González Oporta, de 52 años de edad y de otra persona solo conocido como Arsenio por vecinos del lugar.

«Quiero justicia por la muerte de mi hijo, que se esclarezca cómo fueron los hechos y que paguen los que hicieron esto. Yo responsabilizo al Ejército, a la (Rosario) Chayo Murillo y a Daniel Ortega porque sin la orden de ellos, ellos (los soldados) no se mueven. Señalo al Ejército porque andaban vestidos de militares, andaban unos de civiles y otros de militares, andaban con pasamontañas», dijo Ana María Gaitán Pérez, mamá de Esleyter.

Lea también: Familiares de presos políticos realizan piquete exprés

El vocero del Ejército, coronel Álvaro Rivas, negó la participación de la institución en el hecho diciendo: «No tenemos presencia en ese sector».

Ana María Gaitán Pérez, mamá de Esleyter Gaitán, uno de los asesinados en Punta Gorda. LAPRENSA/CARLOS LARIOS

Versión de PO

La Policía Orteguista, el pasado viernes 2 de octubre informó a los medios oficialistas que pobladores del lugar les avisaron del hecho y que a la 1:00 de la tarde habían escuchado disparos. Cuando llegaron al lugar se encontraron con los tres cadáveres.

La PO calificó a los asesinados como delincuentes. A González Oporta, lo señalan de tener el alias “Pelo de mula” y ser el cabecilla de una agrupación delincuencial con antecedentes delictivos de homicidio, robo con intimidación, tráfico de droga y abigeato.

Te puede interesar: Campesinos se pronuncian sobre “combo macabro” de leyes que intenta aprobar el régimen

«Estos delincuentes se dedicaban a cometer asesinatos a productores y campesinos, robos con intimidación, extorsiones y tráfico de droga, en comunidades de la Región Autónoma Costa Caribe Sur, Punta Gorda, Pijibay, El Coco, Diriangén, Boca Tapada y reserva Indio Maíz», aseguró la Policía en su comunicación con los medios de propaganda del régimen.

Era opositor

Esleyter era originario del municipio de Monimbó, Masaya. Según su mamá era de oficio zapatero y participó activamente en las protestas que se originaron en abril del 2018 contra la dictadura.

«Él anduvo en las protestas, anduvo en los tranques de Monimbó, se movilizaba de uno a otro y anduvo luchando por la causa. Él dijo que lo andaban persiguiendo los militares, el Ejército lo andaba siguiendo», afirmó Gaitán.

Cuando la dictadura ejecutó el «Plan Limpieza» en julio del 2018, Esleyter tuvo que exiliarse en Costa Rica, pero regresó por falta de trabajo. Según Gaitán, su hijo estaba refugiándose en el sector de Punta Gorda y a la vez buscaba trabajo para poder ayudarla.

Agregó que los otras dos personas asesinadas eran amigos de su hijo y también eran opositores a la dictadura. Detalló que pertenecían a la agrupación Frente Sur Rafaela Herrera, una supuesta agrupación de nicaragüenses que se han rearmado con el fin de combatir a la dictadura.

Además lea: General Avilés destaca labor del Ejército ante la pandemia en Conferencia de Ejércitos Americanos

Piden exhumación

Gaitán denunció que el Ejército no les permitió llevarse el cuerpo de su hijo para poder darle cristiana sepultura y que por el contrario decidieron enterrarlo en una fosa común, por lo que ahora está exigiendo que exhumen el cuerpo.

La afectada interpuso la denuncia en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Pablo Cuevas, abogado de este organismo, dijo que solicitarán la versión al Ejército sobre este hecho.

«Tuvimos información de pobladores que se comunicaron con nosotros, vía telefónica, que el jueves a eso de la una de la tarde vieron movimiento militar, a media hora de una comunidad denominada Los Cocos, que se oyeron unos disparos y que después de varias horas algunos campesinos fueron a la zona y encontraron los tres cuerpos», aseveró Cuevas.

La PO dijo que en el lugar del hecho encontraron un fusil AK, una escopeta, un revólver con números de serie borrados, casquillos y un saco conteniendo 21 libras de marihuana.

«Como resultado de las investigaciones, se determinó que los delincuentes en estado de ebriedad discutieron entre ellos por desacuerdo en transacciones de droga, dinero y abigeato.  Posteriormente se agredieron con armas de fuego», señaló la Policía. Aún se desconoce el nombre de la tercera víctima.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: