LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Exportaciones de arneses cayeron 31.6 % en el primer semestre del año, debido a la pandemia

En los primeros seis meses de 2020, las empresas que producen arneses en Nicaragua exportaron 10,950 toneladas métricas de ese producto.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El apagón de la actividad económica que provocó el nuevo coronavirus en la industria automotriz en México y Estados Unidos causó una brutal caída en las exportaciones de arneses o conductores eléctricos para automóviles, tanto en volumen como en valor, revela un informe del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

Hasta la primera mitad del año las exportaciones de arneses cayeron un 31.6 por ciento en volumen, en comparación con igual período de 2019, indica el informe en poder de LA PRENSA. No obstante, si se compara con el 2018 la caída es del 36.1 por ciento.

En los primeros seis meses de 2020, las empresas que producen arneses exportaron 10,950 toneladas métricas de ese producto, mientras que el año pasado para la misma fecha habían logrado colocar en el mercado 16,021 toneladas.

Las empresas maquiladoras de arneses bajo el sistema preferencial de zona franca en el país percibieron el año pasado 530 millones de dólares, mientras que al cierre de este año se prevé alcanzar entre 300 y 350 millones de dólares, debido a la crisis que generó el coronavirus.

De hecho, los datos del Mific indican que entre enero y junio de este año el país ha captado gracias a la exportación de arneses 149.6 millones de dólares, 108.3 millones de dólares menos con respecto al 2019, cuando se percibió 257.9 millones de dólares.

Lea además: Arneses, los que más crecen

Marcos Pierson, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), manifestó que la contracción del sector es el reflejo del impacto que tuvo la pandemia a nivel mundial.

“La demanda de autos ha caído muchísimo en todas las marcas, entonces es lógico ver que eso nos impacte en el sector de arneses, que venía creciendo fuertemente antes de la crisis sociopolítica y la pandemia”, dijo Pierson.

Impacto en las familias

Otro aspecto importante es que la contracción en las exportaciones de arneses impacta en la mano de obra local que emplean para su fabricación.

Las empresas de origen asiático Yazaki instalada en León y Chinandega y la alemana Dräexlmaier, en Nindirí, Masaya, que empleaban a unas 16 mil personas, suspendieron temporalmente operaciones y luego volvieron a reabrir y poco a poco han ido reincorporando al personal.

“Lo que yo manejo es que en el caso de la empresa que está en León ya se superaron los 10,500 empleos y que para finales de año debería de sumarse otra cantidad importante de empleo. Hay expectativas positivas de generación de empleo para el año próximo”, comentó José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Lea también:Nicaragua producirá forros para arneses

Recientemente la Comisión Nacional de Zonas Francas informó que al iniciar el segundo semestre del año, las empresas han entrado en una fase de superar los niveles de producción, requiriendo aumentar su mano de obra.

Por su parte Pedro Ortega, dirigente sindical de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar, manifestó que las operaciones a «medio gas» de la industria automotriz en los Estados Unidos y México no van a permitir que este año haya una recuperación en el sector.

“Hasta el momento se ha logrado que todos los empleados sean reincorporados a sus puestos de trabajo, ese es el único logro este año, porque realmente la pandemia afectó fuertemente el sector”, dijo Ortega.

El dirigente del sector considera que este año no hay perspectivas de crecimiento y que será hasta el segundo semestre del próximo año cuando se vea una mejora, aunque el panorama sigue siendo incierto.

Puede interesarle:Cifras de EE.UU. revelan hundimiento de uno de los principales salvavidas económicos de Nicaragua

Mercado internacional

La crisis que se vive es el resultado de la crisis mundial. Los fabricantes de vehículos en México prevén una caída de hasta 30 por ciento en la producción anual y de hasta un 33 por ciento en las exportaciones.

México tiene una capacidad instalada para producir hasta cinco millones de vehículos al año: en 2019, se ensamblaron 3.77 millones de unidades y se esperaba que este año el país pudiera rozar el umbral de los 4 millones, gracias a una mayor demanda de los mercados de exportación. Pero tras el desplome en la demanda global de vehículos, en medio de la pandemia, las expectativas de las armadoras se han derrumbado y ahora esperan producir unos 2.6 millones de vehículos, un volumen similar al alcanzado en 2011.

Mientras que en Estados Unidos las industrias automotrices retomaron sus actividades hace tres meses. Entre las grandes compañías que reabrieron están Detroit, Fiat Chrysler, General Motors y Ford, así como Honda y Toyota.

Las proyecciones de Laureano Ortega

Por otra parte, Laureano Ortega, asesor presidencial para la Promoción de Inversiones, recientemente señaló que la industria a nivel mundial se ha enfriado y no se ha tenido acercamiento con empresas nacionales y extranjeras para agregarse al régimen de zona franca.

“Las perspectivas, siendo conservadores, tal vez, quizás, a finales de este año a lo mejor los empleos puedan subir en unos 2 mil o 3 mil empleos más de los que tenemos ahora”, afirmó Ortega.

También comentó que con las empresas de zona franca que ya operan en el país se está desarrollando un conglomerado productivo en el Caribe Sur, donde hay una facilidad para la producción de aceite de palma africana, y suman con lo ya existente alrededor de 10 mil empleos.
En tal sentido dijo que en unos dos o tres años se estarían instalando dos industrias más.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: