LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

En 2016 hubo 1.831 feminicidios en 16 países de América Latina, según datos de la CEPAL. BBC/GETTY IMAGES

Femicidios siguen en aumento en Nicaragua: 69 en lo que va del 2020

De los femicidios que van este año, apenas 35 han accedido al sistema de justicia en Nicaragua

La violencia machista en Nicaragua no se detiene y, muy al contrario, las estadísticas solo aumentan. Hasta el 12 de noviembre de 2020 la organización Católicas por el Derecho a Decidir reportó 69 femicidios, cifra que supera los 59 reportados en el 2019.

“Lamentablemente en Nicaragua la tendencia del femicidio ha sido el aumento. Esto es acorde con un sistema que ha sido violento contra las mujeres, no solo por la propia violencia que sufren las mujeres a nivel de sus relaciones de pareja, sino porque el sistema mismo no las protege porque no hay una forma o un mecanismo que las proteja cuando ocurren estos actos de violencia y que los agresores cumplan sus condenas, y haya un proceso de manera que esos hechos no vuelvan a repetirse”, afirma Wendy Flores, coordinadora del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

De los casos que van este año, apenas 35 accedieron al sistema de justicia. Del total de agresores, 38 eran parejas, novios, exparejas o familiares de las víctimas, 8 mantenían un vínculo cercano y 23 femicidas eran de identidad desconocida para las víctimas.

«Recordemos que la violencia contra las mujeres, estadísticamente está demostrado, se da dentro del hogar, dentro de las relaciones de parejas, familiares y por eso la Ley Integral de la violencia contra las mujeres que penaliza y tipifica este tipo de delitos y conductas y agresión contra las mujeres que se califica como femicidio o femicidio agravado», recuerda Flores.

Agrega que los delitos que están quedando en la impunidad muestran un estado indolente ante estos actos. «Indolente hacia la situación de violencia que viven las mujeres. El Estado de Nicaragua ha estado más preocupado por perseguir y reprimir políticamente a los diferentes activistas y defensores de derechos humanos que realmente realizar acciones que prevengan y sancionen la violencia contra las mujeres», dice.

«Lo que tenemos es un sistema de desprotección. Hay un debilitamiento del sistema legal de protección hacia las mujeres por estos procesos jurídicos, ausencia de comisarías de la mujer que no realizan labores de protección, ausencia de campaña de prevención de la violencia contra las mujeres y mensajes con visión estatal de que estos hechos van a ser sancionados. Hay una implementación de medidas a favor de presos comunes por delitos de violencia contra las mujeres, sexual e inclusive asesinato que han salido en libertad sin que exista medida de seguimiento», detalla.

La Región Autónoma de la Costa Caribe Norte es la zona con mayor cantidad de casos, con 14 femicidios hasta la fecha, seguido por Managua con 12 casos  y Matagalpa con 9 casos.

En la Costa Caribe Sur se reportan 5 casos, Chinandega y Juigalpa 4, Granada y Jinotega 3, y Boaco y Rivas 2. Los departamentos que presentaron un caso fueron: Estelí, Carazo, Nueva Segovia y Río San Juan.

Lea además: Las abuelas que crían a sus nietos huérfanos por femicidio

De los 69 femicidios, siete víctimas eran menores de 18 años; 31 tenían entre 19 y 35 años; 22 entre 36 y 59; y 4 eran mayores de 60 años.

Los femicidios en el extranjero en la impunidad reportados son: 6 en Costa Rica, 2 en Honduras y 1 en El Salvador.

Mayo fue el mes en que más casos de femicidios se reportaron, con 11 denuncias; en septiembre se presentaron 10, 8 en agosto, 7 en julio y octubre, 6 en enero y marzo, 5 en febrero, 4 en abril, 3 en junio y 2 en lo que va de noviembre.

Flores indica que las leyes como la Ley de Agentes Extranjeros van a venir a perjudicar más a las mujeres que sufren violencia, porque las organizaciones y defensores de derechos de las mujeres que reciben apoyo de cooperación extranjera probablemente van a ver limitada su actuación para proteger a las víctimas de violencia, darles asesoría legal, psicológica o albergue. «El Estado no tiene albergues, los tienen las organizaciones no gubernamentales».

«Está desalentado todo el sistema, pero un asesinato de mujeres no se puede esconder, Católicas por el Derecho a Decidir hacen un trabajo importante porque van contabilizando y revisando quiénes son estas víctimas, dónde ocurrieron estos hechos, quiénes son los perpetradores, en qué estado está el caso. Esto se va a seguir haciendo. Es necesario para la sociedad para que nosotras podamos sentir lo que realmente están viviendo las mujeres. Por mucho que haya desaliento en la denuncia lo cierto es que cuando hechos tan graves ocurren como los asesinatos de mujeres estos no se pueden ocultar», finaliza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: