LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Cámara de Industrias reclama a Ortega rebaja sustancial en tarifa eléctrica y revise contrato de Disnorte- Dissur

Los empresarios recordaron que desde el año pasado la tarifa eléctrica acumula un alza del 20 por ciento y que este año se prometió una rebaja tarifaria una vez que se revisen los contratos con las generadoras.

La Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), uno de los sectores más afectados por la recesión económica, reclamó al régimen de Daniel Ortega una rebaja en la tarifa eléctrica sustancial y que informe sobre cómo avanza el proceso de revisión y renegociación de los contratos con las generadoras eléctricas. Además demandan que si la distribuidora Disnorte- Dissur no cumple con invertir para disminuir las pérdidas técnicas, también se revise su contrato y se apliquen medidas correctivas.

“Instamos a las autoridades del sector energético a ajustar los precios de la electricidad con una disminución sugerida entre el 17 y 20 por ciento, que es la sumatoria de las alzas en la tarifa que han venido acumulando, las cuales restan competitividad al sector empresarial en comparación con la región centroamericana y reducen el poder adquisitivo y por consiguiente la calidad de vida de los nicaragüenses”, dijo Cadin mediante un comunicado.

La cámara hizo hincapié que los altos costos de la energía en Nicaragua están afectando la competitividad al sector,  asimismo recordó que a esto se suma  el impacto económico de los huracanes Iota y Eta y otros problemas sociales, todo esto impactando el poder adquisitivo de las familias. Los empresarios recordaron que desde el año pasado la tarifa ya acumula un alza del 20 por ciento.

Lea además: Sector industrial de Nicaragua se hunde por el elevado costo de la energía eléctrica

La industria nacional representa el 0.88 por ciento, o sea menos del uno por ciento de todos los clientes de la empresa distribuidora de energía, pero consume entre el 23 y el 28 por ciento del total de la factura vendida en el país.

Cadin emplazó al Gobierno para que informe de cómo “avanza el proceso de renegociación de los contratos por compra-venta de energía conocidos como PPA entre las empresas distribuidoras Disnorte-Dissur con generadores privados renovables y no renovables, cumpliendo con lo establecido en la Ley de Acceso a la Información Pública”.

En septiembre del corriente, el régimen orteguista modificó la Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables, con el fin de renegociar de forma voluntaria, los contratos de Compra Venta de Energía (CCVE) con los generadores de empresas de energía renovable  y a cambio ofreció exonerarle por cinco años el pago de Impuesto sobre la Renta y del pago mínimo definitivo del IR.

Cuando se aprobó la reforma al respecto, los diputados sandinistas habían prometido durante el plenario que esta revisión daría paso a una reducción sustancial de la tarifa eléctrica, algo que hasta ahora no ha ocurrido, sino que más bien se aproximan más alzas a partir de enero en la tarifa domiciliar.

Lea también:Industria de Nicaragua apuesta por generar su propia energía

Reducción de las pérdidas

El comunicado de Cadin no dejó por fuera que es necesario que se ejecute un plan para reducir las pérdidas en la distribución, lo que también está encareciendo la tarifa.

“De conformidad con las reformas a la Ley de Industria Eléctrica, las cuales establecen que las empresas distribuidoras deben de tener un plan de inversión para mejorar la calidad y el control de suministros eléctricos, ampliar la cobertura, contribuir a reducir las pérdidas técnicas y no técnicas. Este plan debe ser de obligatorio cumplimiento por Disnorte-Dissur y de no cumplirse, proceder inmediatamente con la revisión de sus contratos por distribución de energía en el país y aplicar medidas correctivas”, indica Cadin.

También dio a conocer que es importante establecer como gran consumidor a toda empresa que tenga demanda de 100 kilovatios a más, a como sucede en países como Guatemala, El Salvador, Panamá y muy pronto Honduras, medidas que elevan la competitividad.

Puede interesarle: INE actualiza alza de tarifa eléctrica y cámaras empresariales reclaman rebaja. Un alivio depende de Ortega

Asimismo recomendaron impulsar reformas a las leyes del mercad eléctrico para permitir el proceso de contratación directa de energía de parte de las empresas nacionales en el mercado eléctrico regional, y de esta forma obtener energía más barata, “bajar los costos de operación y ser mayormente competitivos”.

Es importante destacar que Nicaragua se paga 22 centavos dólar en la tarifa eléctrica industrial, mientras que en los países nórdicos (Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia) ronda los diez centavos el kilovatio; en Francia es de 12 centavos el kilovatio; en Estados Unidos el costo es de 6.8 centavos dólar el kilovatio hora.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: