LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Representantes de la Alianza Ciudadanos por la Libertad. LAPRENSA/ Leonor Álvarez.

Alianza Cívica y Ciudadanos por la Libertad concretan su alianza política

También hicieron un llamado para liberación de los presos políticos, reformas electorales profundas y una alianza opositora amplia e incluyente

La organización opositora Alianza Cívica y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) anunciaron este miércoles un acuerdo de unidad opositora de cara al contexto político de las elecciones generales del domingo 7 de noviembre.

De esta manera ambas organizaciones opositoras concretan una alianza que se esperaba desde el año pasado, cuando la Alianza Cívica se apartó de la Coalición Nacional.

Buscan una alianza opositora incluyente

Kitty Monterrey, presidenta de CxL, reafirmó que la Alianza Cívica es a la única organización que reconoce como plataforma opositora de unidad y, en ese sentido, llamó a otras organizaciones opositores a unirse a este nuevo espacio.

«La Alianza Cívica es el origen de la representación real de la sociedad civil organizada de este país. El pueblo le ha dado ese voto de confianza a la Alianza Cívica. Nosotros somos un partido de reciente formación que hoy nos unimos formalmente como la alianza de oposición, incluyente, por lo tanto, nosotros tenemos las puertas abiertas como esa alianza opositora para que se integren los que comulguen con una propuesta de gobierno con los objetivos no se de corto plazo, sino de mediano y largo plazo, porque aquí estamos pensando en el futuro «, manifestó Monterrey en la conferencia de prensa donde se anunció el acuerdo.

Lea además: Juan Sebastián Chamorro: «La casilla del CxL es el vehículo más apropiado como base de una plataforma electoral»

El dilema de la unidad con otros

La conferencia de prensa se vio marcada por los comentarios de Monterrey sobre la Coalición Nacional (CN), otra plataforma de unidad opositora que aglutina a numerosas organizaciones, grupos, movimientos y partidos, y que también hace llamados a formar una gran alianza para enfrentar al régimen de Daniel Ortega.

Monterrey fue cuestionada por los periodistas sobre la posibilidad de que también hagan una alianza con la CN, para formar un frente opositor unificado. Ella contestó con otra pregunta: “quién decidió que la Coalición Nacional es la oposición”. También dijo que para ella no existen la CN ni la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) como fuerzas políticas vigentes. Particularmente la UNAB y la Alianza Cívica, ahora aliado de CxL, fueron los que fundaron la CN.

En comunicación telefónica con LA PRENSA, José Pallais Arana, miembro del Comité Nacional de la CN, manifestó en respuesta a las aseveraciones de Monterrey que «lo que no existe es voluntad de unidad». Aún así, Pallais dijo tener la esperanza de que tarde o temprano CxL se una a la CN en una gran alianza antes de las elecciones.

«Es desilusionante esa posición de doña Kitty de pretender destruir a la Coalición, desconocer a la Coalición Nacional que es una realidad, bajo la pretensión de que se desarme para que cada uno de los integrante vaya a negociar con ella. Tengo la ilusión que esa sea una posición inicial, negociadora, que la obliga a aparentar dureza, pero que eso no prevalezca, sino que al final prevalezca la necesidad apremiante de hacer una verdadera unidad en la construcción de una plataforma amplia e inclusiva», dijo Pallais.

Pallais valoró que CxL lo que pide es que se «unan a mí», mientras que la CN pide «unámonos todos». «Conformemos una plataforma donde estemos todos y no unánse a mí, esa la pequeña gran diferencia. Esas posiciones de cacicazgos, hegemonía, de considerar que porque tengo recursos o apoyo de sectores empresariales adinerados a mí me da el derecho de conducir a la oposición, eso ya no existe en la nueva Nicaragua y en la Nicaragua pos abril de 2018 no deben de existir esas posiciones», agregó Pallais.

Recordó que la CN está organizada en todo el territorio nacional, marca en las encuesta y es un proyecto unitario e integrador.

Violeta Granera, miembro del Consejo Político de la UNAB y de la CN, señaló sobre el proyecto de CxL-Alianza que no hay diferencia entre los valores y principios de la CN.

«En algunos puntos hasta tenemos acuerdos firmados y procedimientos establecidos. Por lo tanto, la lógica política indicaría que existe un espacio claro donde todas las organizaciones podríamos confluir», dijo Granera.

La opositora calificó de «desafortunadas», «absurdas» y «contradictorias» las declaraciones de Monterrey. «Creo que son resabios de la cultura política autoritaria tradicional. No se corresponden ni al momento que estamos viviendo, ni al sacrifico que está haciendo el pueblo de Nicaragua», dijo Granera.

Compromisos del nuevo acuerdo CxL-Alianza Cívica

Los opositores del nuevo acuerdo CxL-Alianza Cívica reconocieron que el objetivo es llegar a una «alianza electoral» de cara a las elecciones que avecinan.

«La idea de nosotros ha sido clara, es llegar a una alianza electoral en su momento, tal vez en abril o tal vez en mayo, y para entonces ya tendrían que estar todas las organizaciones unidas y pensando en esa única alianza electoral, por el momento tenemos que presionar por las reformas», dijo José Dávila, coordinador de la Comisión de Comunicación Alianza Cívica.

En el comunicado leído en la rueda de prensa, CxL y la Alianza Cívica se comprometen a «aunar esfuerzos para demandar la implementación de las reformas electorales necesarias para devolvernos el derecho a elegir libremente con nuestro voto, cuyas pautas están contenidas en la resolución aprobada el 21 de octubre del año pasado en la Asamblea General de la OEA. Asimismo, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones cívicas y partidos políticos democráticos para que todos exijamos al régimen que se aborden las reformas electorales planteadas por la OEA».

También se unen por «la restitución plena de los derechos ciudadanos de todos los nicaragüenses, el cumplimiento de los Acuerdos del 27 y 29 de marzo de 2019 firmados por la Alianza Cívica, incluyendo la liberación de todos los presos políticos, el apoyo a sus familias y el cese a la represión a los miembros de la oposición, y la derogación de todas las leyes recientemente aprobadas violatorias de los derechos ciudadanos».

Además, anuncian que iniciarán «un trabajo conjunto para la construcción de la alianza opositora amplia e incluyente que una a ciudadanos, organizaciones y sectores alrededor de una propuesta de gobierno con visión de Nación por el bien común de la Patria, que nos permita transitar de la actual dictadura a una Nicaragua verdaderamente democrática, donde impere la justicia, y las familias nicaragüenses puedan prosperar en libertad».

Ciudadanos por la Libertad, presidido por Kitty Monterrey, es un partido conformado en 2016 con la base de seguidores del excadidato presidencial y político opositor Eduardo Montealegre. Recibió su personería jurídica en medio de críticas en mayo de 2017, pero sus dirigentes se han mantenido firmes en su oposición al régimen de Daniel Ortega.

Por su parte, la Alianza Cívica nació de la unidad de los sectores opositores en la mesa de diálogo nacional con régimen orteguista, en el marco de la violenta represión contra las protestas civiles de 2018.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: