LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

La participación de la diáspora

El concepto de diáspora se refería en su origen a la dispersión del pueblo judío por el mundo, después de la destrucción del reino de Israel en el siglo VI antes de Cristo. Pero con el transcurso del tiempo, se llamó diáspora en general al conjunto de comunidades de un mismo origen o una misma condición establecidas en distintos países.

En cuanto a los exiliados, en el lenguaje de las Naciones Unidas “el exilio es la separación de una persona de la tierra donde vive. En este sentido, todos los refugiados y desplazados viven en el exilio hasta regresar a sus hogares”. Así lo explica en su sitio electrónico la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur),

En la turbulenta historia política de Nicaragua de los 200 años transcurridos desde la independencia nacional, casi siempre ha habido exiliados por motivos políticos, aparte de los nicaragüenses que emigran por otras razones, particularmente económicas.

En la actualidad, desde la malograda insurrección democrática de abril de 2018, unos 100 mil nicaragüenses han debido irse al exilio en otros países, sobre todo Costa Rica, España y Estados Unidos. En el extranjero los exiliados políticos se han sumado a los centenares de miles de emigrados anteriores, formando una gran diáspora que gracias a las facilidades de las modernas tecnologías de la comunicación, está en relación estrecha con la nación interna y sus problemas socioeconómicos y políticos.

La mayor incidencia de la diáspora nicaragüense en el país, sin duda es la que representan las cuantiosas remesas familiares, que el año pasado, según cifras del Banco Central citadas por LA PRENSA en su edición de este jueves 11 de febrero, ascendieron a más de 1,800 millones de dólares.

En base de ese importante factor económico, los líderes de los grupos políticos del exilio reclaman una activa participación en la toma de decisiones de la política interna. Pero como ha dicho el analista de Diálogo Interamericano, Manuel Orozco, en declaraciones a la revista Confidencial, “la diáspora nicaragüense no juega un rol político por estar enviando remesas, el rol político es como una comunidad organizada”.

No tenemos el dato de cuántas organizaciones de exiliados nicaragüenses hay, pero sí es conocido que muchas de ellas se comunican y coordinan para tener más influencia en el quehacer político de dentro del país, para que se cumplan sus demandas y en particular la de vieja data que es ejercer el derecho de votar en el extranjero.

La unión de la Nicaragua de adentro con la nación de afuera, alrededor del objetivo común de todos que es la recuperación de la libertad y el restablecimiento de la democracia, es de la mayor importancia para ayudar a que se pueda hacer realidad ese supremo anhelo nacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: