LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Diputados de la Asamblea Nacional. Foto tomada de la página de la Asamblea Nacional

Asamblea Nacional aprueba superautoridad sanitaria

La Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria regulará todo lo referido a la salud, incluso donaciones, brigadas médicas, ejercicio profesional; pero también productos cosméticos, tabaco y sus derivados.

La Asamblea Nacional aprobó este jueves la Ley Creadora de la Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria (ANRS), dos días después que fue presentada ante el plenario, lo que fue criticado por el diputado liberal Maximino Rodríguez, debido que no tuvo un proceso de consulta.

La nueva entidad de control sanitario fue votada por 74 diputados: 70 de la bancada del partido gobernante (FSLN), que son mayoría y controlan el parlamento; y cuatro de la bancada minoritaria ALN-PLI, que casi siempre vota con el FSLN. El diputado Byron Jerez, de Apre, quien también habitualmente vota con los sandinistas, no estuvo presente en esta sesión.

En la votación se mantuvieron presentes los 14 diputados de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) más los diputados Brooklyn Rivera, de Yatama, y la diputada Wendy Guido, del Partido Conservador (PC). Los votos presentes se suman a la mayoría, así que no es una abstención. En total son 91 diputados.

La Ley creadora entrará en vigencia con su publicación en La Gaceta. Pero todavía falta aprobar la reglamentación de la ANRS, que establecerá las tarifas a pagar por los servicios sanitarios que se ofrecen.

Esta nueva legislación establece una separación del Ministerio de Salud (Minsa) de las funciones de regulación, administración y control de todo lo referido a la salud, aunque a la vez este nueva entidad formará parte del Minsa, pero con independencia administrativa y financiera.

Hasta ahora, todas esas funciones que asume la ANRS han sido ejercidas por el Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Regulación Sanitaria.

Lea además: Superautoridad sanitaria tiene un fin recaudatorio, advierte diputada liberal

La diputada Rosa Argentina Navarro Sánchez, presidenta de la bancada PLC, manifestó durante el debate que su bancada no iba a votar en contra de la ANRS, porque tienen claro que esta nueva autoridad sanitaria «es para garantizar el ejercicio de buenas prácticas reguladoras sanitarias».

«La bancada PLC estará siempre apoyando todas aquellas iniciativas de leyes que vengan en beneficio de la población nicaragüense, iniciativas relacionadas a educación y salud», dijo la diputada Navarro.

Aún así, pidió cumplir con el precepto constitucional de ofrecer salud sin exclusiones, garantizar mejores tecnologías en salud, entre otras recomendaciones.

El diputado sandinista, Walmaro Gutiérrez, reconoció que la ANRS será un superintendente en salud y negó que tengan un fin recaudatorio, porque aseguró que la salud en gratis en Nicaragua.

El presidente de la Asamblea Nacional, diputado sandinista y de profesión médico, Gustavo Porras, quiso aclarar también que esta nueva autoridad no es para cobrar servicios médicos, sino para regular y controlar los productos.

«Ahorita la que lleva la función es la Dirección de Regulación Sanitaria y tiene una serie de servicios que están tarifados, pero no son servicios de atención a la gente, son servicios de permisología para importación de medicamentos o para la inscripción o registros de marcas de medicamento, de laboratorios o de insumos médicos, o incluso de alimentos empacados, porque todo eso tiene que ser empacado», dijo Porras.

Régimen manipula el sistema de salud

Sin embargo, en la práctica los funcionarios del régimen de Daniel Ortega abusan de su poder y autoridad, y son capaces de perseguir, encarcelar y despojar de sus bienes a las personas que consideren enemigas del gobierno, incluyendo médicos y trabajadores de la salud.

Lea además: Despidos, asedio, amenazas y cárcel para los trabajadores de la salud en los últimos dos años

En el contexto de la pandemia del Covid-19, el régimen orteguista despidió a trabajadores de la salud por denunciar que se ocultaba la verdadera información sobre los contagios y por reclamar mejores condiciones higiénicas y seguridad.

Además, el régimen orteguista usó el sistema de salud como un instrumento de represión contra los opositores que protestaron en 2018, negándole la atención médica a los heridos por los ataque armados.

Control a todo tipo de medicamentos

El artículo 2 de la iniciativa establece que «la ANRS tendrá por objeto facilitar, regular, implementar, desarrollar y coordinar las políticas, leyes, reglamentos y normas relacionadas con las autorizaciones sanitarias, vigilancia, promoción, publicidad, control y fiscalización de: medicamentos (leche maternizada y sucedáneos de la leche materna), vacunas, biológicos, biotecnológicos; productos naturales medicinales y homeopáticos; alimentos y bebidas; suplementos nutricionales; dispositivos médicos y otras tecnologías vinculadas a la salud».

También «todo lo relacionado con radiaciones ionizantes (se usa, por ejemplo, para tratamiento de cáncer); sustancias químicas precursoras; productos cosméticos e higiénicos; tabaco y sus derivados».

Control de donaciones y brigadas médicas

Sin embargo, el control de la nueva autoridad va más allá. La iniciativa destaca que «asimismo, la regulación y control de donaciones, brigadas médicas extranjeras, insumos médicos y no médicos; regulación del ejercicio profesional en salud, auditorías sobre la calidad de atención del servicio de salud, establecimientos proveedores de servicios de salud, establecimientos farmacéuticos, establecimientos alimentarios; establecimientos que presten servicios de desinfección, saneamiento estructural o habitacional con plaguicidas, sustancias tóxicas, peligrosas y otras similares; y otros que puedan tener impacto en la salud».

Fe de errata

En la primera versión de esta nota publicada el jueves 18 de marzo de 2021, se publicó erróneamente que el diputado Byron Jerez había participado en la votación de ese día en la Asamblea Nacional. Sin embargo, este diputado no se encuentra en el país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: