LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Niña de 5 años, hija de la periodista Kalúa Salazar, pasa entre policías para ingresar a su casa. LA PRENSA/Cortesía

Periodista Kalúa Salazar denuncia asedio policial: «Mis niñas están creciendo viendo a hombres armados»

Este lunes la casa de la comunicadora fue asediada por al menos 10 antimotines de la Policía Orteguista y un agente de Tránsito

Una niña de cinco años que regresa de la escuela pasa en medio de una batería de agentes antidisturbios de la Policía para poder ingresar a su casa. Atrás viene su mamá evidenciando el abuso y hostigamiento por parte de la dictadura de Daniel Ortega que ordena el asedio a civiles. La escena la protagonizó la periodista Kalúa Salazar, jefa de prensa de radio La Costeñísima, en Bluefields, quien denunció una vez más el constante acoso del que es víctima y que ahora alcanza incluso hasta a sus pequeñas hijas.

Este lunes la casa de la comunicadora fue asediada por al menos 10 antimotines de la Policía Orteguista (PO) y un agente de Tránsito. Los uniformados se apostaron en la entrada de la vivienda sin importar que en su interior había una niña de 2 años y otra regresaba de clases en medio de hombres armados.

«Fui a buscar a mi hija al colegio y cuando regresé a las 11:15 de la mañana ya estaban ellos ahí (…) yo les dije que eran unos sinvergüenza porque ven a los niños y sacan las armas. Mis niñas a veces está en el corredor jugando y ellos llegan a rodear mi casa armados. Mis niñas está creciendo viendo a esos hombres armados con actitud de intimidación hacia nuestra vivienda», relató la periodista.

Lea también: Defensa de la periodista Kalúa Salazar apela a sentencia por supuesto delito de calumnias

El pasado 9 de marzo la periodista asistió a los Juzgados de Bluefields donde se llevó a cabo una audiencia especial de apelación a la sentencia inicial que condena a Salazar a una pena mínima de 120 días multa, después de haber sido declarada culpable por el supuesto delito de «calumnia».

Asedio constante

Desde que inició el proceso judicial contra la jefa de prensa de radio La Costeñísima, en agosto de 2020, la comunicadora afirma que el asedio y acoso no se han detenido. Para Salazar, el objetivo del régimen es intimidarla para que desista de su labor como periodista.

«La Policía busca cómo hacer presencia cada vez que pueda para que uno sienta ese temor de salir de su casa y dirigirse a su trabajo o que bien deje de hacer el trabajo periodístico que he venido haciendo, y ahora también buscan cómo presionarme con mi familia porque ellos saben que yo no me mantengo en la casa», denunció.

Lea además: Justicia orteguista dicta pena mínima para periodista Kalúa Salazar 

Por ahora los uniformados se retiraron de la vivienda de Kalúa, pero el asedio no se detiene. Carlos Eddy Monterrey, también periodista de radio La Costeñísima, fue víctima de asedio en su casa. «La nueva modalidad de represión del régimen es mantenerlo encerrado en su casa», denunció en sus redes sociales.

«La Policía hace un recorrido, después de asediar mi casa se fueron a asediar la casa de Carlos Eddy, porque él me notificó y yo lo denuncié en Twitter. Ahora entiendo que están apostados en la casa de George Henríquez (representante del partido regional Yatama y precandidato presidencial)», denunció Salazar.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: