LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Devern Hansack y Madison Bumgarner. LAPRENSA/ARCHIVO

Madison Bumgarner emula al costeño Devern Hansack 15 años después en Grandes Ligas

Hasta 1991, los "mini" juegos sin hit ni carrera menores eran considerados legítimos, pero el comisionado Fay Vincent cambió la regla.

Los juegos sin hit ni carrera se contabilizan en las Grandes Ligas solamente si alcanzan las nueve entradas y el último que había logrado uno de este tipo era el nicaragüense Devern Hansack hace 15 años, hasta que Madison Bumgarner consiguió uno el pasado domingo frente a los Bravos de Atlanta.

Bumgarner, quien saltó al estrellato con los Gigantes de San Francisco y ahora está con los Diamondbacks de Arizona, venció 7-0 a los Bravos, en el segundo de un doble juego.

Debido a la pandemia del Covid-19, desde el año pasado se juega a siete entradas cuando se trata de doble jornada, así que Bumgarner no tuvo la oportunidad de ir más allá. Fue un día de picheo imponente de los Diamondbacks, porque a primera hora Zack Gallen lanzó para un hit.

Hasta 1991, los juegos sin hit ni carrera menores de nueve innings eran considerados legítimos, pero el comisionado Fay Vincent cambió la regla luego que en un período de dos semanas, Andy Hawkins y Melido Pérez lograron uno cada uno, dejándolos bajo el nombre de “logros notables”.

El de Bumgarner fue el “logro notable” número 38 en la historia de las Ligas Mayores y habían pasado 15 años desde el último, el del costeño Hansack, cuyo nombre se puso de moda mientras se escarbaba en la historia.

Lea además: Jonathan Loáisiga entra a una lista histórica de lanzadores nicaragüenses en las Grandes Ligas

El derecho de Laguna de Perlas lo hizo el 1 de octubre de 2006 en el Fenway Park, de Boston, frente a los Orioles de Baltimore, justo en el último día de la temporada regular. Fue un partido que por poco no se realiza por lluvia, la que retrasó el inicio del juego por tres horas y 23 minutos.

Hansack iba a su segunda apertura en las Mayores, luego de una brillante temporada en Doble A, llevando a los Perros Marinos de Portland a la conquista del título. Así que por supuesto estaba cruzando los dedos para que se jugara.

Devern tiró cinco entradas sin hit ni carrera con una base y seis ponches, dos de ellos a Miguel Tejada, quien era el bateador más peligroso del line-up de Baltimore. El nica dio boleto a Fernando Tatis padre en el segundo inning y luego Chris Gómez dio rola para doble play. Tatis fue el único de los Orioles que conoció las bases.

La lluvia reapareció y luego de 40 minutos de suspensión, los árbitros decidieron ponerle fin al encuentro en cinco innings, con la victoria 9-0 para los Medias Rojas de Boston, acreditándose Hansack el primer triunfo de su carrera.

Cuando finalizó el partido, Hansack declaró a los medios: “no estoy frustrado, porque nadie puede detener la lluvia”.

El costeño tuvo apariciones breves en las Mayores en 2007 y 2008, hasta que una lesión lo sacó del juego. La última pista de él era que hace varios años estaba trabajando como instructor de lanzador en una universidad en Portland, en donde dejó su nombre bien grabado con su gran actuación en Doble A en 2006.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: