LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El precio internacional del oro y el aumento en los volúmenes exportados, ubican a este rubro entre los más destacados en el primer trimestre de 2021. LA PRENSA/TOMADO DE INTERNET

Nicaragua ya alcanza los niveles de extracción de oro registrados en la década de los sesenta. Estos son los factores

Sergio Murillo, presidente de Caminic, dice que en "la actualidad menos del 1 por ciento del territorio firme está en operación minera". Economista explica el potencial de la industria y sus desafíos

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La producción de oro de Nicaragua ya alcanza los niveles vistos solo en la década de 1960. Llegar a esa capacidad de producción del metal precioso ha significado para la industria un largo camino en cuanto a atracción de inversión extranjera, aumento de la productividad laboral y el aprovechamiento de los precios internacionales, según se desprende de un análisis realizado por el economista Néstor Avendaño y la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic).

Hace 60 años Nicaragua producía 210 mil onzas troy de oro anuales (solo la industria formal), pero fue a partir de 1972 que hubo una caída en la extracción del metal precioso, al punto que tocó su mínimo en 1979, con una extracción de apenas 9,700 onzas troy. Desde entonces, es decir entre 1972 y 2010 el sector no volvió a producir los niveles vistos en la década de los sesenta, que osciló entre 148,700 y 226,300 onzas.

La industria empezó a dar saltos a partir del 2011 y desde entonces esta pasó de 205,600 en ese año a 273,200 el año pasado, según el reporte de Caminic, lo que muestra que Nicaragua ya alcanzó los niveles de producción de hace sesenta años. Incluso en el 2019 se alcanzó una histórica producción de 294,300 onzas, no visto en Nicaragua en las últimas seis décadas.

De hecho, el aumento de la extracción de oro ha permitido que los volúmenes exportados de este metal crezcan significativamente, cuando se incorpora la producción que también aporta la minería artesanal. Tanto así que en 1960 la industria enviaba al exterior 198 mil onzas troy y para el 2020 se elevó a 379 mil onzas, según el reporte de Caminic.

Detrás de este crecimiento sustancial de la industria, hay un encadenamiento de esfuerzos que esperan que para los próximos dos años la producción logre duplicarse. «La perspectiva indica que en los próximos dos años alcanzaremos las 500 mil onzas en exportación y continuaremos generando los materiales de construcción necesarios para la infraestructura productiva», resaltó Sergio Javier Murillo, presidente de Caminic, en la introducción del estudio.

¿Cómo logró Nicaragua alcanzar los niveles de la década de los sesenta? Del informe “Aspectos económicos relevantes de la Minería en Nicaragua 2015-2020” se desprende como primer factor: el aumento de la inversión extranjera en la minería metálica. En segundo lugar, los altos precios que se manejan en el mercado internacional, que en el 2020 alcanzaron un récord. Otro elemento ha sido la ampliación de las áreas de exploración y explotación, y un cuarto factor la inversión en tecnología para mejorar la productividad del sector.

En el primer factor, el estudio demuestra que solo en el periodo 2010-2019 el flujo bruto total de inversión extranjera directa destinada a la minería ascendió a 1,005.7 millones de dólares. El 2013 fue el año que más inversión extranjera recibió con 178.9 millones de dólares, de acuerdo con las cifras de ProNicaragua y el Banco Central de Nicaragua, citados en el informe de Caminic.

Puede interesarle: Qué hay detrás del deslumbrante repunte de las exportaciones de oro en bruto que supera el 40% a marzo en Nicaragua

En 2018, un año de crisis sociopolítica para el país, se percibió 57.9 millones de dólares. En 2019, último año del cual se tienen datos oficiales, hubo una mejoría, al punto de alcanzar 80 millones de dólares en inversión extranjera directa.

Durante el período 2015-2019, el flujo bruto de inversión extranjera directa destinada a la actividad de la minería, en este caso a la explotación de oro y plata y la exploración petrolera, sumó 483.8 millones de dólares, lo que representó el 7.5 por ciento del total de ingresos brutos por inversión extranjera directa”, precisa el informe de Caminic.

Precios halagadores

Nicaragua se ha visto especialmente favorecida por los precios internacionales del metal precioso y otros productos de la minería entre el 2010 y 2020. En 2010 el oro alcanzó un valor de 1,163.45 dólares por onza troy, pero en el  2020 este ascendió a un histórico de 1,754.9 dólares por onza troy, según muestra el estudio. 

El economista Néstor Avendaño explica que la producción de oro en Nicaragua crece porque han habido importantes inversiones de las empresas Calibre Mining y Hemco Mineros (la primera de origen canadiense y la segunda colombiana). Asimismo refiere que hubo un aumento promedio anual de 8.62 por ciento del precio internacional del oro, pero señala que el valor visto en el 2020 se debió principalmente al efecto de la pandemia del coronavirus en la economía mundial, lo que aumentó la necesidad de los inversionistas de garantizar un refugio para sus divisas.

Pero Avendaño dice que para atraer mayor inversión en la minería metálica en el contexto actual y mantener el dinamismo del sector, especialmente en el oro, “es necesario el restablecimiento de la confianza del inversionista, para lo cual se requiere la negociación política entre los nicaragüenses para resolver los problemas socioeconómicos que afectan a la población en general y a los agentes económicos radicados en el país, o sea, consumidores, productores, inversionistas y Gobierno central. Con el fin de estructurar el aprovechamiento racional y sostenible del potencial minero que tiene Nicaragua”.

Áreas de exploración

Pero además Nicaragua aún tiene más potencial de exploración de áreas para extraer más oro, debido a que una reducida zona se está aprovechando hasta la fecha. Según el reporte,  Nicaragua tiene una superficie terrestre de 119,005.41 kilómetros cuadrados. Al 1 de abril de 2021, la superficie concesionada para la explotación de la minería metálica es de 9,236.81 kilómetros cuadrados, equivalente al 7.76 por ciento del espacio terrestre nacional; por otro lado, la superficie solicitada para la explotación de oro y plata es de 19,151.28 kilómetros cuadrados, igual a 16.09 por ciento del espacio terrestre nacional.

De hecho, Murillo en su introducción dice que en «la actualidad menos del 1 por ciento del territorio firme está en operación minera».

Impacto socioeconómico

El impulso de este sector ha permitido que Nicaragua aumente significativamente sus ingresos vía exportaciones.  El valor que alcanzaron el año pasado fue de 665.1 millones de dólares, constituyendo al metal como el primer rubro de exportación del país y aumentó 33.6 por ciento con respecto a su nivel de 497.8 millones de dólares obtenidos en 2019.

La fila para trabajar en la minería cada vez se engrosa porque las personas observan que es ahí donde se perciben los mejores ingresos económicos, señala Avendaño. De acuerdo con el estudio de Caminic, el salario nacional promedio mensual de los asegurados activos en la actividad de minas y canteras en 2020 fue de 28,255.2 córdobas. Eso es equivalente a 822.8 dólares y a 1.95 veces el costo promedio anual de la canasta de 53 productos de consumo básico. En el período del 2015 al 2020, el poder adquisitivo de este salario se incrementó en promedio un 6.6 por ciento anual.

El economista observa que ese alto salario promedio para el sector minas y cantera se debe a que hay varios incentivos sumados. “Las empresas transnacionales entregan otras prestaciones, como el acceso a la educación de los hijos de los trabajadores, atención médica a la familia del minero, e inclusive el consumo de energía eléctrica es pagado por las empresas mineras en zonas del departamento de León”, dijo.

En paralelo, la minería metálica está compuesta por una gran cantidad de personas produciendo oro en la informalidad y bajo condiciones inadecuadas para la protección humana. Sin embargo, Avendaño observa que “la minería informal se está adecuando a la protección del medioambiente cuando las grandes empresas les transmiten ciertas formas de extracción minera para no contaminar fuentes de agua o tierra”.

Lea también: Revive el mercado de Venezuela en el 2021 con un inusual producto, tres años después del fin de la época de gloria comercial con ese país

Agrega que los güiriseros siempre han existido. “Es una costumbre productiva, pero es una producción marginal, no es una producción que puede cambiar el rumbo empresarial, como decíamos, puede modificar las metas de producción rápidamente. Como decíamos, la producción minera está siendo considerada para transferencia de cierta tecnología que proteja los recursos naturales, es un complemento de la producción”, anotó.

La tecnología además ha contribuido a la detención del daño al medioambiente y una mayor productividad, refiere Avendaño. “Con los nuevos métodos de producción se evita en gran forma la contaminación del medioambiente, también las empresas mineras grandes han reforestado», señala.

Los estudios recientes realizados por Consultores para el Desarrollo han revelado que la minería es motor que impulsa el bienestar y desarrollo sostenible del país, resaltó por su lado Murillo, ya en declaraciones a LA PRENSA.

«Ese desarrollo se traduce en una reducción de 25 puntos de la pobreza multidimensional en los municipios mineros. Esto nos permite impulsar el desarrollo económico porque abre oportunidades para nuevos negocios y encadena diferentes actividades, como el suministro de energía, combustibles, maquinarias y distintos servicios, incluyendo los financieros. También, las alcaldías invierten más en infraestructuras públicas porque recaudan más impuestos», dijo.

Desafíos a la postrera de la minería

A criterio del economista Avendaño, la minería metálica ha contribuido a la obtención de divisas del país por un mayor valor y volumen de exportaciones, pero esto tiene ciclos y por lo tanto se deben crear condiciones para el futuro. “Ayudó a la minería el Covid-19, sin el Covid no hubiera habido una gran incertidumbre mundial y no hubiera habido una gran demanda de oro, un activo que es refugio para los inversionistas en tiempos complicados”, observó.

Para evitar la pobreza cuando se agote la minería, desde cuando se inicia la exploración de oro, también se debería iniciar la exploración de la explotación de otras actividades económicas, especialmente agropecuarias y agroindustriales, vinculadas con los productos primarios que se obtengan en las zonas aledañas a las minas”, advierte.

A Avendaño le surge la incógnita: ¿Qué harán los pueblos mineros cuando literalmente se agote la mina?  “Es ahí donde yo veo que se camina lentamente, creo que es necesario que las empresas mineras metálicas contribuyan con la coordinación de un desarrollo económico y social futuro para estas poblaciones. En este momento todas las personas dependen (los habitantes) de la producción de oro y nada más, pero ¿cómo está la actividad agrícola alrededor de la minería, se está educando técnicamente en la producción agropecuaria según la vocación de las tierras alrededor de las empresas mineras en operación, y están siendo educadas las familias de los trabajadores que no van a trabajar en minería?”, se interrogó el economista.

Uno de los desafíos que expone el estudio es que “se hace necesario continuar con el proceso de certificación del modelo de ordenamiento y desarrollo de la Minería Artesanal que impulsa Caminic, que garantice la debida diligencia y la trazabilidad. Concentrar los esfuerzos para fortalecer la normatividad para minería artesanal y la implementación de la comisión nacional de minería artesanal”.

En Nicaragua se busca convertir a la minería artesanal en una actividad sostenible, dice el documento. “El ordenamiento de la minería artesanal es una estrategia de desarrollo que comprende la construcción de planteles exclusivos para eliminar el uso del mercurio, la capacitación técnica y en el manejo de las finanzas del hogar, el procesamiento responsable de la producción, el manejo apropiado de los desechos y la seguridad jurídica para los mineros artesanales”.

Caminic inaugurará hoy una feria en la que habrá charlas técnicas, exposición de servicios y bienes para la industria, oportunidad de negocios y ruedas de negocios con empresas de más de 15 países. El evento que se inaugura este viernes en el Centro de Convenciones Crowne Plaza estará abierto al público durante este fin de semana.

Lea además: Nicaragua tendrá tres nuevas plantas procesadoras de oro. Se invertirán otros 25 millones de dólares

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: