LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

En las últimas semanas, el Minsa ha admitido un incremento de casos confirmados de Covid-19 en el país. LA PRENSA.

Covid-19 en Nicaragua: «Estamos en una etapa de endemia permanente», dicen médicos

Según datos del Minsa, el país ya superó la cifra de contagios que se registró en la tercera semana de mayo del 2020, cuando despuntó el primer gran brote

En el barrio La Fuente, en Managua, dos integrantes de una familia actualmente luchan por sus vidas desde una sala para casos graves de Covid-19. Una de las pacientes tiene 20 años. Hubo un tercer familiar enfermo, pero este falleció la madrugada del martes 29 de junio a causa del virus. La situación de esta familia refleja el drama de muchas más tragedias que está dejando un brote del coronavirus, que según el Ministerio de Salud (Minsa), ya suma nueve semanas consecutivas reportando un incremento de contagios.

«Un tío falleció tras complicarse en menos de 48 horas por Covid-19. Mi tía (esposa de mi tío) internada e inconsciente por Covid sin saber que mi tío murió. Mi prima (hija mayor de ambos) en UCI por Covid. Tampoco sabe que murió su papá», es el relato del pariente de esta familia, quien afirma que la situación es compleja debido a que el resto de hijos de este matrimonio residen en el exterior.

La situación de esta familia es una muestra de cómo avanza de forma rápida y agresiva el Covid-19 en el país, que ya superó la cifra de contagios que se registró en la tercera semana de mayo del 2020, cuando el Minsa reveló el inicio de la curva de transmisión en el país, lo que médicos independientes calificaron como el despegue de la primera ola de coronavirus en Nicaragua.

Comparativo de datos

En su último informe, actualizado hasta el 29 de junio de 2021, el Minsa detalló que en ese periodo el país registró por novena semana consecutiva la constante de un incremento de casos. En ese reporte la institución contabilizó 258 casos positivos y una sola muerte por esa enfermedad. 

Con los nuevos datos, según el Minsa, el país acumula en total 8,178 casos de coronavirus y 191 muerte por esta enfermedad desde el inicio de la pandemia en el país en marzo 2020. Estos datos, aunque van en incremento, continúan distantes de los que reporta el independiente Observatorio Ciudadano Covid-19.

Si bien las cifras podrían mostrar escenarios distantes de una misma pandemia, con este nuevo aumento de casos, la cifra de contagios oficiales reportados en esta semana superaron los registrados el 19 de mayo de 2020, cuando se comenzaron a disparar los contagios. Según el reporte del Minsa, en esa fecha el país reportó 254 casos positivos. Una semana antes había registrado apenas 25 contagios. 

«Esto nos pone al mismo nivel de la primera oleada de Covid reconocida por el Minsa, que en mayo de 2020 tuvo ese pico similar. Como gremio hemos manifestado nuestra preocupación porque la característica que se tiene es que los casos van en aumento y se están detectando (fuera) las nuevas variantes que lo hacen más contagiosas y letales», alertó al respecto el médico independiente José Luis Borgen.

Lea también: «No viaje a Nicaragua», insiste Estados Unidos, debido al Covid-19 y la crisis sociopolítica

Mientras el Minsa registra varias semanas de aumento, el Observatorio en su último reporte muestra un descenso en los casos sospechosos y muertes asociadas al Covid-19. El informe del grupo de expertos, que corresponde a la semana del 17 al 23 de junio, detalla que en este periodo se recibió información sobre 123 nuevos casos sospechosos y 14 muertes posibles por la enfermedad epidémica.

Pero el organismo independiente aclaró que esta disminución se debe a que han «perdido la capacidad para recolectar la información debido al contexto de represión» del régimen orteguista, por lo que llamó a la población a no confiarse y, por el contrario, instó a estar alerta debido a que el Minsa sigue reportando un incremento en los contagios y el gremio médico independiente manifiesta su preocupación por el agresivo comportamiento de los casos en los nuevos pacientes.

Etapa de endemia persistente

El médico infectólogo Carlos Quant, integrante del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), explicó que los escenarios entre la primera ola y el comportamiento actual del virus son circunstancias distintas. Recordó que en el primer brote de 2020 se desconocía el aspecto epidemiológico, había menos experiencia médica y el Estado no tomó medidas para tratar de enfrentar la pandemia, «lo que provocó un brote desproporcionado con una letalidad grande», dice.

Lo que ocurre actualmente en el país —continúa explicando el médico — es que la pandemia se ha comportado de una manera «persistente», y eso data desde noviembre del año pasado con el inicio de las fiestas de Navidad y fin de año donde se relajaron las medidas. Luego se aceleró con las vacaciones de Semana Santa, cuando hubo una significativa movilización ciudadana, en su mayoría sin adoptar las medidas de prevención necesarias, como el uso de mascarilla, distanciamiento físico y desinfección de manos.

«Aquí ya no tenemos rebrotes u olas como sucede en otros países donde se imponen medidas de contención para disminuir la curva de contagio. Aquí no, aquí el virus circula libremente y se cuida el que quiere cuidarse, pero desde el Estado no se toman medidas drásticas o análisis para ver dónde está el problema y de esa manera tomar medidas epidemiológicas que frenen la epidemia», sostuvo el doctor Quant.

Todo esto, dice el infectólogo, ha hecho que entremos a una etapa de «endemia persistente», es decir, el virus circula entre nosotros de forma regular, es posible que vaya a vivir con nosotros, pero eso no lo hace menos peligroso, aclara. «Eso se explica por el manejo que se ha hecho de la pandemia en el país. Los datos del Minsa no tienen ninguna credibilidad», agregó.

Puede interesarle: Esto es lo que debe saber del hongo negro y su posibilidad de presentarse en Nicaragua

Pese a estas proyecciones de los médicos, la dictadura de Daniel Ortega insiste en promover eventos donde se aglomeran cientos de personas sin siquiera cumplir con las medidas básicas de bioseguridad.

Mientras el Gobierno no detiene sus actividades, el doctor Borgen advirtió que los contagios pueden seguir aumentando precisamente por la promoción de actividades y relajamiento de medidas por parte de la población. A su vez llamó a las autoridades detener estas actividades.

«Como gremio médico seguimos pidiendo a la población que mantenga las medidas de prevención que son simples: distanciamiento social, no salir de su casa a menos que sea necesario, uso permanente de mascarillas, evitar aglomeraciones y lavado de manos y uso de alcohol gel», recordó las medidas el médico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: