LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Abelardo Mata, obispo de Estelí. LA PRENSA/O.Navarrete

Papa Francisco acepta renuncia de monseñor Mata y nombra interinamente a monseñor Rolando Álvarez en Diócesis de Estelí

Monseñor Rolando Álvarez se quedará al frente de la Diócesis de Estelí hasta el nombramiento y sucesiva toma de posesión del nuevo obispo de esa circunscripción eclesiástica

El papa Francisco aceptó la renuncia de monseñor Juan Abelardo Mata al gobierno pastoral de la Diócesis de Estelí y anunció el nombramiento de monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, como administrador apostólico de la «sede vacante» de la Diócesis de Estelí.

La Nunciatura Apostólica de Nicaragua, a cargo de monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, informó la decisión del papa a través de una nota de prensa con fecha de este martes 6 de julio.

La misiva también explica que monseñor Rolando Álvarez se quedará al frente de la Diócesis de Estelí hasta el nombramiento y la sucesiva toma de posesión del nuevo obispo de esa circunscripción eclesiástica.

Lea además: Monseñor Abelardo Mata propondrá al Vaticano al obispo Silvio Báez como su sucesor

El pasado 26 de junio, se confirmó que monseñor Mata estaba a la espera de que el Vaticano le notificara oficialmente su retiro como obispo de la Diócesis de Estelí. Mata dedicó 31 años de su vida como pastor de esa jurisdicción, desde 1990.

«Yo tengo la obligación, por mandato canónico, de presentar mi renuncia una vez cumplidos los 75 años. Ya cumplí con ese mandato el 24 de mayo del corriente año, un mes antes de la fecha indicada: mi cumpleaños septuagésimo quinto», dijo monseñor Mata a LA PRENSA en ese momento.

Monseñor Álvarez aceptó y agradeció la nueva tarea encomendada, a través de una carta dirigida a la Nunciatura Apostólica.

«Al Santo Padre Francisco le agradezco, con filial adhesión, la confianza que deposita en mis limitadas fuerzas y capacidades, reconociendo que es Cristo quien va delante guiando, moldeando, sosteniendo esta Iglesia que no es obra de hombres sino de Dios», manifiesta la misiva con fecha del martes 6 de julio.

En el mensaje, el obispo de Matagalpa elogió la franqueza, valentía, esfuerzo y trabajo de monseñor Mata en la Diócesis de Estelí.

El 24 mayo pasado interpuso su renuncia en cumplimiento al Código de Derecho Canónico que rige a la Iglesia católica en todo el mundo.

¿Qué hará después?

El obispo Mata compartió con este Diario el pasado 26 de junio, que de ser aceptada su renuncia y cuando la santa sede le notifique su retiro, él piensa en «colaborar en la formación académica de los señores seminaristas, forjar un centro de espiritualidad y ayudar a la juventud cercana a este centro en su formación laboral en el mundo agrícola y en su formación cristiana. Sigo el lema de Don Bosco: Formar honrados ciudadanos y buenos cristianos».

Insiste en que «hay mucho que hacer en esta querida patria para soñar una nación en la que se ame de corazón a Dios y su enviado Jesucristo». Enseguida, monseñor Mata les dijo a los nicaragüenses en un claro mensaje, en medio de tantas adversidades e incertidumbre, que «Dios no crea seres inútiles y cada ser humano es un eslabón insustituible en la cadena redentora; en consecuencia, no podemos ser infecundos: la infecundidad es una traición a los planes de amor a Dios y qué bueno es abrir los ojos de los demás para descubrir la propia misión de la existencia personal».

Iglesia debe estar al lado del pueblo

Al ser consultado sobre cuál es el rol que debería adoptar la Iglesia en Nicaragua, en medio de un contexto de crisis sociopolítica y agudización de la crisis de derechos humanos, dijo que es «estar al lado del pueblo».

«El rol que debe jugar siempre es al lado del pueblo de Dios en la historia y, por ende, de quienes están al frente de este pueblo formado por los hijos de Dios. Esta tarea se hace más acuciante cuando el mundo de los hombres entra en crisis (o la misma Iglesia entra en crisis) por el afán de poder y dominio que destruye toda sana convivencia, hiere la fraternidad entre los seres humanos, mata la fuerza del diálogo y nos volvemos lobos para los demás: Homo homini lupus —que significa el hombre es el lobo del hombre o el hombre es un lobo para el hombre—».

También el religioso recuerda que la Iglesia existe en la historia para «empujar» la obra de regeneración del ser humano y señala que se logra «con la predicación incesante de la palabra de Dios, la oración —’caridad’ para con Dios— y las obras de misericordia corporales y espirituales —’caridad’ para con el prójimo—. Esto se debe incentivar en los tiempos más angustiantes, como son los períodos en los cuales los pueblos definen su futuro como ciudadanos», dijo monseñor Mata a LA PRENSA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: