LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Kevin Gadea lleva una extraordinaria frecuencia ponchadora en Doble A. LA PRENSA/ GERALD HERNÁNDEZ

Cuatro prospectos nicas que están a la orilla de las Grandes Ligas

Un buen grupo de jugadores pinoleros tiene buenas perspectivas en el beisbol profesional, provocando entusiasmo

Cuatro prospectos nicaragüenses están jugando en un nivel de beisbol desde donde los equipos de las Grandes Ligas echan mano, lo que significa que si alguno de ellos consigue sobresalir podría convertirse en el próximo big leaguer pinolero.

El zurdo Leonardo Crawford (Milwaukee), los relevistas Kevin Gadea (Yanquis) y Diomar López (Cincinnati), más el receptor Melvin Nova (Texas), juegan en Doble A, en donde se reúnen los prospectos más aventajados de cada organización, todos ansiosos por el llamado a la Gran Carpa.

Lea además: Ofilio Castro dedica su hit 3,000 al ángel que tiene en el cielo: su mamá

Revisemos cada caso:

1. Leonardo Crawford

Estuvo en el Spring Training de las Grandes Ligas con los Cerveceros, quienes lo invitaron tras ser adquirido por los Dodgers en un cambio. El zurdo lo hizo bien, creando muchas expectativas de un llamado en el transcurso de esta temporada, sin embargo tuvo un terrible arranque en Doble A con Biloxi, lo que ha hecho que las esperanzas pierdan un poco de fuerza. No obstante, todavía tiene la oportunidad de apretar el acelerador y provocar un llamado.

El domingo se anotó su segundo hold con un inning sin carrera, mejorando su efectividad a 6.48. Comenzó como abridor, pero lanzó para 8.10 en 23.1 entradas. Como relevista está tirando para 4.42 en 18.1 episodios y en julio está filoso con 0.00 en seis innings. De modo que está levantándose y ojalá entre de lleno en las consideraciones de Milwaukee.

2. Kevin Gadea

Técnicamente ya estuvo en las Grandes Ligas en 2017, cuando pasó todo el año en la lista de lesionados con los Rays de Tampa Bay, quienes lo consiguieron por el draft de la regla 5 y lo estaban evaluando en el Spring, pero se lesionó y como venía del draft, por regla permaneció en el equipo grande, aunque fuera de acción. Ganó el salario mínimo de las Mayores, aunque él mismo dice que no se considera un big leaguer hasta que lance en ese nivel.

Gadea está recuperado de esa lesión y hace un intento por subir al Big Show con los Yanquis, con quienes tira en Doble A con el equipo Somerset y se está destacando como relevista. El sábado ponchó a tres en un inning sin carrera y lleva 27 abanicados en 18.1 entradas, lo que es brutal, mientras lanza para 2.45 y los zurdos apenas le batea para .121. Sería salvaje contemplar a Gadea y Jonathan Loáisiga calentando en el mismo bullpen.

3. Diomar López

El hermano de Wilton López ha ido escalando categorías silenciosamente, al punto que ya está a un paso de la MLB con Cincinnati. Está en Doble A con Chattanooga y lanza para 2.00 en nueve innings. Se reportó tarde por problemas en su visado, pero hay espacio para que se haga notar.

Hace dos años estuvo en la Liga de Otoño de Arizona, a la cual van los mejores prospectos y que además están próximos a subir a las Mayores. De los nicas, solo Cheslor Cuthbert y Wilton López habían ido y ambos llegaron a las Grandes Ligas. Ahora es el turno de Diomar.

4. Melvin Novoa

Ha mejorado su defensa como receptor y ha crecido como bateador. Tiene buen brazo para la posición. Sin embargo, esta temporada le han dado poco trabajo, con solamente 34 turnos al bate, lo que indica que hay otros encamarados encima de él en las consideraciones, por lo que debe trabajar duro para superarlos y ser el hombre a ser llamado en caso que los Rangers necesiten un receptor en algún punto de la campaña. Está jugando con Frisco en Doble A.

El domingo pegó su segundo jonrón y batea para .265.

5. Ismael Munguía

Ismael Munguía no está en Doble A, pero está a un paso de ese nivel y quizá más cerca de lo que creemos, porque está destacando en la categoría Clase A fuerte con los Gigantes de San Francisco, instalado en el décimo lugar en la lista de los mejores bateadores con promedio de .278.

El chinandegano se fue de 5-2 el domingo, con una empujada. Lleva 47 hits en 169 turnos, con seis dobles, un triple y cuatro jonrones, más 24 anotadas y 28 remolques, junto a 10 bases, 12 ponches y ocho robos. Ha demostrado que puede batear, tiene un poco de poder, es veloz y agresivo, con buena cobertura en los jardines, así que ahí tenemos un legítimo prospecto que el próximo año podría darnos la agradable sorpresa de ascender a la cúspide del beisbol.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: