LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Daniel Ortega.

Ortega persiste en su ataque contra la Iglesia Católica y los acusa de «hipócritas, mercaderes y falsos fariseos»

Daniel Ortega continuó con sus ataques sistemáticos contra la Iglesia Católica y aseguró que Dios no necesita de intermediarios

El gobernante Daniel Ortega por segunda ocasión consecutiva continúo con sus ataques contra los líderes de la Iglesia Católica en Nicaragua, a quienes este lunes 2 de agosto, tras ser ratificado como candidato a la presidencia junto a su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta, los acusó de ser hipócritas, mercaderes de la fe, falsos fariseos. Ortega no desaprovechó el momento para menospreciar la labor que desempeñan los religiosos.

Ortega durante su discurso en un claro mensaje a los religiosos, que durante el Diálogo Nacional sirvieron como intermediarios o mediadores entre el Gobierno y la sociedad civil, les dijo:

«No, no, no les vino a transmitir las hipocresías, las actitudes falsas de los que Cristo llamó mercaderes del templo, que se disfrazaban de sacerdotes, que tenían tomados los templos y engañada a la gente y se comportaban como si tenían la máxima autoridad moral (…) porque el mensaje de Cristo no necesita de intermediarios (…) ni Dios ni Cristo necesitan a esos fariseos de intermediarios«, fustigó Ortega.

Lea además: Daniel Ortega y Rosario Murillo electos como fórmula presidencial del FSLN en congreso sandinista

En su lógica, Ortega insistió en que Dios no necesita intermediarios. «Nunca dijeron que se buscará intermediario para comunicarse con él —Dios— no necesitan de fariseos ni de celulares, sino que le habla con el corazón y Cristo le escucha», subrayó.

Los acusa de estar «al servicio de la tiranía» de EE.UU

Según Ortega, el clero de la Iglesia Católica «bendecía» a la guardia impuesta por los yanquis, y recordó la ejecución y las honras fúnebres del dictador Anastasio Somoza García.

«El clero que cuando el asesino del pueblo nicaragüense, cuando ese asesino, Anastasio Somoza, el asesino de Sandino —Augusto César —, el traidor, el vendepatria, puesto por los yanquis, cuando fue ejecutado por Rigoberto —López Pérez— entonces lo enterraron con honores de príncipe de la Iglesia al demonio lo enterraron con honores de príncipe», fustigó el dictador.

Rosario Murillo junto a Daniel Ortega, durante el congreso sandinista. LA PRENSA / CAPTURA DE PANTALLA
Rosario Murillo junto a Daniel Ortega, durante el congreso sandinista. LA PRENSA / CAPTURA DE PANTALLA

Enseguida, dijo que la Iglesia «bendecía, alababa y enaltecía hasta el cielo al tirano que asesinaba al pueblo nicaragüense y que nunca criticó los crímenes, los miles de crímenes a los que estaban sometido el pueblo de Nicaragua, nunca crítico el hambre, el desempleo que sufría el pueblo nicaragüense».

El dictador también les reprochó a los religiosos que «estaban al servicio de la tiranía, o a la tiranía impuesta por los yanquis (…) Nunca vieron ahí que se violaban los derechos humanos».

Ortega a los sacerdotes «fariseos»

El 30 de julio, Ortega calificó de «fariseos» a los sacerdotes de la Iglesia Católica en alusión a su participación como mediadores ante la represión del régimen surgida durante las protestas en abril de 2018.

Tras volver a reclamar por las protestas nacionales contra su gobierno hace tres años, Ortega dijo que «Dios nos ha dado fortaleza para tener la paciencia de Job» y agregó que esos «crímenes que se estaban cometiendo bendecidos también igual que en (tiempos de) la colonia por algunos fariseos».

Le puede interesar: Ortega llama «fariseos» a sacerdotes católicos que mediaron en las protestas de 2018

«Ellos fueron los que se exiliaron, y cada día se exilian más. Fueron unos fariseos. Cristo los llamó fariseos cuando los encontró en el templo y los sacó a latigazos y los fariseos no han desaparecido, ahí andan vestidos elegantes y hablando como que fuesen unos santos. No tienen ningún respeto a Cristo, ningún respeto a Dios», señaló Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: