LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA/Archivo

Ortega decreta que los gobiernos y organismos deben pedir permiso para otorgar premios internacionales a los nicaragüenses

La escritora Gioconda Belli manifestó que esto no tiene precedente "en ninguna parte del mundo porque hay derechos individuales de la persona humana que el Estado no puede intervenir"

Daniel Ortega ordenó, por medio de decreto presidencial, que los gobiernos y organismos extranjeros deben solicitar consentimiento previo al Gobierno de Nicaragua para otorgar un premio internacional a los nicaragüenses.

El Decreto Presidencial 17-2021 se publicó este jueves 5 de agosto en La Gaceta, diario oficial del Estado de Nicaragua, como una adición al Decreto Ejecutivo 22-2015, Decreto que Regula el Protocolo del Estado.

El artículo 24 del Decreto Ejecutivo 22-2015 se leerá así de ahora en adelante: «El Gobierno, Estado extranjero, organismo o institución internacional que deseen otorgar premio, condecoración o reconocimiento a una persona natural o jurídica nicaragüense, deberá solicitar previamente el consentimiento del Gobierno de Nicaragua por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores, a fin de que otorgue con términos de reciprocidad el correspondiente beneplácito».

«El Estado no es dueño de mi obra»

La escritora Gioconda Belli, ganadora de numerosos premios internacionales por su obra literaria, manifestó que las disposiciones del gobierno de Ortega «superan a las leyes de Macondo», en referencia al pueblo que imaginó Gabriel García Márquez en su obras literarias, en las que se relatan los acontecimientos más exagerados e increíbles.

«Un artista que gana un premio o reconocimiento no lo hace en nombre del país, sino a título personal, por su obra personal o contribución individual a la causa de la literatura, del periodismo, etc. El Estado no es dueño de mi obra, por ejemplo, ni de mi persona y ni yo ni nadie que me otorgue premios tiene por qué esperar que el Estado de Nicaragua le dé el beneplácito», valoró la escritora nicaragüense.

Belli manifestó que esto no tiene precedente «en ninguna parte del mundo, porque hay derechos individuales de la persona humana que el Estado no puede intervenir».

Un abogado consultado por LA PRENSA, que solicitó el anonimato, calificó de «locura» esta nueva acción del gobierno orteguista y dijo que no existe precedente de algo así en «países decentes».

No se puede legislar sobre Estados extranjeros

El exrepresentante de Nicaragua ante las Naciones Unidas (ONU), Julio Icaza Gallard, manifestó que no se puede y no se debe legislar sobre Estados extranjeros, organismos internacionales y entidades de otra nacionalidad.

«El Estado de Nicaragua puede legislar dentro del ámbito territorial que le corresponde, según sus fronteras internacionales y para sus connacionales, pero no tiene ninguna posibilidad de hacerlo respecto de entidades o sujetos extranjeros fuera de su territorio. En consecuencia, no puede impedir que otro Estado, organización internacional o entidad extranjera decida otorgar un reconocimiento, por cualquier tipo de razones o méritos, a un nacional nicaragüense», expresó Icaza.

El exdiplomático dijo que aparentemente este decreto quiere «evitar que determinadas personas o líderes de la oposición política puedan ser galardonados por sus méritos intelectuales, periodísticos o éticos, por su defensa de determinados valores reconocidos de manera universal, como la libertad, la democracia y los derechos humanos».

Sin embargo, Icaza valoró que «esa disposición evidentemente no podrá impedir que esos reconocimientos o premios continúen dándose, y no hay forma material ni jurídica de hacerlo».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: