LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Walter Espinoza fue chofer en el PLC, luego concejal y actualmente es diputado y candidato presidencial por ese partido. LA PRENSA/ Jader Flores

¿Por qué el PLC promovió la suspensión de la personería jurídica de CxL? Esto explica el nuevo candidato presidencial

Walter Espinoza llegó al PLC en 1996 y tres años más tarde empezó a trabajar como chofer. Ahora es el candidato presidencial. En esta entrevista cuenta las razones por las que el PLC promovió la suspensión de la personería jurídica del partido CxL

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El ahora candidato presidencial del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Walter Espinoza, justifica la decisión de impugnar al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que perdió su personería jurídica y no podrá competir en las elecciones de noviembre, aduciendo que esta agrupación era una amenaza para su partido.

Espinoza niega que haya sido impuesto como candidato por María Haydée Osuna, presidenta del PLC, sobre Milton Arcia, quien ya había sido escogido por las bases del partido para que los representara en la contienda electoral de noviembre próximo.

LEA TAMBIÉN: Nicaragua, refugio para prófugos internacionales

Usted firmó esa impugnación que presentó la presidenta del PLC, María Haydée Osuna, contra el partido CxL. ¿Por qué? 

Porque CxL ha venido trabajando en posiciones muy malas. Me refiero a las anomalías internas como partido ante un Consejo Electoral, ante un calendario electoral. ¿Por qué no cuentan ellos la realidad de lo que querían hacer?

¿Qué querían hacer?

Querían acabarnos. El CxL, los eduardistas, los liberales resentidos, los liberales que se lucraron dentro de este PLC, y ver tantos jóvenes y caras nuevas que nunca tuvieron la oportunidad por culpa de muchos de esos que solo pensaron en ellos y como no vieron bien 2006, no vieron bien 2011, todas las críticas son para el PLC y siempre hacia el PLC. No es justo eso. Hoy los CxL o los eduardistas, que nadie los critica, lamentablemente nadie los critica, nadie ve lo malo del CxL, pero para ellos el enemigo es el PLC. Fue una decisión interna como partido, y aquí te lo voy a decir muy fríamente: o la hacés vos, o la hago yo.

¿Me dice que en el PLC vieron posible que CxL los impugnara?

Pues sí, desde tiempos atrás el CxL ha venido viendo como enemigo al PLC. ¿Por qué ven como enemigo al PLC? Muchos de ellos se lucraron de este PLC, y te digo lucraron porque ocuparon los mejores espacios y miraban maravilloso al PLC. ¿O señalaban de pactista a Arnoldo Alemán en ese tiempo?

¿Qué anomalías son las que vieron en CxL que los llevaron a impugnar?

Anomalías como decisiones inadecuadas dentro del proceso electoral. Anomalías de querer incidir y hacernos molestias en nuestras estructuras de los distintos departamentos y municipios.

¿CxL quería boicotearlos?

Claro, en todos los aspectos. Lo que pasa es que eso nadie lo ve y nosotros no lo decimos, ni lo divulgamos ni hacemos nada de eso como ellos.

Pero eso es grave, ¿por qué no denunciarlo?

Porque nosotros queremos la unidad y lo demostramos en 2017 y le dijimos a nuestras estructuras: «busquen a las personas más idóneas, no necesariamente un PLC».

Impugnarle la personería jurídica a CxL no es una acción que busque unidad.

Desde luego que no. La unidad la venimos haciendo desde mucho tiempo antes. Recordá que el PLC, aunque no lo querían, nos logramos meter en la Coalición Nacional y hubo muchos buenos entendimientos con la Coalición Nacional, pero nunca piensan estratégicamente como enfocarnos en el único objetivo. ¿Creés que esa es la esperanza de todos los nicaragüenses? ¿Creés que eso esperaban todos los que dieron sus vidas en el 2018?

¿Y todas estas personas asesinadas y los que estuvieron detenidos lo hicieron para que Walter Espinoza llegara a la Presidencia de Nicaragua?

Desde luego que no. Lo hacían para ellos. Seamos realistas. Lo hacían para ellos. Disculpame lo que te voy a decir, pero es una realidad. Si hoy en día los medios de comunicación y los nicaragüenses no despertamos de lo que nos están vendiendo, es porque no lo queremos ver, pero seamos sinceros. Muchos se montaron en una lucha de otros nicaragüenses que era muy sincera y de corazón su lucha.

Lea también: Bases del PLC están «decepcionadas» y «deprimidas», asegura directivo

Hoy no dan la cara ellos, de pronto dieron la cara otros que nada tenían que ver. Que asistían a una marcha porque era san señor con nombrecito y san apellido y ahí estaban, porque los hemos vistos en las cámaras, en los medios hablando y los hemos vistos presentes. Anteriormente al estallido de 2018, ¿qué opinaban? ¿Qué decían? Maravillas del gobierno.

Desde antes, también el PLC cogobernaba con el Frente Sandinista, y ahí continúan funcionarios en el gobierno.

Recordá que nosotros somos políticos y no en espera de una destrucción, y no es cogobernar. Cuando el tiempo de Arnoldo Alemán, recordá lo que surgió en su gobierno y el levantamiento que hizo este mismo gobierno (FSLN) cuando era oposición. Quema de buses, desbarataderas de calle. Por eso dije yo en 2018: «los resentidos de los mismos de ellos hicieron un levantamiento de la costumbre de ellos mismos», y claro, un pueblo que no quiere ver lo mismo se sumó a los cuatro resentidos que venían siendo parte de este mismo gobierno.

¿Existe aún influencia de Arnoldo Alemán en el PLC?

No, eso ya pasó. Él fue concejal, fue diputado, fue presidente de la República, fue alcalde de Managua. O sea, ¡ya! Siempre lo consideramos como un líder a él, pero ya pasó porque se quiere construir lo nuevo. El partido se tiene que modernizar, poner el relevo que necesitamos y poner una cara creíble. Esa es la lucha. Para muestra, un botón. Nunca en la historia del partido se hicieron elecciones primarias y ahí están los diputados por los departamentos. Está lo que quedó y está como quedó. El pasado ya pasó. E incluso ese pasado ya no existe. Hoy el PLC quiere demostrar la nueva construcción que quiere hacer el PLC, que se obedezca ese relevo y dar una nueva cara sobre esa percepción.

Mucho se habla de un nuevo pacto, ahora entre María Haydée Osuna y el Frente Sandinista.

No, no. Eso se habla desde que la licenciada María Haydée Osuna, como presidenta del partido y representante legal, presentó la carta ante el plenario de la Asamblea Nacional (para desaforar a María Fernanda Flores), que lógicamente al ver que una persona quiere destruir a la otra… Esto es similar a lo que sucedió recientemente con CxL.

¿María Fernanda Flores quería destruir a María Haydée Osuna?

Por supuesto. Hablarte de ellas dos es hablarte de las cosas más íntimas de nuestro partido. Te lo digo yo siendo miembro del Comité Ejecutivo Nacional, que nunca nos hemos metido a hablar las intimidades. Llegar a ese punto es bien doloroso, y la presidenta nacional (Osuna) siempre lo ha dicho: el partido no es una herencia.

¿Por qué cree usted que puede llegar a ser presidente?

Creo que es la gran oportunidad que tiene Nicaragua. Cuando las cosas te las pone el Señor, y Dios incide en algo, yo creo que es una oportunidad que estamos viendo los nicaragüenses. Así ha pasado en muchos países del mundo, que han surgido personas que vienen desde abajo. Dejemos de estar viendo el pasado. Eso no nos va a llevar a nada. Busquemos realmente tener la única posibilidad de lograr el cambio para Nicaragua.

Lea además: De Montealegre a Monterrey: La historia de CxL

¿Qué le ofrece Walter Espinoza a los nicaragüenses?

El cambio. Yo como gobernante voy a estar enfocado en la economía del país. No te voy a decir que voy a hacer un país desarrollado, pero con que tengás tu país estable, social y económicamente, podés seguir adelante.

¿Qué hay sobre la demanda de justicia por los asesinados desde las protestas?

Todo lo malo que existe en la justicia lo vamos a cambiar.

¿Va a hacer campaña?

Desde luego que sí.

¿Se puede hacer campaña en medio de un estado policial? 

Si ellos me van a llegar a perjudicar, ahí está el pueblo que lo vea. Yo voy a considerar que andan haciendo su trabajo como Policía bajo una campaña que nos tienen que dar seguridad a cualquier partido político.

¿Tiene temor de que lo encarcelen?

Estoy cubierto por la presencia más poderosa que puede existir en el mundo, que contra ese poder nadie puede y es nuestro señor Dios todopoderoso.

Las bases del PLC dicen sentirse «deprimidas» y «decepcionadas» porque ellos no lo escogieron a usted, sino a Milton Arcia.

Sí, definitivamente. Quiero mencionar que Walter Espinoza bajo el trabajo que ha hecho y la organización que hemos venido trabajando en nuestro partido, pidieron en su momento que yo me lanzara. “Lanzate, vos te lo merecés. Es el momento, es la oportunidad”. Esas voces me instaron y si lo logramos es porque el Señor lo permitió. Él (Milton Arcia) se molestó, definitivamente. Yo me molesté en su momento porque él pretendía estar presente en las votaciones de los departamentos. Yo hablé eso con ellos (Arcia y Miguel Rosales) y les dije:  «Ninguno de nosotros como precandidatos puede estar presente como juez y parte con los departamentos». Él se molestó y ya comenzó a señalar, a decir muchas cosas.

Aquí no se vio el dedo para decir: «Walter Espinoza es el candidato». No, me inscribí como precandidato, no lo logré y bien. Luego el otro (Arcia) que tanto se quejó, que habló mal de la presidenta, que habló mal del partido e irrespetando las estructuras, sin embargo, calma, no podemos dar esos shows. Como que don Milton, con toda la realidad, como que se dio con la piedra en los dientes.

Milton Arcia dijo que se habían decidido por usted antes de que él renunciara oficialmente a la candidatura.

Que sea sincero, él lo hizo público. Él se molesta por una decisión interna del partido (impugnar a CxL ante el CSE). Ahí estuviera de candidato Milton Arcia, nadie le pidió que renunciara. Se apresuró con los cuatro asesores, las cuatro personas que pegan gritos y no ven, no visionan las cosas como tienen que ser. Esa fue una decisión interna de una junta directiva de un partido. Si eso decidió el partido, él no tiene porque incluirse en eso.

Cuando las cosas son del Señor y Dios te las permite, es por algo. Yo fui precandidato, decliné. No quedé como candidato. Por decisión del destino, surgí como candidato.

Walter Espinoza, junto a su esposa Lissete Murillo y sus tres hijos. LA PRENSA

¿Quién es Walter Espinoza?

Walter Edén Espinoza Fernández nació el 6 de diciembre de 1979. Su padre era de la seguridad personal de Somoza y estuvo once años detenido por los sandinistas y cuando fue liberado en 1990, se fue del país y actualmente vive en Belice. Es por esa razón que Espinoza interactuó muy poco con su padre durante toda su vida, cuenta.

A sus 42 años, se presenta como un hombre que viene desde abajo. Desde pequeño vendió yoltamales, buñuelos, vigorón, tortillas, papitas y todo lo que cocinaba su madre para tener ingresos. Salía del barrio Edgard Lang, en Managua, hacia el mercado Oriental, Metrocentro, la UCA, Plaza España, o en los mismos buses para ofrecer su producto.

Es el mayor de cinco hermanos. Trabajaba por el día y estudiaba por las tardes hasta que se bachilleró. Fue en 1996, cuando tenía 16 años, que un señor de nombre Nicolás, pero del que no recuerda su apellido, lo metió en el Partido Liberal Constitucionalista.

Empezó en la campaña de 1996, cuando Arnoldo Alemán ganó la presidencia. En medio del ajetreo de la campaña fue que aprendió a conducir y años después se convertiría en chofer de la exdirectora del Registro Civil, Martha Ramírez, hasta 2006 cuando ella dejó el PLC.

Puede interesarle: Historia de los candidatos Óscar Sobalvarro y Milton Arcia 

Para aquellos años, Espinoza ya era convencional en su partido y María Haydée Osuna le preguntó que si se iba con Ramírez o se quedaba con el PLC. «Yo me quedo con mi partido», le respondió el chofer.

Espinoza asegura que nunca fue conductor de Arnoldo Alemán y que nunca tuvo gran relación con el caudillo liberal, pero sí con María Haydée Osuna, quien en 1999, cuando Espinoza se bachilleró, lo becó en la Universidad de Managua para que estudiara Administración Turística y Hotelera, pero como vinieron las elecciones de 2001 y tenía que apoyar en la campaña de Enrique Bolaños, solamente estudió dos años.

En 2007, cuando Daniel Ortega ya había regresado al poder, Espinoza trabajó en la Corte Suprema de Justicia como oficial de mantenimiento, reparando o limpiando aires acondicionados, oficinas, canaletas, techos y demás hasta que en 2011 fue electo concejal para la Alcaldía de Managua por el PLC.

En 2016 ascendió a diputado y actualmente es presidente de la Comisión de Población, Desarrollo y Asuntos Municipales, e integra la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional.

Vive en la comarca Los Vanegas con su esposa Lissete Murillo, quien fuera secretaria del exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, Miguel Meléndez, aunque Espinoza la conoció en el PLC en 2004. Tienen dos hijas, de 15 y 10 años, y un niño de 13 meses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: