LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Régimen arremete contra el Gobierno de Costa Rica y lo acusa de «intromisión», «envidia» y «celos históricos»

Por medio de cancillería, el orteguismo envió una carta cargada de insultos dirigidos a la Administración de Carlos Alvarado

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), arremetió este sábado en contra del Gobierno de Costa Rica, presidido por el presidente Carlos Alvarado. El orteguismo envió una nota de protesta cargada de epítetos y aparentes insultos en la que acusó a dicho país de «intromisión» en los asuntos internos de Nicaragua.

En la carta, publicada este 14 de agosto, el régimen tilda a la vecina nación de tener un «notorio afán de mostrarse superiores y de menoscabar a sus semejantes como si de súbditos se tratara». A la nación costarricense el orteguismo le exigió respeto: «Nicaragua es soberana, y no es, ni será nunca más, colonia de nadie».

Lea además: Régimen llama a consultas a sus embajadores en Costa Rica, Argentina, México y Colombia

Añadió que «al reproducir nuestros vecinos, en sus gestos y palabras, los aires pretenciosos de una Europa caducante que también a ellos ven de menos, caen en una facha grandilocuente y ridícula, de la que los coregionales, con disimulo o sin él, nos reímos abundantemente».

Gobierno, instituciones y organismos «fachadistas»

En un tono, cuando menos poco serio, el régimen elevó sus insultos tanto al país, al Gobierno, sus instituciones y organismos a quienes tildó de «fachadistas» y les recordó que «nadie le ha dado justificación para tanto alarde y fachentada».

«Nada ni nadie les ha concedido derechos sobre nosotros, los hermanos, vecinos o no, y nadie les ha facultado a exhibir farsantemente, pretensiones y arrogancias inexplicables. Sabemos que no tienen autoridad alguna para juzgar a otros, menos cuando no son capaces, por ancianas y antañas vanidades, de ver los humanos defectos, la viga, en sus propios ojos y entornos», le recriminó el orteguismo a la Administración de Carlos Alvarado.

Le puede interesar: Presidente Carlos Alvarado: En Nicaragua “hay persecución política y Costa Rica no puede estar de acuerdo con eso”

Dichos señalamientos se dan tres días después de que el mandatario costarricense, Alvarado, se pronunció ante la situación de Nicaragua, diciendo que existe una clarísima violación de derechos humanos: «Nuestra relación, una vez más, no es una de gobierno a gobierno, sino una relación de Estado a Estado, porque en Nicaragua hay una clarísima violación a los derechos humanos. Hay detenciones de opositores, como lo hemos visto en días recientes. Hay persecución política, y Costa Rica no puede estar de acuerdo con eso», dijo Alvarado, según el diario La Nación.

Enseguida —de acuerdo con La Nación—, Alvarado dijo que la apuesta de Costa Rica es denunciar los atropellos de la dictadura de Ortega y Murillo en foros internacionales y demandar elecciones democráticas para Nicaragua. Costa Rica no tiene embajador en Nicaragua desde 2018, como protesta a la actuación del régimen de Ortega desde que inició la crisis sociopolítica en el país. El 21 de junio, el Consejo del Gobierno costarricense decidió pausar el nombramiento de Xinia Vargas Mora como su embajadora en el país.

También este viernes 13 de agosto, la Cancillería de Costa Rica emitió un comunicado condenando el ataque del régimen orteguista contra el Diario LA PRENSA. «La libertad de prensa debe ser respetada y defendida. Constituye un pilar fundamental de la institucionalidad democrática», dijo el canciller tico Rodolfo Solano. «Condenamos por ello los actos contra el Diario LA PRENSA, y reiteramos nuestro llamado a respetar los derechos humanos y la libertad de expresión en Nicaragua», agregó.

«Envidias y expresiones de celos históricos»

En su retórica ofensiva el régimen también acusó al Gobierno de Costa Rica de «envidias y expresiones de celos históricos», que según la nota de cancillería «se agrega hoy la creación de organismos de membrete con los que se agitan y buscan apantallar, reclamando en otros, lo que  ellos mismos no conceden a su pueblo».

Por tales razones el orteguismo fustigó insistentemente: «¡Respeto!, ya sean partidos políticos, asociaciones u organizaciones sociales o comunitarias, en la furullera y farandulera Costa Rica, no cuentan con respeto».

Lea también: Costa Rica sugiere liberación de presos políticos en Nicaragua, para que haya institucionalidad democrática previo a las elecciones 

«Política de la ‘Suiza’ centroamericana»

El régimen orteguista continúo con su secuencia de insultos y esta vez señaló a la vecina nación de tener «una supuesta política de la ‘Suiza’ centroamericana» y despotricó diciendo: «Si hay algo más irreal, falaz, fantasioso, ficcional, peliculero, es la supuesta política de la ‘Suiza’ centroamericana, que en la vida real aplica, a unos y otros, racismo y extremismo, acosando de manera particular a migrantes y trabajadores nicaragüenses, a quienes avasallan, maltratan y esclavizan, aún sexualmente, usándolos cuando les interesa, para paupérrimos exhibicionismos con estrategias sociales y políticas ‘protectoras’, del diente al labio, como dicen».

Costa Rica, a raíz de la crisis sociopolítica y la represión gubernamental desatada por el régimen orteguista, se convirtió en el país donde más nicaragüenses migran, según datos de la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Desde el 2018 —con el inicio de las protestas— unos 108 mil nicaragüenses se han visto obligados a abandonar el país, y de ese total hay alrededor de 85,000 refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses en el vecino país del sur, Costa Rica, según los datos de Acnur con cierre hasta abril.

Más adelante, la dictadura orteguista a través de la misiva le exigió al vecino país que «se ocupen, denuncien y respondan ante el mundo, esos llamados organismos, creados al gusto del cliente, porque la pura verdad son negocios fraudulentos, que respondan, decimos, por su propio deber de proteger los derechos humanos de trabajadores costarricenses y de los miles de migrantes trabajadores nicaragüenses que se ven obligados a vender hasta su cuerpo, a traficar para comer y a mendigar, dando pena ajena y propia, en esa Costa Rica ‘pura vida’, donde todo es mentira y todo está a la venta, incluyendo la dignidad humana».

El régimen orteguista le sugirió además a la vecina nación que deberían unirse en pro de la supuesta búsqueda de la independencia: «Debería unirnos, que debería mostrar con orgullo caminos de independencia, dejando atrás las divertidas, tragicómicas, genuflexiones y servilismos, que desgraciadamente todavía se usan, creyendo ganar cielos made in Hollywood, que se inventan como buenos embusteros, perdiendo, en el camino al infierno, el alma que debería salvarse».

COMENTARIOS

  1. Hace 2 meses

    Por eso en nicaragua nadie quiere hablar. Si lo haces te aplastan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: