LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

la prensa

El gerente general de LA PRENSA, Juan Lorenzo Holmann, custodiado por los agentes policiales, el día hacían inspección en la imprenta de este Diario, horas antes de que lo detuvieran. LA PRENSA

«Él no sabe qué medicinas está tomando y eso le da mucha angustia». Esposa de Juan Lorenzo Holmann logró visitarlo en el Chipote

Chrystal Munguía relató que su esposo, el gerente general de LA PRENSA, le expresó su preocupación por las pastillas que le dan en un tarrito, porque no sabe qué clase de medicamentos son. A ella le permitieron verlo por media hora el pasado miércoles y la mayoría del tiempo estuvieron rodeados de policías haciéndoles fotos y videos

Chrystal Munguía, esposa de Juan Lorenzo Holmann Chamorro, gerente general del Diario LA PRENSA, pudo verlo el pasado miércoles 1 de septiembre, 18 días después desde que fue llevado con engaños por la Policía a las nuevas instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocidas como el nuevo Chipote, donde permanece preso desde entonces.

Tras abrazar a su esposo frente a un grupo de policías que hacían fotos y videos de ese momento tan íntimo, lo primero que quiso saber Holmann fue sobre la situación de los trabajadores de LA PRENSA.

«Nos sentamos uno frente al otro, nos tomamos de la mano Juan y yo y lo primero que me preguntó es si había alguien más detenido de LA PRENSA. Yo le dije que no. En él vi alivio por saber que solo él estaba detenido y que no había otra persona de LA PRENSA allí, ni de su familia. Me preguntó por sus hijas, por su mamá y por sus hermanos», relató.

Munguía también dijo que su esposo se alegró al saber que LA PRENSA, pese a tener las oficinas tomadas, no ha dejado de informar por medio del sitio web y las redes sociales.

Juan Lorenzo Holmann Chamorro y su esposa, Chrystal Munguía. Foto cortesía

El gerente general de LA PRENSA está detenido desde el pasado 14 de agosto, bajo investigación de 90 días por los delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense, según la nota que divulgó la Policía el día que fue arrestado.

Un día antes, un contingente policial se tomó las instalaciones del Diario por esos mismos señalamientos y Holmann había estado colaborando en todo con los oficiales que llegaron a registrar las oficinas y la imprenta. El gerente de LA PRENSA aún no ha sido acusado formalmente.

Lea además: «Esto no es un cierre, nosotros seguiremos informando», aclara secretario de la Junta Directiva de LA PRENSA

Problemas de salud y angustia por las medicinas

Munguía dijo que lo vio más delgado, muy pálido y afligido por sus problemas cardíacos. En marzo pasado Holmann fue operado del corazón y a finales de agosto tenía que hacerse un chequeo de seguimiento. «Tiene otra condición en la aorta que debe ser también vigilada, ya que en ese momento no podía operarse de dos cosas al mismo tiempo. Juan Lorenzo también ha sido operado de ambos ojos por desprendimiento de la retina», manifestó su esposa.

La abogada defensora de Holmann ha solicitado formalmente que lo vea su cardiólogo o al menos el médico de la prisión para verificar su estado de salud, pero Holmann confirmó que no ha sido examinado.

Holmann requiere tratamiento especial debido a esos problemas de salud. Su esposa dijo que ella ha entregado en Auxilio Judicial los medicamentos que le han recetado, sin embargo, él tiene dudas de que las pastillas que recibe son las que le dan.

«Dice que le llegan a dar las medicinas en un tarrito. Él no sabe qué medicinas está tomando y eso le da a él mucha angustia. Juan es bien metódico con sus medicinas» y estar de esa manera, sin saber qué pastillas le están dando le genera angustia, dijo Munguía.

Hasta el día que lo vio, solo tres veces le habían permitido salir por cortos momentos a recibir el sol en los 18 días que llevaba encerrado.

Los primeros días Holmann estuvo solo en una celda, sin embargo le dijo a su esposa que en los últimos días ha estado compartiendo la celda con el político opositor Mauricio Díaz, exembajador de Nicaragua ante Costa Rica, quien fue detenido el reciente 9 de agosto y acusado de conspiración.

Munguía agregó que su esposo «está muy comprometido con su trabajo, porque estaba claro de la importante labor informativa que hace LA PRENSA».

Por otra parte, la esposa de Holmann manifestó que fue muy incómodo el reencuentro con él, al estar rodeados de policías. Le permitieron una visita de media hora, la mayor parte del tiempo bajo la vista de los oficiales. Aunque reconoce que al final los dejaron hablar solos algunos minutos.

El día de la detención

Munguía también recordó el día que su esposo le escribió por última vez para decirle que los policías lo llevarían al Chipote. «Voy al Chipote a firmar unos documentos, no creo», fue el último mensaje que recibió Munguía de su esposo, a las 2:46 a.m. del sábado 14 de agosto.

Ella no dudó en tomar todos los medicamentos de él, un cepillo de dientes, la pasta dental y se dirigió al Chipote. Munguía llegó antes que su esposo y los policías a la Dirección de Auxilio Judicial. Lo vio llegar en el carro de sus hijas, manejándolo, con dos oficiales adentro del vehículo.

«Cuando yo vi que él venía en el carro, como están abriendo las puertas para ingresar, él se tiene que detener. Me bajé del carro, agarré mi cédula y las pastillas, intercepté a Juan Lorenzo y le dije: ‘Juan, tus medicinas, te esperamos’. Solo me volteó a ver y me hizo una señal de negación».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: