LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El horrendo crimen ocurrió en una vivienda ubicada cerca del camino a San Luis de la entrada 6,7 kilómetros al norte, en donde vivían ambos coterráneos. LA PRENSA/Cortesía

El horrendo crimen ocurrió en una vivienda ubicada cerca del camino a San Luis de la entrada 6,7 kilómetros al norte, en donde vivían ambos coterráneos. LA PRENSA/Cortesía

Al calor de los tragos, nicaragüense mata a puñaladas a otro compatriota en Costa Rica y le desfigura el rostro

En la escena del crimen se decomisó un machete, un cuchillo, prendas de vestir, dos teléfonos celulares, entre otros indicios

Como extraída de una escena de película de terror, el nicaragüense Gilberto José Corea Robles, de 46 años, apuñaló en reiteradas ocasiones el rostro de su jefe y compatriota, Sebastián Dávila Castellón, de 46, en Golfito del Distrito de Cureña en Sarapiquí, Heredia, Costa Rica.

Según la publicación del diario Extra, el horrendo crimen ocurrió en una vivienda ubicada cerca del camino a San Luis. De la entrada 6.7 kilómetros al norte, donde vivían ambos coterráneos.

La publicación detalla que al parecer los dos nicaragüenses ingerían licor y de un momento a otro, al calor de los tragos, se originó una discusión entre ellos que finalizó con el sangriento hecho.

Lea además: Mandan a hospital psiquiátrico a hombre que mató a su mamá en Siuna

«Se presume que en medio de la riña, Corea Robles tomó un arma punzocortante y atacó en repetidas ocasiones a su patrón, desfigurándole la cara», publicó el diario costarricense.

De acuerdo con la publicación, acto seguido y sin remordimiento, el sospechoso acostó en la cama al fallecido y le puso varias camisas y trapos encima para ocultarlo.

Se fue a seguir tomando al bar

«Con sangre fría, el supuesto asesino salió de la casa donde estaba y se fue para un bar a tomar más y es ahí donde se encuentra cerca de las 5:00 p.m. con un conocido y con varias copas adentro le confiesa que mató a Dávila Castellón e incluso le enseña una foto del cadáver que andaba en el celular», cita la nota.

Sin embargo, horas más tarde, el sospechoso regresó a la casa donde se produjo el homicidio y, como si nada hubiese pasado, se acostó a dormir en su habitación.

Con la información recibida por parte de un denunciante, un grupo de agentes judiciales se dirigió a la vivienda donde aún dormía Corea Robles para verificar la confesión y al llegar se encontraron con la casa a oscuras.

“Se presentaron al lugar, ubicaron la vivienda, la rodearon y en ese momento el sujeto cuando se percató de la presencia policial salió de la vivienda e intentó darse a la fuga, pero fue detenido por los agentes judiciales a 500 metros”, indicaron desde el departamento de prensa del OIJ.

Lea también: Preso el sujeto que mató a amigo de tragos con una raja de leña

Al ingresar al domicilio, los oficiales constataron que el cuerpo de la víctima aún estaba tapado con las prendas de vestir, por lo que iniciaron el levantamiento del cuerpo y la recolección de evidencias.

En la escena del crimen se decomisó un machete, un cuchillo, prendas de vestir, dos teléfonos celulares, entre otros indicios.

Ahora el detenido se encuentra en manos del Ministerio Público, que se encargará de determinar su situación jurídica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: