LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Los Toros están en palco tras haber sido rescatados por Ramiro Toruño

Ramiro Toruño no parecía el indicado para salvar a los Toros. Había tenido 1-19 con Madriz y 1-12 con el Bóer profesional, pero logró el objetivo

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Como ha ocurrido en otras ocasiones, los Toros de Chontales arrancaron la temporada haciendo honor a su nombre: embistiendo al que encontraban a su paso y llegaron a acumular marca de 17-7 luego de sus primeras 24 batallas. A esa altura se les miraba con respeto y quizá hasta con temor.

La impresión que causaban, es que finalmente habían dado el salto que tanto habían añorado sus fanáticos. Nunca se pensó que era un asunto de momento, de una racha, sino la madurez de un plantel que había pasado de espectador a competidor, mientras sus pretensiones se elevaban al máximo.

No obstante, ocurrió lo imprevisto: vino una hilera de 12 derrotas consecutivas y el magnífico récord de 17-7 se volvió un catastrófico 17-19, mientras el mánager Julio Quiñónez pasaba de ser un genio a indeseable para los fanáticos y al final fue removido del puesto, colocando a Ramiro Toruño.

Toruño no parecía el indicado. Aún con su hoja de servicio que incluye dos títulos con Matagalpa en el Pomares y otro con los Gigantes de Rivas en la Liga Profesional, más un llamativo desempeño con la Selección Nacional, con la que conquistó un Premundial (1993) y fue cuarto en un Mundial (1994).

Pero Ramiro venía de ser despedido por el Madriz después de registrar balance de 1-19, mientras entraba en su lugar Leivi Valenzuela. Y por su fuera poco, también lo había cesanteado el Bóer de la Profesional, al acumular 1-12, con una racha de 11 derrotas al hilo, que forzó el ingreso de Omar Cisneros.

Sin embargo, el tiempo le dio la razón a la directiva chontaleña. Toruño ganó el primer juego que digirió ante Boaco, el equipo vecino y rival de antaño. Al final, la serie terminó 2-2 y se vieron señales alentadoras de una tropa que parecía derrotada desde antes de iniciar los partidos. La actitud era distinta.

«El problema era mental. Talento hay, pero existía una negatividad, un pesimismo, y así no había chance de ganar, pero hablamos con los muchachos, la directiva también expuso sus puntos de vista y luego han venido los resultados», le dijo Toruño a German García de LA PRENSA tras el giro dado al club.

Ramiro terminó con 17-15 durante su estadía, para concluir con un registro global de 34-34, que le permitió saltar a la segunda vuelta. No fue un récord claro como el de Boaco (37-28), pero los Toros se recuperaron tanto, que incluso en la segunda etapa lucieron mejor que sus vecinos y ahora van a los playoffs.

Así que mientras el Boaco cruza los dedos al terminar con 22-22 y hasta podría verse obligado a ir a un juego extra con Estelí, los Toros clasificaron sin angustia y su balance de 23-19 los colocó en el cuarto lugar, empatados con la Costa y Matagalpa, solo detrás de Chinandega (24-18), Bóer (26-18) y Dantos (28-16).

Ahora vienen los cuartos de final, que se jugarán en series de cinco juegos a ganar tres. Pero pase lo que pase, Toruño hizo el rescate del año. Levantando del piso a un equipo que había perdido la confianza en sus habilidades y que pese al llamativo talento que tiene, se sentía inferior a los demás, pero ahora no.

Como siempre, Iván Hernández ha sido la gran figura de su bateo. Terminó con .351, 15 jonrones y 59 remolques. A él le siguieron José Hurtado (.346/4HR/40CI), Oscar Hurtado (.315/4HR/44CI) y Oscar González (.306/0HR/37CI), más Sandy Bermúdez, quien voló bajo de acuerdo con sus estándares (.303/2HR/51CI).

La figura clave entre los lanzadores ha sido Elías Villegas (10-8 y 2-12, con 11 salvados). Además de Sheylon Robinson (10-6 y 2.33), José David Rugama (11-11 y 2.71), Ángel Canales (8-8 y 2.99), más Erasmo Reye que voló por debajo de las expectativas (7-9 y 3.39). Pero entre todos metieron el hombro.

Así que después de enderezar el barco, Toruño pretende algo más en esta nueva etapa, aunque las aguas son más bravas ahora, sin ninguna duda.

Edgard Rodríguez está en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: