LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

La Policía allanó las oficinas de La Prensa el viernes 13 de agosto y desde entonces los oficiales se mantienen dentro del edificio.

La Prensa seguirá informando desde el sitio web

La toma por parte de la Policía de la dictadura de nuestras instalaciones, donde está nuestra rotativa, imprenta comercial, oficinas administrativas y redacción, obliga a la empresa a hacer un recorte al no poder operar normalmente

Después de 33 días que las instalaciones de Editorial La Prensa fueron allanadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido, la empresa se ha visto en la necesidad de hacer un recorte forzado de personal para poder sobrevivir ante la nueva realidad que nos impuso la represión del régimen orteguista.

Nuestras instalaciones, donde operan la rotativa, la imprenta comercial, la redacción y las oficinas administrativas de Editorial La Prensa permanecen tomadas; y no hay señales de que la dictadura tenga ánimos de regresarlas a sus legítimos dueños, nuestro gerente general permanece detenido y más bien ha sido acusado absurdamente por el delito de “lavado de dinero” y las cuentas de la empresa han sido congeladas.

Esta situación, que solo vienen a confirmar la decisión de la dictadura de intentar destruir a La Prensa, como quedó evidenciado en la retención injustificada de nuestro papel por parte de Dirección General de Aduanas hace ya siete semanas, nos obligó a tomar la dolorosa decisión de reducir nuestro personal para operar solo con la cantidad suficiente para continuar informando desde nuestro sitio web y garantizar la supervivencia de la empresa en medio de un ambiente hostil que nos ha impuesto la dictadura.

La Junta Directiva de Editorial La Prensa, a pesar de encontrarse en una situación compleja, reitera su compromiso de cumplir con sus obligaciones con todos y cada uno de sus colaboradores, tanto los que hoy recibieron la notificación de la cancelación de su contrato como los que continuarán trabajando con la empresa.

La Prensa continuará informando desde su sitio web y continuará demandando la liberación de nuestro gerente, Juan Lorenzo Holmann, la devolución de sus instalaciones y la liberación de su papel para volver a circular normalmente.

Hace 42 años titulamos “Los enterrados fueron ellos”, cuando el somocismo intentó acabar con La Prensa asesinando a nuestro director mártir, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.  Hoy, esta otra despiadada dictadura, una vez más intenta destruirnos, pero como ya sucedió con la dictadura somocista hace más de 40 años y con la primera dictadura sandinista hace 30 años, La Prensa prevalecerá para narrar la caída del orteguismo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: