LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Dodgers avanzan a la postemporada por noveno año consecutivo

Después de coronarse el año pasado, pero sin poder celebrar por todo lo alto debido a la pandemia, los Dodgers están de regreso y desean más

Aun cuando sonreían contentos y no lograban ocultar la satisfacción de avanzar a una postemporada por noveno año consecutivo, los Dodgers de Los Ángeles celebraron con mesura, quizá porque están conscientes de que solo han dado el primer paso hacia la tierra prometida.

Después de imponerse la noche del martes 8-4 a Arizona, los Dodgers sellaron su ticket para los playoffs, garantizando su participación al menos en el duelo de los comodines, independientemente de lo que pase en los restantes 15 partidos. Pero es claro que ellos no quieren ir a esa batalla.

La meta inmediata de los Dodgers es ganar, por noveno año sucesivo, la División Oeste de la Liga Nacional. El gran problema ha sido, que los Gigantes no sueltan la punta, ni siquiera lo hicieron cuando los Dodgers los cercaron y daba la impresión que los iban a destronar, pero no fue así.

Al contrario, la tropa de San Francisco salió fortalecida y ha hecho prevalecer la pequeña ventaja de 2.5 juegos como si se tratara de una superioridad enorme. Lo que pasa es que la han sabido administrar y ubicados en la recta final de un maratón de 162 juegos, no emiten señales de cansancio.

No obstante, no debe ser fácil convivir con un adversario del calibre de los Dodgers, quienes después de ganar la Serie Mundial el año pasado, se reforzaron aún más y parecieron incluso, un mejor equipo que el que prevaleció ante Tampa después de un extenso ayuno de 32 años sin ganar el clásico de otoño.

A la tropa del año pasado, los Dodgers le añadieron al mejor lanzador disponible en el mercado, Trevor Bauer, quien junto a Clayton Kershaw, debió formar uno de los duos más temibles del beisbol. Pero Bauer fue suspendido acusado de una supuesta agresión sexual y Kershaw se lastimó, saliendo de circulación.

Sin embargo, la estructura del equipo no se resintió. El mexicano Julio Urías emergió como líder del staff y el lanzador más ganador en las Grandes Ligas (17-3 y 2.98) y a la par, Walker Buehler (14-3 y 2.32), un tirador de crecimiento admirable, con Blake Treinen y Kenley Jasen comandando un sólido bullpen.

El ataque ha sido tan profundo que ha mantenido su nivel a pesar de haber perdido a Corey Seager y Mookie Betts en algunos momentos por lesiones, mientras a Cody Bellinger se le mojaba la pólvora (.159). No obstante, Max Muncy se hizo cargo de la producción, junto a Justin Turner, Will Smith, Chris Taylor y el mismo Betts.

Y cuando se trató de reforzarse, fueron por lo mejor que habia disponible: Max Scherzer y Trea Turner, quienes dieron una gran solidez a un plantel que tiene aspiraciones muy altas, al igual que su planilla. Scherzer tiene 6-0 y 0.88 desde que se unió a los Dodgers y Turner batea .305. Es un equipo completo y hambriento.

Después de coronarse el año pasado en medio de una pandemia que impidió la presencia de fanáticos en el estadio y sin poder bañarse de champaña, y menos, poder realizar el desfile por las calles de Los Ángeles, los Dodgers están de vuelta en la postemporada y parece que mejor armados que en el 2020.

Sin embargo, vamos a ver si son capaces de emular lo conseguido el año pasado.

Edgard Rodríguez está en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: