LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Cerveceros están en la postemporada y aún buscan su primer título en la Serie Mundial

Por cuarto año seguido, Milwaukee salta a la postemporada, pero desde su fundación en 1969, busca su primer cetro en el clásico de otoño

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Surgidos durante la era de la expansión en 1969 con el nombre de Pilotos de Seattle, los Cerveceros de Milwaukee no han sido propiamente una franquicia exitosa. En sus primeros 49 años, solo cuatro veces avanzaron a la postemporada. Sin embargo, algo bueno están haciendo ahora, porque por cuarto año seguido, han dado el salto al playoff.

En 1970 se trasladaron a Milwaukee, Wisconsin, y adoptaron el nombre de Cerveceros, asociado a la pujante industria que hizo famosa la ciudad, pero fue hasta 1981, con récord de 62-41, en el año de la huelga, que lograron llegar a la postemporada por primera vez, con tan mala suerte, que los Yanquis los eliminaron 3-2 en la Serie Divisional.

No obstante, un año después estaban de regreso a la postemporada con el probable mejor equipo de su historia. Con marca de 95-67, los Cerveceros se impusieron por un juego a los Orioles (94-68) en la temporada regular y tras dejar en el camino a los Angelinos de California, saltaron a la Serie Mundial contra los Cardenales de David Green.

Al final, perdieron el clásico de octubre 4-3 ante San Luis, pero quedó constancia de la calidad de un gran plantel que reunió a astros del Salón de la Fama como Robin Yount, Paul Molitor y Ted Simmons, más cañoneros de nivel como Gorman Thomas, Ben Oglivie y Cecil Cooper, con un pitcheo liderado por Pete Vuckovich y Rollie Fingers, también en Cooperstown.

Y casi desde siempre, Milwaukee ha sido sinónimo de bateo. A Yount, Molitor, Simmons y Cooper, se les puede añadir a Ryan Braun, Prince Fielder y Christian Yelich. Sin embargo, los Cerveceros de este año tienen pitcheo y eso, junto a la ofensiva, les ha permitido conformar una tropa balanceada con altas expectativas en la postemporada.

Este año, Yelich ha sido atacado por lesiones e inconsistencias, pero Avisaíl García se ha lucido con .269, 27 jonrones y 82 remolques, lo mismo que Luis Urías (.252, 20HR y 69 CI), más Willy Adames (.297, 17 HR y 51 en 88 juegos). Justo el arribo de Adames, transformó a este equipo que a la altura de mayo, parecía rumbo a un año mediocre.

Los Cerveceros iniciaron abril con 16-10, pero cayeron a 13-15 en mayo, mes en el que fueron barridos en una serie de dos juegos por Kansas City y luego en otra de cuatro por Filadelfia. Hubo un momento, en el que perdieron 13 de 17 juegos y ahí sonaron las alarmas. Sin embargo, adquirieron a Adames y aquello fue una transformación.

Adames dinamizó el equipo, agitó el dogout y contagió en el vestidor. «Fue como si al equipo le hicieron un trasplante de personalidad», escribió Adam McCalvy en MLB.com. Adames comenzó a batear y de pronto todo lo hicieron, tanto que junio lo cerraron con 19-8 y hasta tuvieron una racha de 11 victorias entre el 22 de junio y el 3 julio.

Lo que nunca cambió fue el pitcheo, siempre dominante. Corbin Burnes, Brandon Woodruff, Freddy Peralta, Adrian House y Eric Lauer mantuvieron al equipo en la pelea y cuando el bateo volvió a tronar, se proyectaron velozmente hacia la postemporada, avance sellado el sábado, tras una victoria 6-4 sobre los Cachorros de Chicago.

Josh Hader, un temible relevista zurdo, lidera el bullpen con 30 rescates, cuatro victorias y 1.34 de efectividad, junto a Brent Sutter (12-5 y 3.09), Devin Williams (8-2 y 2.55) y Brad Boxberger (5-3 y 2.97). Es decir, a los Cerveceros nunca les faltó pitcheo y cuando la ofensiva regresó, no hubo forma de frenarlos. Ahora vienen la postemporada.

Milwaukee es uno de los equipos que nunca ha ganado una Serie Mundial. Lo más cerca fue 1982. ¿Serán capaces de lograrlo ahora? Solo con el tiempo lo sabremos. Lo que sí es claro, es que la misión está súper difícil, pero en beisbol nunca hay nada escrito y eso anima a los Cerveceros a ir en busca de más en este 2021.

Edgard Rodríguez está en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: