LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Mauricio Orué y Zobeyda Rodríguez, fórmula presidencial del Partido Liberal Independiente (PLI). LA PRENSA/Archivo

Campaña electoral virtual es por «conveniencia» no para proteger a los nicaragüenses, señalan analistas

Hoy inicia la campaña electoral, que durará un poco más de un mes. Esta vez el CSE anunció que será mayoritariamente virtual como medida de prevención frente a la pandemia por covid-19

A los analistas independientes les cuesta creer que el régimen de Daniel Ortega, después de casi dos años de pandemia sin implementar medidas nacionales para evitar los contagios masivos de covid-19, ahora sí esté preocupado por proteger a los nicaragüenses con una campaña electoral virtual, orientada por el poder electoral y el Ministerio de Salud. Campaña que oficialmente inicia hoy 25 de septiembre.

Valoraron que esa nueva disposición oficial resulta conveniente para ocultar la impopularidad de los partidos políticos que participan en este proceso electoral y que además —a su juicio—, es un proceso que carece de credibilidad por la exclusión de la oposición y la parcialidad de los magistrados electorales con el régimen orteguista.

«Considero que el invento de hacer ´virtual´ la campaña ha sido una salida excelente para ellos, les ha caído como anillo al dedo, porque los partidos participantes en la contienda carecen de seguidores, porque la gente sabe que es un circo lo que va a ocurrir en noviembre», manifestó la abogada y experta en Estado de Derecho, Martha Molina.

Molina además afirmó que todo el sistema electoral de Nicaragua está desprestigiado, porque los «magistrados son serviles al señor Daniel Ortega», en alusión a que los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) —órgano que dirige las votaciones en Nicaragua—.

Lea además: La destrucción del sistema electoral: El regreso de Ortega al poder

La abogada Molina agregó que el tema de lo «virtual» aún no está regulado en el sistema jurídico, «que a la fecha ha sido degenerado en su totalidad», agregó, por eso valoró que se puede esperar cualquier cambio en estos comicios.

«Podemos esperar cualquier escenario, porque Nicaragua no es un Estado de derecho sino un territorio que se rige por las arbitrariedades de la administración pública Ortega Murillo», dijo Molina.

La campaña electoral de Nicaragua inicia este sábado 25 de septiembre y finalizará el 3 de noviembre. La fecha original de inicio era el 21 de agosto, pero fue modificada por disposición del Consejo Supremo Electoral (CSE) el pasado 12 de agosto. Sin embargo, la Ley Electoral (Ley 331), en el artículo 74, establece que la campaña electoral tendrá una duración de 65 días, para las elecciones presidenciales y de diputados ante la Asamblea Nacional y para el Parlamento Centroamericano (Parlacen). 

Por otra parte, el artículo 85 de la Ley Electoral (Ley 331) establece que «72 horas antes del día de las votaciones cesará toda actividad de la campaña electoral y los medios de comunicación estarán gratuitamente a la orden del CSE, para difundir información oportuna correspondiente al proceso electoral».

Reglamento sanitario

El pasado lunes 20 septiembre, la presidenta del CSE, Brenda Rocha, junto a la ministra de Salud, Martha Reyes, anunciaron un «reglamento sanitario» que establece que los partidos deben evitar los eventos presenciales masivos y priorizar los mecanismos de difusión virtuales y digitales para dar a conocer de una manera segura sus planes de gobierno, entre otras disposiciones.

Y este viernes 24 septiembre, los representantes de los partidos políticos participantes en el proceso, ratificaron el «Reglamento sanitario» en una reunión presencial con los magistrados electorales.

El Reglamento sanitario señala que los partidos políticos y los candidatos deben evitar eventos presenciales masivos y priorizar los mecanismos de difusión virtuales y digitales para dar a conocer de una manera segura sus planes de gobierno.

Agrega que las actividades políticas presenciales deben realizarse solamente en áreas abiertas, con convocatorias de no más de 200 personas, asegurando las medidas de prevención y control, mantener una distancia de 2 metros entre las personas, higiene de manos, uso de mascarilla y toma de temperatura al ingresar al área.

Indica además que las actividades políticas o proselitistas deben durar el menor tiempo posible, como máximo una hora y 30 minutos.

Entre otras medidas publican:

—Se recomienda que personas que forman parte de los grupos de riesgo no participen en actividades proselitistas o políticas presenciales.

—Ninguna persona que califique como caso confirmado o sospechosa debe asistir a las actividades proselitistas o políticas presenciales.

—Se recomienda que las mujeres embarazadas, niños, niñas y adolescentes no asistan a las actividades proselitistas o políticas presenciales.

—Se ordena no realizar caravanas (en buses, motos, carros, coches, ni en ningún otro medio de transporte), esta medida será de cumplimiento estricto para garantizar la salud y la tranquilidad de las familias nicaragüenses.

—Se deberá disponer en lugares visibles las medidas sanitarias que deben de observar todos los asistentes. También se recomienda utilizar señalización para los accesos y salidas del lugar a fin de que las personas guarden la distancia requerida al ingreso y egreso del lugar.

Los partidos políticos o alianzas de partidos que participan en las elecciones generales de este año 2021 deberán cumplir estas medidas dispuestas por el Ministerio de Salud durante la campaña electoral.

Lea además: Partidos con personería cancelada, ¿víctimas o culpables?, esto opinan analistas

Un especialista en Ciencias Políticas, que habló con LA PRENSA bajo condición de anonimato por temor a las represalias del régimen, valoró que esta disposición de una «campaña virtual» es «una estrategia orientada a la comunidad internacional para que se perciba como un gobierno responsable y que está promoviendo elecciones seguras, cuando ocurre todo lo contrario».

«Es absurdo que por meses han negado la existencia de los efectos de la pandemia en Nicaragua, siguen ocultando las cifras de afectados y fallecidos, no han tomado medidas nacionales para la prevención del virus, han seguido promoviendo actividades sociales y políticas de participación masiva y ahora convenientemente dictan que para las elecciones sí hay que tomar medidas para prevenir el contagio», manifestó la fuente.

«Desconfianza»

El sociólogo Oscar René Vargas dijo que el régimen tiene clara la desconfianza generalizada de la ciudadanía en el CSE y en todo proceso electoral, y también sabe que la mayoría de los partidos políticos no son populares, lo que iba a quedar en evidencia en una campaña electoral normal.

«A sabiendas que los partidos zancudos no tienen capacidad de hacer concentraciones masivas y para no mostrar la dimensión de la farsa electoral, deciden que la campaña electoral se realice de manera virtual», expresó Vargas.

Desde que la pandemia llegó a Nicaragua en marzo de 2020, Ortega dejó claro que nada iba a cambiar, porque el país no podía encerrarse y dejar de trabajar como lo hicieron otros países por contingencia; tampoco cerró las fronteras ni canceló las clases presenciales en los colegios públicos. En cambio, el régimen ha seguido promoviendo actividades partidarias y llamando a la recreación en parques, centros y plazas públicas.

Lea también: Nicaragua es el único país de Centroamérica que aumenta movilidad en plena pandemia, según Google

Las elecciones son el próximo 7 de noviembre para elegir presidente, vicepresidente, diputados de la Asamblea Nacional y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El proceso electoral se ha llevado a cabo en un clima de tensiones políticas por la represión policial y la detención de destacados opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales; suspensión de personerías jurídicas de partidos opositores y cierre de medios de comunicación independientes.

Todo esto ha generado la denuncia y reclamos por un proceso democrático y transparente a nivel nacional e internacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: