LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Ismael Munguía debe saltar a AA, pero ¿por qué no a las Grandes Ligas?

El chinandegano seguro irá a a Doble A, pero como es elegible para el draft de la Regla V, no descartemos que haga un aterrizaje adelantado en las Mayores

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Rod Carew sabe algunas cosas sobre bateo. Después de coronarse siete veces líder de los bateadores en la Liga Americana y eslabonar una cadena de 15 temporada seguidas con promedios sobre .300, el panameño no solo es una leyenda del juego, sino una autoridad que merece ser escuchada cuando habla.

¿Qué consejo le daría a los bateadores jóvenes?, le preguntó un fanático a este miembro del Salón de la Fama. «Que bateen jonrones», respondió Carew casi de forma instantánea y con la misma simplicidad con que convertía pitcheos en imparables. Lo curioso es que él no bateó muchos jonrones en su gran carrera.

Carew acumuló 92 toletazos en sus 19 temporadas. Sin embargo, es claro que está consciente de que ahora se viven otros tiempos, en los cuales los bateadores de poder no solo son lo más prominentes dentro de un equipo, sino lo más necesarios, los mejores remunerados y los más decisivos en la era actual.

Babe Ruth se había adelantado a Carew. Cuando le hicieron la misma petición (un consejo) durante una visita a una escuela de primaria en Nueva York, dijo lo mismo que Carew pero con otras palabras: háganle swing duro a la bola por si acaso le pegan. Ruth también sabía de lo que hablaba y logró experimentarlo.

Al parecer, el consejo le ha llegado al pimentoso jardinero chinandegano Ismael Munguía, quien después de acumular tres jonrones combinando sus primeras cuatro temporadas, envió nueve misiles a las tribunas en este 2021, año en el que además se coronó líder de bateo con .336 en la Liga del Oeste, Clase A alta.

Munguía creció desde todo punto de vista. Además de ser más consistente en sus contactos, mostró un visible poder para extrabases y junto a los nueve jonrones en la temporada, agregó dos más en la Final contra Spokane y resultó decisivo en la coronación de las Esmeralda de Eugene en cuatro partidos.

A la vez, Munguía, quien tiene una velocidad sobre average en las colchonetas, se decidió a robar bases y acumuló 15, la cifra más alta en su carrera. Su velocidad ha sido más notable por el terreno que cubre en los jardines, complementada por una tremenda defensa, pero no estaba estafando almohadillas con regularidad.

«Munguía es un bateador extremadamente agresivo que rara vez recibe bases por bolas, pero rara vez se poncha, y ha demostrado una combinación intrigante de capacidad de batear para promedio, velocidad y un creciente poder para extrabase», reporta Baseball America, que al final se ha ocupado un poco del nica.

¿Qué viene ahora para Munguía? Lo primero es un seguro ascenso a Doble A, a las Ardillas Voladoras de Richmond. Se lo ha ganado claramente después de probar que está sobrado en Clase A alta. Y aunque él no aparece en las listas de los mejores prospectos de los Gigantes, con sus números se ha ganado su promoción.

Es muy probable que sea invitado a los entrenamientos primaverales del equipo de Grandes Ligas en febrero del 2022, pero lo más seguro, es que comenzará la temporada en AA, sino es que antes lo pierden los Gigantes, debido a que el nica será elegible para el draft de la Regla V y no se descarta que pueda ser escogido.

Pero sea cuál sea el escenario para Munguía, todos deben ser favorable en el 2022, después de un magnífico 2021 en el que trabajó con todo su entusiasmo y ahora recoge los frutos. Solo imaginen que alguien lo tome en la Regla V y se decida por ponerlo en las Mayores, tal como sucedió con Everth Cabrera en 2008.

Por lo pronto, busquen a Munguía en Doble A en el 2022, pero no descartemos un aterrizaje anticipado en las Grandes Ligas si algún equipo se atreve a llevárselo para que pelee un puesto en el conjunto de las Ligas Mayores, algo que sí logró Cabrera y que arañó posteriormente Kevin Gadea, antes de sufrir una lesión.

Lo esencial es que Munguía siga trabajando duro durante el receso para llegar listo para seguir abriendo su camino hacia la tierra prometida.

Edgard Rodríguez está en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: