LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

¿Wang Jing fabricó megaestafa mundial con proyecto del Canal de Nicaragua? Bolsa de Shanghai lo expulsa del mercado bursátil

Según un reporte estadounidense, "Wang ha desaparecido después de prometer el 35 por ciento de sus acciones del Grupo Xinwei a las principales compañías financieras y de valores de China, incluidos el Banco de Desarrollo de China y el Banco Shengjing".

Una gigantesca estafa por 31,000 millones de dólares y el ocultamiento de enormes deudas de Xinwei Group ocasionaron que la Bolsa de Valores de Shanghai ordenara en mayo pasado sanciones disciplinarias contra Wang Jing, a quien se le inhabilitó durante los próximos 10 años para participar en el mercado bursátil chino, según revela un artículo publicado este 24 de septiembre por el diario estadounidense The Epoch Times, firmado por la periodista Julia Ye.

La estafa, según refiere el artículo, se habría construido a partir del anuncio en el 2013 de que en Nicaragua se construiría una megaproyecto canalero, lo que atrajo el apetito de inversionistas y se dejaron llevar por cotizaciones fantasmas colocadas en la Bolsa de Valores de Shanghai.

Wang Jing es el misterioso empresario chino a quien el régimen de Daniel Ortega le entregó en concesión el fallido proyecto del Canal Interoceánico y que la dictadura vendió a los nicaragüenses como la forma más fácil y rápida de sacar a Nicaragua del puesto de segunda nación más pobre de América Latina y el Caribe.

Para ello, la dictadura aprobó en junio del 2013 un paquete de leyes que entregó a Wang Jing vastas áreas productivas y tierras propiedad de campesinos por un periodo de al menos 50 años, prorrogable por otro lapso similar una vez vencido el primer término. Desde entonces, y pese a que en algunas zonas de Nicaragua se llevaron a cabo expropiaciones de propiedades, el régimen de Ortega nunca más volvió a hablar del proyecto ni del empresario chino.

Pero la periodista Julia Ye dio luces sobre qué ha pasado con este misterioso personaje. Resulta que tras descubrirse una mega estafa por más de 31,000 millones de dólares orquestada desde Xinwei Group, que ha afectado a miles de inversionistas, la Bolsa de Valores de Shanghai ordenó excluir de sus operaciones la cotización de las acciones de la empresa de Wang, pero además estableció que este no podía durante la próxima década desempeñar cualquier función administrativa en las compañías que cotizan en este mercado de valores.

Según el reporte, desde que se sancionó al Grupo Xinwei, los activos de esta pasaron a ser de 2,300 millones de dólares negativos y más de 100,000 de sus accionistas están envueltos en una importante agitación financiera.

Las autoridades bursátiles de Shanghai señalan a Wang de no haber asegurado, como presidente del Grupo Xinwei, «operar en el cumplimiento de las leyes y regulaciones, y tiene la responsabilidad principal por las violaciones de la empresa antes mencionadas», según se lee en el sitio web: min.news, que recogió parte de la sanciones y los señalamientos.

La Bolsa señala a Wang y varios directivos de la falta de divulgación oportuna del riesgo de cambios en el funcionamiento de los objetos de garantía de crédito del comprador y el riesgo de que se deduzcan grandes cantidades de fondos en Beijing Xinwei Technology Group Co., Ltd; segundo, la empresa y la parte que promete el desempeño no han completado la prueba de deterioro de los activos objetivo de reestructuración a tiempo; tercero, es que la divulgación del pronóstico de desempeño es inexacta; y cuarto, es que hay grandes defectos en el control interno.

Además, las autoridades bursátiles señalan que estos no revelaron información material sobre el congelamiento de los activos y el patrimonio del objetivo de reorganización a tiempo de la empresa.

El inicio de la estafa: vender el proyecto en Nicaragua

En su reporte, la periodista Julia Ye reseña que «Xinwei Group creó un escándalo sensacional cuando no cumplió su promesa de construir un canal navegable a través de Nicaragua que habría rivalizado en tamaño con el Canal de Panamá».

Indica que en 2012, Wang inició contacto con las autoridades nicaragüenses para discutir la obtención de permiso para construir un canal nicaragüense. Mientras tanto, Xinwei Group formó una empresa privada en Hong Kong, HKND Group, que supervisaría la construcción de este importante canal.

Según Ye, el proyecto, estimado en su momento en 50 mil millones de dólares, fue promocionado «para desafiar la octava maravilla del mundo — el monopolio del Canal de Panamá sobre el transporte marítimo en América Central — y cambiar para siempre las rutas marítimas internacionales».

«El plan de Wang era completar el canal de Nicaragua en 5 años. Después de lo cual, el principal inversor, HKND Group, obtendría los derechos de uso del canal y sus instalaciones durante 100 años. Mientras tanto, se crearían más de 400,000 puestos de trabajo, pero esto no evitaría que los miembros locales de la Región Autónoma del Atlántico Sur protestaran y dijeran: “Nuestra tierra no está a la venta y no se regalará”, “los chinos salgan, «Y» Sin canal «», explica.

Pero el proyecto nunca evolucionó como se promocionó inicialmente, y que apenas se contrataron a 30 personas y solo se había construido un sendero polvoriento de unos 10 kilómetros. Así es como, según Ye, «lo que una vez fue un fenómeno de la ingeniería se ha convertido en la estafa del siglo».

Crearon cotizaciones fantasmas

Según el reporte, después del anuncio del proyecto canalero, el Grupo Xinwei «comenzó a aprovechar el creciente prestigio del proyecto para atraer inversionistas y cotizaciones fantasma. En septiembre de 2013, anunció una cotización fantasma de Beijing Zhongchuang Telecom Test Co., Ltd. por un monto total de 4,200 mil millones de dólares. Durante los siguientes dos años, su valor de mercado superó los 31 mil millones de dólares y fue incluido en el índice SSE 50», donde están las 50 principales compañías que transan en dicha bolsa de valores.

Esto permitió, según el reporte periodístico y basado en reportes de Forbes, que las acciones de Wang Jing en el Grupo Xinwei pasaran de 1,010 millones de dólares a 6,600 millones de dólares en el 2014, «lo que lo convirtió en uno de los principales multimillonarios de China. El Grupo Xinwei permitió que tres inversores chinos adicionales se convirtieran en multimillonarios, incluidos Jiang Ning, Wang Yongping y Wang Qinghui».

«El atractivo inicial del Grupo Xinwei eventualmente se evaporaría debido a su base débil, tratos misteriosos y falta de transparencia», indica el reporte.

En paralelo al Gran Canal, el Grupo Xinwei empezó a promocionar otros megas proyectos para captar la atención del público dentro de China. Por ejemplo, se menciona que Wang Jing jugó un papel decisivo en la formación de Beijing Skyrizon Aviation, «una empresa que fue sancionada por Estados Unidos por intentar adquirir una empresa ucraniana de motores de aviación».

También promocionó «la construcción de un puerto de aguas profundas en Crimea, la adquisición de una compañía de satélites israelí y la participación en la seguridad en el extranjero. Wang incluso descartó la idea de una «red de información aérea y espacial», con la intención de lanzar un cohete que pueda transportar cuatro satélites en tres años, y para 2019, lanzar 32 o más satélites para formar un sistema de comunicación satelital que cubra el mundo».

Y agrega: «Estos proyectos y sueños candentes entusiasmaron a los medios e inversores y ayudaron a la empresa a obtener nuevos préstamos para pagar» deudas.

Las obras de inicio del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, comenzaron a desarrollarse en el departamento de Rivas, donde los miembros de la Comisión del Gran Canal de Nicaragua y el Presidente de la Empresa HKND Group, Wang Jing, inauguraron el arranque de las mismas.

Ganancias ficticias

En medio de esto, el empresario chino con vínculos en Nicaragua vendía la idea de que había convertido las pérdidas del Grupo Xinwei en ganancias desde que asumió las riendas de empresa, sin embargo un informe de investigación de NetEase Finance en 2016 denominado: «El juego sorprendente del Grupo Xinwei: Ocultar enormes deudas y gente misteriosa cobrando», determinó que Wang mentía.

Por ejemplo, este dijo que bajo su mando la compañía había convertido una pérdida a una ganancia de 88.4 millones de dólares, por un gran pedido de 466 millones de dólares en productos y servicios desde Camboya. El reporte de NetEase Finance determinó que el informe del empresario chino era fraudulento, pues resulta que la contratación fue hecha por la subsidiaria de dicha empresa en Camboya, llamada Cambodia Xinwei.

«Las ganancias que informó se basaron en una ilusión creada por Xinwei Group y su subsidiaria, Cambodia Xinwei», afirmó el reporte de The Epoch Times.

«NetEase Finance confirmó que el aparente crecimiento de Xinwei Group se basó en mentiras y prácticas fraudulentas. De hecho, la empresa estaba muy endeudada y había permitido que muchos de sus misteriosos accionistas redujeran sus participaciones o retiraran sus acciones antes de que surgieran problemas», agrega. Solo Wang Jing retiró en efectivo 1,600 millones de dólares en el 2017.

En julio del 2019, los temores se hicieron realidad. El comercio de Xinwei Group se anuló después de más de 900 días de suspensión. «Después de caer durante 36 días consecutivos, la compañía estableció un récord de pérdidas consecutivas de acciones A, con un valor de mercado que se evaporó casi 29,500 mil millones de dólares».

Esto ocasionó pérdidas a más de 150,000 de sus accionistas, afectados por una pérdida per cápita de 37,000 dólares, sin embargo, 120,000 accionistas permanecieron en la lista de inversores de Xinwei Group a finales de marzo de 2021, según el reporte periodístico.

De hecho, Wang Jing ya no forma parte de los 500 millonario de Bloomberg.

¿Wang Jing desaparecido?

Ahora se señala que «Wang ha desaparecido después de prometer el 35 por ciento de sus acciones del Grupo Xinwei a las principales compañías financieras y de valores de China, incluidos el Banco de Desarrollo de China y el Banco Shengjing».

«Las estafas perpetradas por Wang crearon estragos y ruina financiera para miles de personas en China y en todo el mundo», indica la periodista, quien que las mentiras del empresario chino y el proyecto canaerlo «también trajo sufrimiento al pueblo nicaragüense».

«El gobierno de Nicaragua todavía tiene los derechos de tierra y desarrollo de tierras que fueron expropiados por la fuerza para la construcción del canal, y los residentes locales todavía están molestos por haber sido desalojados de su propiedad. Muchos terratenientes fueron encarcelados, heridos o asesinados durante conflictos con la policía y las autoridades gubernamentales», finaliza.

Miles de campesinos marcharon esta vez en Punta Gorda para rechazar la ley del canal interoceánico. LA PRENSA/Cortesía

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: