LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

¿Cuál campaña electoral?

El sábado 25 de septiembre comenzó la campaña electoral —extraña e irregular, por decir lo menos— para las votaciones del próximo 7 de noviembre.

En esas votaciones no habrá competencia política y por lo tanto no serán elecciones en el auténtico sentido de la palabra. Quienes pretendían ser candidatos presidenciales por la oposición, siete en total, están todos presos, cinco en los calabozos de Auxilio Judicial de la Policía y dos con casa por cárcel.

Al único partido político con credibilidad opositora que quedaba con vida legal, Ciudadanos por la Libertad (CxL), le cancelaron la personería jurídica, y a su presidenta, doña Kitty Monterrey, le quitaron su nacionalidad nicaragüense y tuvo que huir hacia Costa Rica.

Como si todo eso fuera poco, la duración de la “campaña electoral” que comenzó el sábado anterior fue recortada en más de un mes, pasando por encima de la Ley Electoral. La explicación del régimen es que por la pandemia, pero no es cierto, si fuera por eso no convocaría cada semana a aglomeraciones oficialistas políticas y festivas con cualquier pretexto.

Tampoco se permite hacer reuniones de más de 200 personas y estas solo en campos abiertos vigilados por la Policía. La única propaganda tolerada será en línea y bajo censura gubernamental.

En realidad, ya todo está decidido y solo hay que esperar a que el 7 de noviembre por la noche, o al día siguiente, se informe con qué porcentaje se habrá reelegido el binomio presidencial, a quién le darán el segundo lugar (que seguramente será otra vez el PLC) y cuántos diputados le asignarán a los otros grupos de aprovechados políticos.

Las campañas electorales verdaderas tienen sus condiciones, requisitos y normas. Pero no basta con que estén reconocidas formalmente en la ley, lo que vale es que se reconozcan y apliquen en la práctica.

Julio Brea Francos, doctor en Ciencia Política, Derecho Constitucional y Procesos Electorales, exmagistrado de la Junta Central Electoral de República Dominicana y consultor político y electoral, señala algunas condiciones fundamentales para que haya una campaña electoral digna de llamarse así.

Primero, el régimen dé libertades públicas. Esta “es una condición de fondo para la celebración de elecciones competitivas” y por lo tanto para las campañas electorales.

Segundo, que haya competencia política entre diversos partidos y candidatos, los cuales tienen que ser independientes entre sí y de los poderes del Estado.

Tercero, neutralidad e imparcialidad del Gobierno. Esto se refiere entre otras cosas a que los fondos y cualquier clase de recursos del Estado no deben ser usados en las campañas de ningún partido y de nadie. Pero también y en primer lugar que los jueces electorales sean independientes, capacitados e insobornables.

Cuarto, igualdad de oportunidades. Esto significa ante todo “que los recursos usados por los partidos y candidatos guarden proporción con el apoyo popular con que cuenta cada una de las opciones concurrentes”.

Quinto. Que todos tengan el mismo acceso a los medios de comunicación de masas y que no haya censura de ninguna clase, mucho menos policial, a la expresión política de los candidatos.

Hay otros requisitos menores que también deben cumplirse para que pueda haber una auténtica campaña electoral. Pero basta con mencionar los cinco anteriores, ninguno de los cuales existe actualmente en Nicaragua.

De manera que decir que hay una campaña electoral actualmente en Nicaragua es cuando menos una burla a los nicaragüenses y la comunidad democrática internacional.

La campaña electoral es para motivar a la gente a votar, pero sobre todo para que pueda escoger y elegir. Y aquí ya se sabe quiénes seguirán siendo presidente y vicepresidenta. Además, los 180 diputados nacionales propietarios y suplentes, y los 40 propietarios y suplentes al Parlamento Centroamericano, ya están designados.

Por eso es que decimos con toda razón y en modo de interrogación, ¿cuál campaña electoral? 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: