LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Carlos Arguello, embajador de Nicaragua en los Países Bajos y representante de Nicaragua ante La Haya. LA PRENSA/Tomado de Internet

¿Cuáles son los argumentos de Nicaragua para reclamar ante La Haya una indemnización por parte de Colombia?

El representante de Nicaragua ante la CIJ insistió que Colombia incumple con "su obligación internacional" de acatar el fallo de 2012. Eso, según el agente, habría provocado daños y pérdidas al país

El representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Carlos Argüello, demandó este lunes 27 de septiembre una indemnización por parte de Colombia por los «daños causados» a través de «las violaciones de sus obligaciones legales internacionales».

«Colombia debe indemnizar a Nicaragua por todos los daños causados por las violaciones de sus obligaciones legales internacionales, incluidos, entre otros, los daños causados ​​por la explotación de los recursos vivos de la zona económica exclusiva de Nicaragua por parte de embarcaciones pesqueras ilegalmente ‘autorizadas’ por Colombia para operar en esa zona», aseguró Argüello.

Lea además: Nicaragua abre ronda de audiencias orales en La Haya en demanda contra Colombia

Este lunes, la defensa de Nicaragua, encabezada por Argüello, abrió la segunda ronda de audiencias orales en el caso de Nicaragua contra Colombia, llamado «Presuntas Violaciones de Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe».

Y es que el agente de Nicaragua acusó al país sudamericano de otorgar permisos a embarcaciones pesqueras para operar en la zona económica exclusiva de Nicaragua, delimitada en la Sentencia de la CIJ el 19 de noviembre de 2012.

Argüello también alegó ante los 15 magistrados del tribunal de justicia internacional que Colombia ocasionó pérdidas y daños a Nicaragua a través de su negativa de no permitir la pesca de embarcaciones nicaragüenses o de otras de otros países autorizados por Nicaragua, en la zona en disputa, por lo que insistió en que el país sudamericano debe pagar.

«La pérdida de ingresos ocasionada por la negativa de Colombia a permitir, o por su disuasión, la pesca de embarcaciones nicaragüenses o embarcaciones de terceros Estados autorizados por Nicaragua y, en general, por los daños ocasionados por sus acciones y declaraciones a la debida explotación de los recursos en la zona económica exclusiva de Nicaragua», aseguró Argüello.

Pide «no repetición de conducta ilícita»

El representante de Nicaragua en La Haya dijo que el monto de la indemnización será «determinado en una etapa posterior del caso».

Argüello sostuvo que Colombia con su conducta ha incumplido su «obligación internacional» de «respetar las zonas marítimas de Nicaragua» delimitadas en el fallo del 19 de noviembre de 2012. Y a la vez con «los derechos soberanos y jurisdicción de Nicaragua en esas zonas».

En consecuencia de lo anterior, el representante de Nicaragua insistió en que Colombia debe «cesar de inmediato» esa conducta «ilícita» en las zonas marítimas de Nicaragua.

«Colombia debe brindar las garantías adecuadas de no repetición de su actos internacionalmente ilícitos, incluso reconociendo formalmente que la frontera delimitada por la Corte en su Sentencia de 19 de noviembre de 2012 será respetada como la frontera marítima internacional entre Colombia y Nicaragua», indicó Argüello.

El litigio entre ambos países se debe a una nueva demanda que interpuso Nicaragua, en noviembre de 2013, en la que solicitó a la CIJ que declare que Colombia violó el derecho internacional por «usar la fuerza en espacios marítimos nicaragüenses, mantener su presencia en las zonas marítimas que fueron adjudicadas a Nicaragua en el fallo de 2012 y expedir el Decreto de 2013 que creó la denominada Zona Contigua Integral».

Lea también: Colombia ante La Haya: «Nicaragua no ha demostrado que Colombia violó derechos soberanos»

En 2012, la CIJ resolvió una disputa abierta desde 2001 y estableció nuevos límites marítimos entre los dos países. La máxima autoridad judicial del derecho internacional otorgó miles de kilómetros cuadrados del territorio marítimo colombiano a Nicaragua y dejó islas colombianas enclavadas en la jurisdicción nicaragüense.

Defensa afirma que Nicaragua no desistirá

En esta jornada, el equipo legal de Nicaragua estuvo conformado, además de Argüello, por el abogado Alain Pellet, el doctor Paul S. Reichler, y el profesor emérito de la universidad de Oxford, Vaughan Lowe.

«Nicaragua también solicita que la Corte se pronuncie y declare que seguirá conociendo el caso hasta que Colombia reconozca y respete los derechos de Nicaragua en el Mar Caribe atribuidos por la Sentencia de la Corte de 19 de noviembre de 2012», sostuvo el agente.

Tras la realización de la primera audiencia de esta segunda ronda de audiencias, según establece el cronograma de la Corte, el miércoles 29 de septiembre Colombia continuará con sus alegatos y el viernes 1 de octubre se cerrarán con los argumentos de Nicaragua.

Colombia: «Nicaragua no dijo nada nuevo»

Al finalizar la audiencia, Carlos Gustavo Arrieta, agente de Colombia ante La Haya, aseguró que Nicaragua no había dicho nada nuevo y que están preparados para seguir defendiendo la postura del país sudamericano. 

«Hoy escuchamos la segunda ronda de Nicaragua. En esencia lo que hizo es repetir lo mismo que en la primera ronda. No dijo nada nuevo (…) Vale la pena por lo menos reconocer que Nicaragua hoy aceptó que Colombia podía hacer presencia en materia de lucha contra el narcotráfico, que no me parece un gran reconocimiento, porque sabemos que Colombia tiene ese derecho, pero por lo menos Nicaragua lo aceptó (…) Pero del resto no pasó nada nuevo, los argumentos son los mismos y estamos preparados para pasado mañana rebatir todos esos argumentos y sustentar nuestros derechos con fuerza y con claridad», señaló Arrieta.

https://twitter.com/CancilleriaCol/status/1442551987845963782

Tensión diplomática

El 1 de septiembre, según medios locales, Duque convocó a la Comisión Asesora de Relaciones Internacionales conformada por los expresidentes Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos, César Gaviria, Ernesto Samper y Andrés Pastrana. El exmandatario Uribe, en el período 2002 a 2010, a través de su cuenta de Twitter confirmó la convocatoria y aseguró la postura de no entregar el mar.

«Es mejor tener 40 años de tensiones diplomáticas que entregar el mar. Siempre se ha permitido la pesca artesanal de personas de Nicaragua», indicó.

El pasado 10 de septiembre, Ortega acusó a Colombia de ser un «estado narcoterrorista» y arremetió contra el expresidente Álvaro Uribe, a quien tildó de ser «títere, terrorista, narcotraficante» y lo acusó de querer robar territorio a Nicaragua. Oficialmente ante estos señalamientos no ha reaccionado la Administración de Duque.

El pasado 28 de julio, el gobierno de Duque llamó a consultas a su embajador en Nicaragua, Alfredo Rangel, en rechazo al arresto de opositores que se ha dado en los últimos meses en el país. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que el llamado del embajador Rangel responde a «la sistemática persecución contra la oposición política, el periodismo y el liderazgo social en Nicaragua».

Además de Colombia, el pasado 21 de junio, los gobiernos de Argentina y México llamaron a sus respectivos embajadores en Nicaragua a trasladarse a sus países para responder consultas sobre el actuar del régimen orteguista en contra de la oposición durante los últimos días, informó un comunicado conjunto publicado por ambos gobiernos.

Posterior a ello, el 9 de agosto, el régimen orteguista llamó a consultas a sus embajadores en Costa Rica, Argentina, México y Colombia, en «reciprocidad», como corresponde con la Convención de Viena ante similares llamados efectuados por esos gobiernos, aseguró Rosario Murillo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: