LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Daniel Ortega y Rosario Murillo. Foto tomada de El 19 Digital

Daniel Ortega recrudece ataques contra obispos y opositores en discurso en honor a Benjamín Zeledón

Dijo que quienes están en la cárcel son quienes dirigían a los terroristas para concretar el golpe de estado contra su gobierno y también llamó terroristas a los obispos

Daniel Ortega atacó este lunes nuevamente a los obispos de la Iglesia católica de Nicaragua, recordando que estos participaron en el intento de diálogo nacional de 2018.

Como ya es habitual en sus discursos, Ortega acusó a los prelados de ser «cómplices de terrorismo» y los descalificó porque, según él, le quisieron quitar su poder para entregárselo a imperialistas.

«Los obispos firmando allí en nombre de los terroristas, sirviendo al imperio en medio de la sangre, de los incendios, en medio del dolor; exigiendo: no pedían, exigían el retiro de las autoridades y que se instalaran los terroristas en el gobierno al servicio de los yanquis», dijo Ortega.

En abril de 2018, el régimen reprimió con brutalidad las protestas civiles que surgieron en rechazo a una reforma a la seguridad social del país.

La represión, que provocó la muerte de más de 320 personas, es conocida y ha sido ampliamente documentada por organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, sin embargo, el mandatario se escuda siempre en el argumento de que hubo «un intento de golpe de Estado».

Los obispos participaron en el primer intento de diálogo, pero se retiraron al ver que no existía voluntad de resolver la crisis sociopolítica que aún persiste en Nicaragua, pero ahora Ortega acostumbra atacarlos en casi todos sus discursos.

Ataques a opositores encarcelados

Ortega manifestó que quienes están en la cárcel son quienes dirigían a los terroristas para concretar el golpe de estado contra su gobierno.

«Los verdaderos responsables del terrorismo no eran los que estaban en los tranques, esos eran también delincuentes, pero los jefes, los que organizaban todo esto, eran los cuello blanco, los que no se ensucian las manos, los que no se ensucian sus zapatillas, los que se sienten intocables. Esos que están procesando ahora son vírgenes puras; son terroristas, son los que organizaron a los terroristas, son los que alentaron, son los que llevaron el documento de los terroristas, de esos obispos que son terroristas también», repitió Ortega en un discurso que duró 45 minutos, en honor a Benjamín Zeledón.

Casi 40 destacados opositores han sido detenidos y están siendo procesados judicialmente, entre ellos siete aspirantes presidenciales. La mayoría de los opositores procesados fueron acusados de «conspirar para cometer menoscabo de la integridad nacional».

En otra parte de su perorata, le pidió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cumplir con el pago de la indemnización ordenada por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en 1986, en caso que ganó Nicaragua por la demanda a Estados Unidos por financiar a la Contrarrevolución en la guerra civil de los ochenta.

«Le digo al presidente Biden que tienen que reconocer el fallo de la Corte y en lugar de estar aceptando, promoviendo agresiones contra Nicaragua, lo que deben es cumplir lo que manda la Corte Internacional de Justicia, indemnizar a Nicaragua», dijo

Lea además: Nicaragua reclama indemnización millonaria a EE.UU. en respuesta al Nica Act

Ortega habló desde su casa familiar y de gobierno, en Managua, junto a su esposa y cogobernante, Rosario Murillo.

Defiende vacunas rusas y cubanas

Ortega también defendió el uso de las vacunas que se fabrican en «países socialistas», haciendo referencia a la vacuna rusa Sputnik y las cubanas Abdala y Soberana. La primera ya se ha aplicando en Nicaragua, como parte de la jornada de vacunación, que en este momento se encuentra en la etapa de inmunización de las personas mayores de 30 años.

La Abdala y la Soberana, fabricadas en Cuba, se aplicarán a menores de 17 años, según indicó el mandatario. Señaló que estas vacunas no son aprobadas (por la OMS) porque no forman parte del negocio del «gran capital», y se fabrican en países socialistas. Sin embargo, lo que se sabe es que estas hasta hace poco hicieron gestiones para ser reconocidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: