LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

El tiste, bebida nicaragüense que se resiste a morir

Tiste

Imagen del libro Cocinando con María Esther. LA PRENSA/ Marlon Martínez Algaba

Empezaremos destacando que la palabra tiste según los estudiosos, proviene del Náhuatl “Textli” que significa cosa molida. Hablar del tiste es hablar de dos granos propios del continente americano y que son parte de la esencia del sabor que nos caracteriza. 

Hemos de recordar que del maíz surgen un sinfín de recetas entre platos fuertes, ensaladas, dulces, sopas, tamales y bebidas. El cacao, por su parte, fue moneda precolombina y en las Crónicas de Indias se menciona en una bebida caliente, amarga y picante que acostumbraban tomar nuestros antepasados.

En esta vorágine de transculturación de refrescos envasados, empezamos a notar que muchas bebibas tradicionales, empiezan a estar en peligro de extinción, por ejemplo el pinol, aunque todos digamos que somos pinoleros, la verdad es que ya muy pocos toman el pinol o en menor grado de peligro el pinolillo. Quizás el tiste subsiste con mayor presencia por ser el acompañante por excelencia del quesillo, una de las recetas más importantes de nuestra gastronomía y que aún goza de un alto consumo por ser una propuesta de comida rápida con buen sabor, saciadora y a un costo accesible.

Es importante destacar que existen dos versiones del tiste, la primera es la mezcla del maíz con el cacao y la segunda, es a base de tortillas sobrantes del día anterior molidas con el cacao.  En ambos casos se le agrega especias como canela, clavo de olor y pimienta dulce.  En épocas pasadas le agregaban un toque de achiote.

Y ahora sí, a la receta: “Te fuiste tiste”.

Tiste

Ingredientes:

1 libra de maíz blanco seco
½ libra de cacao
10 clavos de olor
25 granos de pimienta dulce
canela en rajas al gusto

Para la masa:

3 ½ tazas de agua
el molido

Agua y azúcar para la bebida

Tiste
Imagen del libro Cocinando con María Esther. LA PRENSA/ Marlon Martínez Algaba

A fuego medio en un comal o paila tueste el maíz, removiendo de vez en cuando por aproximadamente 10 a 12 minutos hasta que dore parejamente.  Coloque en una superficie seca y limpia y deje enfriar completamente.

A fuego moderado, en un comal o paila tueste el cacao removiendo de vez en cuando por unos ocho minutos o hasta que el grano empiece a saltar y se observe un óvalo negro en el centro de la cáscara.  Pase a una superficie seca y limpia y deje enfriar complemente.  Coloque un grano de cacao sobre los dedos índice y medio y ejerza una ligera presión con el dedo pulgar para descascarar y haga lo mismo con el resto del cacao.

Mezcle el maíz con el cacao y agregue las especias.  Muela fino. 

A la harina resultante agregue las 3 ½ tazas de agua y amase bien.  Forme cilindros de 4 pulgadas de largo por dos pulgadas de diámetro y deje reposar 10 minutos mínimo.  Luego bata en agua con azúcar al gusto.  Sirva con hielo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: