LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

reforma fiscal

LA PRENSA/Wilmer Lopez

Tres impuestos que están permitiendo al régimen de Ortega conseguir cifras históricas en la recaudación este año

Números del Ministerio de Hacienda y Crédito Público revelan crecimiento histórico en la recaudación de impuestos en términos nominales. Estos son los impuestos que más están aportando

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Luego de tres años difíciles para las finanzas del régimen de Daniel Ortega, estas se han visto fuertemente «oxigenadas» no solo por los préstamos y donaciones que están llegando desde el exterior, especialmente facilitados por los organismos financieros internacionales, sino también porque los ingresos por recaudación de impuestos están registrando un fuerte crecimiento en todos los campos.

Una nueva actualización del Ministerio de Hacienda y Crédito Público sobre la evolución de la recaudación de impuestos revela que hasta julio los ingresos en términos nominales (sin excluir el efecto de la inflación) por esta vía sumaron 55,753.8 millones de córdobas, es decir 12,633 millones de córdobas más comparado con igual periodo del año pasado.

Inclusive si ese nivel se compara con el 2019, antes del impacto de la pandemia, hay un aumento también significativo. Hasta julio de ese año Hacienda reportaba 44,147.3 millones, es decir 11,606 millones de córdobas menos respecto a lo reportado este año.

En términos porcentuales, el Gobierno registra un aumento este año de 29.29 por ciento la recaudación de impuesto, lo que coincide con las tasas de recuperación que casi todas las actividades económicas han exhibido comparado con el 2020, que fue pandémico. El Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) crece hasta julio 9.7 por ciento, según datos del Banco Central de Nicaragua.

Tal ha sido el incremento, que lo recaudado hasta julio de este año equivale al 81.20 por ciento de los 68,661.7 millones de córdobas que el Ejecutivo consiguió en todo el 2017, previo al estallido de la crisis sociopolítica en abril del 2018, que desembocó en tres años de recesión, que redujeron casi en un 10 por ciento la economía, aumento del desempleo y más pobreza.

Lea además: Por qué el régimen de Ortega debe derogar de urgencia las leyes del Gran Canal para proteger las reservas internacionales del BCN

¿Hay un efecto rebote en el aumento de la recaudación? No, necesariamente. Según los números de Hacienda, el año pasado hasta julio los ingresos por recaudación de impuestos sumaban 43,121.2, ligeramente inferior a los 44,147.3 millones de córdobas en igual periodo del 2019. Es decir una reducción de apenas 2.32 por ciento. El efecto rebote ocurre cuando la tasa de crecimiento de un periodo se compara con otro que está en descenso profundo.

Pero cabe mencionar, no obstante, que el dinamismo en la recaudación de impuestos este año proviene de una economía que aún no ha podido recuperar más de 155,000 empleos y apenas unos 35,000 han podido colocarse de nuevo en el mercado del trabajo.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional actualizaron sus previsiones para Nicaragua, cuyas tasas están muy por encima de lo pronosticado inicialmente. El BM espera un repunte de 5.5 por ciento y el Fondo 5 por ciento.

Los impuestos que más aportan

Pero más allá de ello, ¿cuáles son los impuestos que más están creciendo?, ¿cómo se comporta el impuesto que grava a las empresas y los trabajadores?, ¿y el del consumo?

Los números oficiales muestran que todos los impuestos están creciendo casi al mismo ritmo: el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto sobre la Renta (IR) y el Impuesto Selectivo al Consumo, así como los Impuestos sobre comercio y transacciones internacionales.

El Impuesto sobre la Renta, que pagan principalmente las empresas y trabajadores, hasta julio había contribuido con 24,816.5 millones de córdobas, es decir 4,833.9 millones de córdobas más que el año pasado, lo que permite una tasa de crecimiento de 24.19 por ciento.

En segundo lugar se encuentra el Impuesto al Valor Agregado, que sumó 19,214 millones de córdobas, es decir 5,196 millones de córdobas más que el año pasado en igual periodo. Esto significa un aumento de 24.04 por ciento respecto a los 14,018 millones de córdobas a julio del 2020.

Dentro del IVA, según muestran cifras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el que más está creciendo es el gravamen que se aplica a los productos importados, con un aumento de 37.93 por ciento respecto a igual periodo del año pasado. Este impuesto le ha aportado 12,815 millones de córdobas al Estado, es decir 3,524 millones más que en el 2020 al séptimo mes.

Esto «obedecería al impulso a las importaciones de bienes gravados por el IVA que resultaría de la recuperación de la demanda interna», indicó en su momento un economista en un análisis reciente.

Un ritmo similar exhibe el IVA que se recauda a nivel interno, el cual crece 35.40 por ciento. Este ha contribuido con 6,399.2 millones de córdobas, superior a los 4,726 millones de córdobas en similar lapso del año pasado. Sobre este punto, el analista dijo que el dinamismo en este impuesto obedece a la recuperación de la economía y su impacto en la demanda interna.

De hecho, el IMAE del comercio crece hasta julio 17.2 por ciento y el de Hoteles y Restaurantes, que también es un sector clave recaudador de IVA doméstico, punteaba 2.7 por ciento, que es una tasa positiva luego de tres años seguidos de caída.

Lea también: A tres meses de terminar el 2021, ¿qué se sabe sobre «la salud» del INSS, en agonía desde hace ocho años?

También los selectivos

Igualmente el Impuesto Selectivo al Consumo creció a julio 26.12 por ciento, al aportar al erario 9,541 millones de córdobas, por encima de los 7,564.9 millones de córdobas en similar lapso. Esto permitió al régimen captar 1,976 millones de córdobas adicionales, según números de Hacienda.

Dentro del ISC se encuentran productos como ingresos provenientes de derivados del petróleo, aguardiente y rones, cerveza, ISC importado y otros selectivos.

Y finalmente los Impuestos sobre comercio y transacciones internacionales, si bien es de los que poco aporta, es el que reporta la mayor tasa de crecimiento, con un repunte de 45.10 por ciento. En concreto, aporta 1,827.5 millones de córdobas, superior a los 1,259.7 millones de córdobas, eso significa 567.8 millones de córdobas.

Este fuerte crecimiento, que se viene exhibiendo desde la primera mitad de este año, ha permitido al régimen de Daniel Ortega acumular mayores depósitos en el Banco Central de Nicaragua, colocándose como la primera Administración que más dinero guardado tiene en las bóvedas del máximo emisor bancario.

Solo la recaudación hasta junio, le permitió al Gobierno, junto con las donaciones y sin incluir los préstamos y colocaciones internas, financiar el «115.4 por ciento de su gasto total (dentro del Presupuesto General de la República) con sus ingresos totales. El hecho de que los ingresos totales del Gobierno hayan superado el gasto total en 15.4 por ciento significa que obtuvo un superávit presupuestario que alcanzó los 7,132 millones de córdobas», dijo el economista.

«En términos generales, puede decirse que el Gobierno logró financiar, con el incremento de sus ingresos totales, la planilla salarial y sus gastos operativos priorizados, cumplir con sus obligaciones financieras y las transferencias corrientes de ley, y encima de eso, financiar en su totalidad el fuerte incremento observado del gasto de capital, el cual estaría sirviendo como una palanca para impulsar la recuperación de la actividad económica. Además de eso, logró generar un superávit presupuestario considerable», agregó.

Cuando se sumaron los préstamos, esto permitió que el remanente aumentara a 14,013.6 millones de córdobas «para ser destinados al financiamiento interno neto, un monto 489.3 por ciento superior al registrado al segundo trimestre de 2020».

Después de descontar las obligaciones del Gobierno con el servicio de la deuda, le quedó «un remanente de 12,585.6 millones de “aumento de disponibilidades”, los cuales fueron destinados principalmente a ser transferidos al Banco Central para aumentar los depósitos del Gobierno en esta entidad y apuntalar así la posición de reservas monetarias
internacionales», precisa el economista, con datos hasta junio. Es decir que estos se agregarán el remanente que se genere hasta julio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: