LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como «el nuevo Chipote», donde se encuentran al menos 30 opositores presos. LAPRENSA/Archivo

Familiares de presos políticos: los obligan a estar en silencio total; unos permanecen con luz y otros en la oscuridad

En esta segunda visita, los familiares constataron que persisten las condiciones de tortura y violación a los derechos humanos de los presos políticos

Pasaron más de cuarenta días desde la primera visita, para que las autoridades permitieran a los familiares de los 33 presos políticos que permanecen en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como el nuevo Chipote, volver a ver a sus seres queridos y constatar las múltiples formas de torturas y el irrespeto a los derechos humanos que estos continúan sufriendo. Pero también saben que, pese a esas condiciones extremas que están enfrentando, ellos mantienen inquebrantable su convicción y su espíritu de lucha.

En la DAJ permanecen 33 presos políticos, de los 37 que ha encarcelado el régimen desde finales de mayo, y que cumplen entre 138 y 23 días de estar privados de libertad.

A diferencia de la primera visita, a finales de agosto, que fue de media hora, en esta ocasión la estadía promedió las dos horas. Sin embargo, los familiares relataron en una entrevista al programa Esta Noche, el acoso que sufrieron y las revisiones extremas que les realizaron antes de ingresar a la visita, pese a que no se les permitió llevar nada para sus familiares.

«Los presos políticos están con hambre, siguen bajando de peso. En el caso de Juan Sebastián (Chamorro) perdió en el último mes siete libras más. Ya ha perdido 33 libras en cuatro meses, lo cual nos tiene muy preocupados… La comida parece que es muy poca y con poco balance nutritivo y eso explica la pérdida de peso», dijo Victoria Cárdenas, esposa del precandidato presidencial que está preso desde el 8 de junio.

Berta Valle confirmó que su esposo, el precandidato Félix Maradiaga, también sigue perdiendo peso.

Maradiaga está detenido desde el 8 de junio y en su caso, según Valle, ha perdido 45 libras en los 128 días que lleva recluido en las celdas del nuevo Chipote. Aunque durante los primeros 70 días permaneció aislado, ahora está acompañado de otro preso político.

Le puede interesar: Max Jerez se enteró de la muerte de su mamá hasta este miércoles

Presos políticos siguen sin recibir sol

En el caso del excanciller Francisco Aguirre Sacasa —capturado el 28 de julio—  su hija, Georgie Aguirre, expresó con preocupación que su padre, de 77 años, ha bajado unas 25 libras. Está pesando 144 libras, cuando su peso siempre ha rondado las 170 libras. Él le pidió a su esposa y un sobrino que lo visitaron que sigan haciendo esfuerzos para liberarlos, porque de no hacerlo la permanencia de ellos en prisión puede prolongarse demasiado.

Lesbia Alfaro, madre del líder estudiantil Lesther Alemán, expresó su preocupación por la pérdida de peso de su hijo, que en promedio ha sido de 138 libras y ha bajado unas 30 libras, se ve deshidratado. Y aunque lo vio en mejor condición que en la primera visita, cuando apenas podía mantenerse en pie, sigue preocupada porque no le informan cuál es el padecimiento que le están tratando. Solo sabe que lo están medicando. Alemán está detenido desde el 5 de julio.

Lea también: Familiares logran ver por primera vez a opositores detenidos desde hace meses en el Chipote

En las diversas entrevistas que han brindado, los familiares de los presos políticos han coincidido en que los encontraron muy pálidos por la falta de exposición al sol. Ellos les confirmaron que solo los sacan una vez a la semana o cada diez días durante media hora.

La esposa de Juan Sebastián Chamorro confirmó que él ahora está acompañado de dos presos y en una celda que tiene condiciones mínimas. La toalla que le permitieron ingresar la usa como almohada o para cobijarse cuando hay frío.

Los presos tienen que estar en silencio total

Ana Margarita Vijil y otras de las mujeres presas permanecen solas en sus celdas. Sin embargo, algunas de ellas tienen puertas de barrotes y eso les permite al menos ver a las personas que se movilizan cerca de la celda. Vijil está presa desde el 13 de junio.

«Pero en el caso de Tamara (Dávila) está sola en su celda y, además, en una celda empernada. Es decir, que la puerta de la celda está totalmente clausurada para que no pueda tener ni siquiera contacto visual con su alrededor. Su único contacto con el exterior es un pedazo de techo que no tiene zinc y le permite ver si es de día o de noche», dijo su hermana Ana Lucía Álvarez. Dávila está en el Chipote desde el 12 de junio.

Y aunque a partir de la visita anterior, algunos de los presos ya no están aislados, sino en compañía de otros reos políticos, en general todos tienen prohibido hablar entre ellos. La regla es permanecer totalmente callados y para garantizarlo colocan custodios permanentes en las puertas de las celdas. Cuando se viola la regla hay diferentes formas de castigo, entre ellas la reducción del acceso al agua.

Le puede interesar: «Él no sabe qué medicinas está tomando y eso le da mucha angustia». Esposa de Juan Lorenzo Holmann logró visitarlo en el Chipote

Las autoridades han mandado a cerrar los portones a los familiares y abogados defensores de los reos políticos. En la imagen, familiares de Marcos Fletes y Walter Gómez se presentaron al Complejo Evaristo Vásquez (el nuevo Chipote) para indagar sobre su paradero, pero no fueron atendidos. LA PRENSA.

Unos con luz permanente y otros en completa oscuridad

Al líder estudiantil Alemán también lo cambiaron de celda. Un primer médico que lo atendió le dijo que tenía problemas de trombosis. Pero, luego otro médico atribuyó sus malestares a un problema de claustrofobia y al estrés por el encerramiento, por eso lo pasaron a una celda donde puede tener más movimiento.

Mientras unos presos políticos deben enfrentar lo que implica que la luz de las celdas permanezca encendida durante 24 horas al día, otros enfrentan oscuridad total.

«En el caso particular de Dora (María Téllez) una forma de tortura específica hacia ella y hacia otras personas que están también ubicadas en celdas cercanas es la oscuridad, ellas pasan sin luz todo el tiempo. Hay personas que han manifestado que les encienden la luz constantemente, pero en el caso de Dora ha manifestado que ella más bien pasa en la penumbra todo el tiempo», dijo Ana Lucía Álvarez, pariente de la exguerrillera sandinista, y de Ana Margarita Vijil y Tamara Dávila. Téllez está presa desde el 13 de junio.

Otra forma de tortura e intimidación que persiste en las celdas del nuevo Chipote son los constantes y extensos interrogatorios diarios. Algunos de los detenidos han contado hasta 16 personas diferentes que los ha interrogado.

La Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN) informó que el líder universitario y preso político Max Jerez se enteró hasta este miércoles 13 de octubre del fallecimiento de Heidi Meza Torres, su mamá. La muerte de la progenitora de Jerez ocurrió hace casi un mes, el 17 de septiembre último, y la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo no accedió a que el joven opositor asistiera a sus funerales.

Max Jerez y su mamá, Heidi Meza Torres. Foto cortesía

¿Cuál fue el delito que cometió?

Marcos Fletes —en palabras de su hermano Pablo Fletes— se encuentra batallando con la diabetes, las malas condiciones de la celda donde está recluido y sufriendo dolores musculares por dormir en una colchoneta sobre una cama de concreto.

El pasado lunes, Pablo pudo visitar a Marcos, quien ya tiene 139 días encerrado. “Me sigue preocupando su pérdida de peso. Por la mala alimentación que recibe, ha perdido 45 libras. Su piel está extremadamente blanca por el encierro, ya que solo reciben luz por medio de una bujía que pasa encendida las 24 horas del día en la celda”, contó su hermano a través de las redes sociales.

Lo peor de todo es que Marcos —de acuerdo con su hermano Pablo—, el único delito que cometió fue trabajar varios años como contador financiero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), que dirigió Cristiana Chamorro Barrios, quien también se encuentra detenida en condición de casa por cárcel.

El mismo día que arrestaron a Marcos Fletes, el 28 de mayo pasado, también fue detenido Walter Gómez, quien era administrador de la FVBCH.

Mantienen su demanda de llevar alimentos y frazadas

«Esto es lo que más me preocupa (los constantes interrogatorios) porque se convierten en una tortura psicológica que sumada a las condiciones físicas en las que están, atormentan a nuestros familiares», señaló Valle.

Los familiares de los presos políticos siguen demandando que se les permita llevarles al menos un tiempo de comida al día; también el ingreso de frazadas, porque ya inició la época de frío. En el caso de Juan Sebastián, su esposa dijo que la toalla que le permitieron ingresar la usa como almohada o para abrigarse.

Lea además: Estado de Nicaragua no asiste a la audiencia pública convocada por la Corte IDH

Otra de las demandas de los familiares de los presos políticos es que se regularicen las visitas de las familias de acuerdo con la periodicidad que los privados de libertad tienen derecho.

También, las reuniones privadas con los abogados defensores, ya que han pasado más de cuatro meses desde las primeras detenciones y todos los presos políticos siguen en total indefensión, sin acceso a sus abogados y desconocen el estado de sus procesos, ya que desde la primera visita que se permitió a finales de agosto y principios de septiembre, no han tenido nuevas audiencias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: