LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Boston listo para tumbar otro pronóstico adverso ante los Astros a partir de hoy

En los Medias Rojas no creían ni en Boston, pero el equipo ha tumbado a quien se le ha puesto enfrente y planea hacer lo mismo con Houston

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Cuando a dos especialistas en beisbol del diario Boston Herald les solicitaron sus predicciones sobre los Medias Rojas para la temporada 2021, no fueron muy optimistas. Jason Mastrodonato anticipó un balance de 78-84. Steve Hewitt fue un poco menos pesimista: 84-78, pero siempre en el cuarto lugar del sector Este, como indicaba su colega.

Los seis expertos en beisbol del Boston Globe tampoco dejaron de ver el futuro del equipo con incertidumbre. Para ninguno de ellos, los Medias Rojas tenían algún chance de saltar a los playoffs. «Todos miraban ganar la División Este a los Yanquis y detrás a Toronto y Tampa», señaló Andrew Mahoney luego de revisar lo publicado en marzo pasado.

Y fuera de la ciudad de Boston no fue distinto. ESPN tomó a 37 de sus especialistas, entre ellos escritores, columnistas, investigadores, editores y comentaristas, y los consultó sobre quién ganaría el sector Este. Treinta apostaron a los Yanquis, cuatro a Toronto y tres a Tampa. Se votó por nueve equipos para comodines, ninguno fueron los Medias Rojas.

De igual manera sucedió con los expertos de MLB.com, Baseball America y Sports Illustrated, entre otros. Ninguna publicación de estas especializadas en beisbol, situó a los Medias Rojas más allá del cuarto puesto y con balances muy negativos. Pero en lugar de eso, la tropa de Boston va esta noche a la Serie de Campeonato contra los Astros.

Y todos ellos tenían sólidos argumentos para no creer en los Medias Rojas, un equipo que había concluido el 2020 en el último lugar del Este de la Liga Americana con 24-36, que no hizo transacciones que se proyectaran como de gran impacto y que iniciaba la temporada con varias figuras esenciales en la lista de lesionados, entre ellas Chris Sale.

Pero una vez más, la realidad es más sorprendente que la imaginación y los Medias Rojas no solo se han dedicado a burlarse de los pronósticos, sino que han ido derribando a los dudosos e ilusionando a sus seguidores, después de tumbar a los Yanquis en el juego de comodines y destronar al monarca de la liga, Tampa Bay, en la Serie Divisional.

¿Y saben qué? Tampoco ahora los Medias Rojas son favoritos para derrotar a los Astros en la batalla por el banderín del joven circuito que se pondrá en marcha hoy a las 6:07 de la tarde en el Minute Maid Park de Houston. Sin embargo, la tropa de Boston ha demostrado que le tiene sin cuidado ese detalle, mientras se dedica a ganar.

Los Medias Rojas contaron este año con la madurez y consistencia del todavía chavalo Rafael Devers, quien se volvió el líder, sin pretenderlo, de una alineación que ahora luce muy fuerte con J. D. Martínez y Xander Bogaerts, más el siempre dinámico Kike Hernández, Hunter Renfroe y Kyle Schwarber, más otros bateadores muy oportunos.

A los lanzadores los ha liderado Nathan Eovaldi, con valiosos aportes de Eduardo Rodríguez, Tanner Houck y Nick Pivetta, mientras se espera la recuperación total de Sale, más un bullpen que ha sido bien administrado y que ha lucido magnífico bajo el mando de Alex Cora, quien regresando tras una suspensión, ha logrado amalgamarlos a todos.

Los Astros (95-67) son un gran equipo. Tuvieron la mejor ofensiva en la Liga Americana, al anotar 863 carreras y con el mejor balance en permitidas y anotadas (diferencial) de +205. Carlos Correa, José Altuve, Michael Brantley, Yuli Gurriel, Kyle Tucker, Alex Bregman y Yordan Álvarez es una alineación terrible que pondrá a prueba al pitcheo de Boston.

Los Astros están preocupados por dificultades en el antebrazo de su «as» Lance McCullers Jr., mientras el dominicano Framber Valdez (11-6 y 3.14) se alista para subir a la colina en este primer juego contra Eovaldi (11-7 y 3.79) pero con 1.93 en esta postemporada. Así que la batalla está planteada y los Medias Rojas tienen un nuevo reto enfrente.

Y no son favoritos, lo que al parecer, hace que extraigan lo mejor de sí. Vamos a ver si continúan de esa forma ante los Astros en la Serie de Campeonato.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: