LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Jonathan Loáisiga viene de una gran temporada y debe ganar más dinero en el 2022 siempre y cuando no haya huelga. LA PRENSA/ARCHIVO

Los millones de dólares que Jonathan Loáisiga perdería con la huelga en las Grandes Ligas

El nica registró una campaña estupenda con los Yanquis y de acuerdo al sitio especializado Spotrac, debe conseguir un importante incremento salarial en 2022.

En ruta hacia su primer año de arbitraje, Jonathan Loáisiga va a conseguir un aumento significativo a su salario como lanzador de Grandes Ligas. Después de un año en el que brilló entre los mejores relevistas del beisbol, Loáisiga podría pasar de los 595,800 dólares que devengó en este 2021, a 1 millón 750 mil dólares, de acuerdo a las proyecciones del sitio especializado en el tema, Spotrac.

Sin embargo, eso podría quedar en el aire si se materializa una inminente huelga para el 2022, debido a la falta de un nuevo convenio laboral entre las Grandes Ligas y el Sindicato de Peloteros, que sustituya al actual acuerdo que llegará a su final el 1 de diciembre próximo a las 11:59 de la noche, tiempo del Este de los Estados Unidos, que marcha dos horas adelante respecto a la hora nica.

De acuerdo a Ronald Blum de la agencia AP, las negociaciones han estado en marcha desde la primavera pasada y las dos partes consideran que la otra de ellas, no ha planteado un propuesta que propicie un nuevo convenio, por lo que se estima que a partir del 2 de diciembre podría ponerse en marcha el noveno paro laboral en las Grandes Ligas y el primero en los pasados 26 años.

La última huelga en las Mayores inició el 11 de agosto de 1994. Los peloteros decidieron no seguir jugando en rechazo a las intenciones de los dueños de establecer un tope salarial y replantear el sistema de la agencia libre. Se estimó que se podría negociar y al cabo de un mes reanudar la temporada y jugar los playoffs, pero el 14 de septiembre la MLB anunció la cancelación de la campaña.

Fue necesaria la intervención del Gobierno del presidente Bill Clinton y en el proceso resultó determinante el papel de la boricua Sonia Sotomayor, entonces jueza del Tribunal de distrito del sur de Nueva York, quien emitió una resolución en contra de los dueños, quienes apelaron buscando la nulidad del fallo, pero la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito, ratificó la orden de Sotomayor.

Afectó a Dennis Martínez

Esa huelga de 1994, que duró 232 días y canceló la Serie Mundial por primera vez en 90 años, significó la segunda vivida en su carrera por Dennis Martínez, quien para entonces representaba a los peloteros de los Indios de Cleveland en el sindicato de jugadores. Antes en 1981, Martínez también se vio afectado por un huelga que le pudo haber privado de una campaña de 20 triunfos.

La huelga de 1981 no fue tan extensa como la de 1994. Duró del 12 de junio al 31 julio y se debió al rechazo de los jugadores a la petición de los dueños, quienes deseaban se les recompensara por la pérdida de los agentes libres. Lo que se logró al final, fue que a los equipos que perdían el agente libre, se le diera un cupo compensatorio para elegir en el draft y 49 días después, se terminó el paro laboral.

Ese año, Dennis iba en medio de una estupenda temporada con los Orioles y terminó entre los máximos ganadores de la Liga Americana con 14-5 y 3.32. También conquistaron 14 triunfos Jack Morris (14-7 y 3.05) de los Tigres, Steve McCatty (14-7 y 2.33) de los Atléticos y Pete Vuckovich (14-4 y 3.55) de Milwaukee. Incluso, el máximo ganador en la Liga Nacional fue Tom Seaver (14-2 y 2.54) de los Rojos.

Te puede interesar: Ranking de los ocho más grandes goleadores del futbol nicaragüense

Martínez terminó quinto en la votación para el premio Cy Young del joven circuito, ganado por Rollie Fingers de los Cerveceros con 6-3 y 1.04, más 28 juegos salvados. El nica se vio privado de al menos nueve aperturas durante la huelga, las que pudieron haberle permitido llegar a 20 triunfos. Sin embargo, el granadino se ha expresado siempre con orgullo de haber participado en dichas protestas.

En la temporada de 1994, Martínez llevaba 11-6 y 3.52 con Cleveland cuando se dio la huelga y ese año se perdió de al menos diez aperturas, que obviamente tuvieron su repercusión ese año y también en su carrera, que al final quedó en 245 triunfos, una cifra que se mantuvo como récord para lanzadores latinos durante 20 años, hasta que fue superada por Bartolo Colón en la campaña de 2018.

De acuerdo con Bloom, la incertidumbre sobre lo que puede pasar con la temporada del 2022 probablemente causará que los equipos que generalmente gasta mucho dinero, posterguen sus negociaciones con peloteros de primer nivel. Los agentes libres comienzan a negociar en el sexto día posterior a la Serie Mundial, sin embargo, en esta ocasión, a lo mejor habrá mucha cautela al respecto.

Entre los nombres más prominentes que buscan salarios fuertes a través de la agencia libre están Carlos Correa de los Astros, Corey Seager de los Dodgers, Freddie Freeman de los Bravos, Max Scherzer de los Dodgers, Trevor Story de los Rockies, Marcus Semien de los Azulejos, Kris Bryant de los Gigantes, Anthony Rizzo de los Yanquis y Kevin Gausman de San Francisco. Así que hay mucho plata ahí.

No obstante, habrá que esperar qué sucede, pero las posibilidades de un nuevo convenio antes del 1 de diciembre, se han disipado, mientras se prevé la cancelación de los entrenamientos primaverales, a menos que haya una intervención de más allá del beisbol y obligue a las partes a buscar un acuerdo a fin de que el beisbol de las Grandes Ligas esté en el sitio que le corresponde: el terreno de juego.

Una situación similar se vivió en la temporada 1989-90, cuando la falta de progreso en las negociaciones, como ahora, tornó inminente otra huelga. El convenio venció el 31 de diciembre de 1989 y los dueños anunciaron el 9 de enero de 1990 que la huelga iniciaba el 15 de febrero. Sin embargo, las negociaciones se aceleraron y el 1 de marzo se alcanzó un acuerdo, mientras la campaña inició el 9 de abril.

Los equipos desean ahora, que se elimine el arbitraje salarial y que se permita a los jugadores ser agentes libres al final de una temporada tras cumplir 29 años y medio, en lugar de acumular las seis temporadas de servicio, criterio que ha estado vigente desde 1976. También desean un tope menor en el impuesto de lujo y un gasto mínimo en la nómina, algo a lo que los peloteros se han resistido durante décadas.

De igual manera los peloteros rechazan la disminución que ha sufrido el salario promedio en las Ligas Mayores. Pasó de 4,097,122 millones de dólares en 2017 a 3,881,021 millones de dólares en 2020. Y de acuerdo a las nóminas del día inaugural de la temporada 2021, se calcula que la reducción llegará a 3,7 millones tras la actual campaña. De tal modo que una nueva huelga, parece cuestión de tiempo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: