LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

gremio médico nicaragüense

El gremio médico ha sufrido olas de despidos, por no plegarse a los intereses del régimen Ortega Murillo. Ahora están en juego las personerías jurídicas de las asociaciones médicas independientes. LA PRENSA/ Archivo

Médicos nicaragüenses «celebran» su día entre el luto y el exilio

2021 marca otro año sombrío para el gremio: muchos han tenido que huir por represalias del régimen y otros perdieron la batalla contra la covid-19

Este año los médicos nicaragüenses celebraron su día más agotados que nunca. Físicamente desgastados por el cansancio que provoca la atención de sus pacientes en medio de las medidas de prevención y restricciones por la pandemia que inició en marzo de 2020; emocionalmente abatidos por la pérdida de colegas, amigos y en algunos casos hasta de familiares. Según reportes del Observatorio Ciudadano, 228 trabajadores de la salud han fallecido durante la pandemia, entre ellos 123 médicos.

A esto se suma que muchos se encuentran en el exilio, ya que desde el 2018 el régimen Ortega Murillo comenzó a perseguir y a acosar a los médicos que desafiaron las órdenes del Ministerio de Salud (Minsa) y atendieron a las víctimas de la represión en las protestas.

La persecución y acoso incrementó con el inicio de la pandemia; ante la falta de una estrategia para enfrentar y prevenir la propagación de la covid-19, varias organizaciones médicas asumieron un rol de liderazgo, información y cuido de la población. Fueron estas organizaciones las que promovieron la prevención, orientaron a la población y atendieron a muchos contagiados incluso gratis y exponiéndose sin querer al contagio, por la falta de recursos para el Equipo de Protección Personal. Esto provocó que a muchos los amenazaran con suspenderles el código que les permite ejercer la medicina.

Desde hace setenta años, cada 26 de octubre en Nicaragua se celebra el Día del Médico, en conmemoración del natalicio del doctor Luis H. Debayle, fundador de la cirugía en Nicaragua. Según el decreto presidencial de 1950 que instituyó la celebración, la labor del doctor Dabayle como maestro, científico y literato lo hicieron merecedor de ese reconocimiento nacional. Pero ya van cuatro años de mala racha para el sector salud y este año ha sido más difícil aún encontrar algo de energía para celebrar.

Lea también: Minsa cita a médicos para cuestionarles sobre sus declaraciones por la pandemia y «recordarles» la Ley de Ciberdelitos

Perseguidos y acosados desde 2018

Otros médicos fueron despedidos de los centros de asistencia pública o amenazados con cárcel. Pero el acoso no fue solo individual, también se hizo con las organizaciones. Este año, la Asamblea Nacional despojó de su personería jurídica a más de una docena de asociaciones médicas; también se les confiscaron sus bienes.

Representantes de dichas asociaciones han expresado que más allá del daño que les provocaron, el más afectado es el pueblo nicaragüense porque con el cierre de estas organizaciones muchas poblaciones vulnerables dejaron de recibir los servicios que estas les proporcionaban.

También, porque profesionales del sector que carecen de recursos para participar en congresos y capacitaciones a nivel internacional ya no contarán con el apoyo que estas organizaciones les daban. Esto implica que no podrán actualizarse ni estar al día con los avances de la medicina para brindar mejor atención a sus pacientes.

Toda esta persecución y acoso obligó a muchos médicos y otros profesionales de la salud a abandonar el país. Sin embargo, desde el exilio siguen pendientes del desarrollo de la pandemia y el avance de las jornadas de vacunación.

Puede leer también: Covid-19 no da tregua en Nicaragua: UMN reporta casi dos mil llamadas para atención médica en los primeros 20 días de agosto

Celebran su día desde 1950

Como en los últimos setenta años, este 26 de octubre los médicos de Nicaragua celebraron su día, pero de una forma diferente. Algunos usaron sus redes sociales para recordar su compromiso con la salud y la vida, y otros para recordar a sus amigos y colegas que se han sumado a las víctimas de la pandemia.

De acuerdo con los registros del Observatorio Ciudadano, desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020, han fallecido 228 trabajadores de la salud. Entre ellos:

  • 123 médicos
  • 39 enfermeras
  • 21 trabajadores administrativos
  • 11 de laboratorio
  • 9 odontólogos
  • 4 visitadores médicos
  • 21 de otras áreas del sector salud

Lea también: Médicos de Iberoamérica y del Caribe respaldan al gremio nicaragüense ante represión del régimen

Funeral de la doctora Valeria Dávila, quien trabajaba en el Hospital España de Chinandega. Foto tomada de las redes sociales.

Emotivos entierros a sus colegas

Por su parte organizaciones médicas reportan que al 17 de septiembre habían fallecido 113 médicos. De estos casos la mayoría se registró en septiembre de este año. Ese dato coincide con la cantidad de fotos y videos de emotivas despedidas que personal de distintos hospitales realizó a compañeros de labores que perdieron la batalla contra la covid-19.

Entre las dos últimas semanas de septiembre y las dos primeras de octubre, un recuento realizado por LA PRENSA encontró al menos una docena de publicaciones relacionadas con homenajes realizados a médicos fallecidos.

Entre las imágenes más emotivas sobresalieron las de la despedida que le realizaron a la doctora Valeria Dávila, del Hospital España de Chinandega. A medianoche, hombre vestidos con trajes especiales, botas y guantes sacaron el ataúd para entregarlo al vehículo que lo trasladó hacia el cementerio.

En septiembre, esa imagen se repitió en hospitales de varias ciudades del país. En muchos casos la causa de muerte que se plasmó en las actas de defunción no fue la covid-19. Pero el hecho de realizar los entierros de forma inmediata tras la muerte y en muchos caso en horas de la noche confirma esta realidad.

Los médicos esperan que para la próxima celebración de su día, la pandemia haya sido controlada. También desean que el acoso y la represión del régimen haya cesado, para que muchos que están en el exilio puedan volver y retomar su servicio a favor de la población.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: